23 May 2019 - 3:07 a. m.

Otro país levanta la prohibición de la caza de elefantes

El gobierno de Botsuana defendió la decisión y argumentó que las poblaciones han aumentado y que los medios de subsistencia de los agricultores están viéndose afectados.

-Redacción Medio Ambiente / AFP

Este miércoles el gobierno de Botsuana anunció que iba a levantar la prohibición de la caza de elefantes. Defendió la decisión con el argumento de que las poblaciones de estos animales han aumentado y de que los medios de subsistencia de los agricultores están viéndose afectados. Una medida que, sin duda, provocará una reacción negativa por parte de los ecologistas y defensores de los animales. (Lea: Bajo presión de caza furtiva, los elefantes están perdiendo sus colmillos)

En 2014 se había dado la prohibición de la caza de estos animales. Fue una medida impulsada por el entonces presidentes, Ian Khama. Sin embargo, los diputados del Partido Democrático de Botswana (PDB) en el poder han presionado para revocar la prohibición, alegando que las poblaciones se han vuelto incontrolables en algunas áreas.

El año pasado Mokgweetsi Masisi asumió como presidente del país africano y, desde que asumió el cargo, tomó distancia con la política de defensa de la fauna salvaje iniciada por su predecesor. Cinco meses después inició una revisión pública de la medida. 

Por medio de un comunicado el ministerio de Medio Ambiente anunció que "Botsuana ha tomado una decisión de levantar la suspensión de la caza". Añadió que la medida surgió después de una revisión por parte del gabinete, en la que encontró que "el conflicto entre humanos y elefantes ha aumentado en número e intensidad y afectan cada vez más en los medios de subsistencia". (Le puede interesar: Australia se opondrá a petición de Japón para reanudar la caza de ballenas)

"El consenso general [...] fue que la prohibición de la caza debía ser levantada. La caza se reiniciaría de un modo ordenado y ético", añadió la cartera. Botsuana cuenta con la mayor población de elefantes en África, con más de 135.000 moviéndose en libertad en sus parques y amplios espacios abiertos. Según expertos, el número de paquidermos en el país, famoso como destino de safaris de lujo, se ha casi triplicado en los últimos 30 años y la población podría situarse ahora en unos 160.000.

Los agricultores luchan por mantener a los elefantes fuera de sus campos, donde se comen cultivos y pueden matar a gente Eliminar la prohibición de la caza puede ser una estrategia bien recibida por los votantes rurales, ante las elecciones previstas para octubre.

Muchos de los elefantes de Botsuana se mueven libremente hacia Namibia, Zambia y Zimbabue. Los cuatro países pidieron que se flexibilice la prohibición global del comercio de marfil de elefantes, debido al creciente número de animales en algunas regiones. (Puede leer: Confirman la primera extinción de un animal por el cambio climático)

"No podemos continuar siendo espectadores mientras otros debaten y toman decisiones sobre nuestros elefantes", dijo Masisi en una reunión de los presidentes de estos países este mes en Botsuana. "El conflicto entre elefantes y personas aumenta a medida que crece la demanda de tierras, agricultura y asentamientos", añadió.

En la última década en cambio la población de elefantes en toda África ha disminuido aproximadamente entre 111.000 a 415.000, en gran parte debido a la caza furtiva de marfil, de acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés). La caza furtiva constituye la principal amenaza para los elefantes, cuyos cuernos se venden a precio de oro en Asia.

Comparte:
X