27 Feb 2021 - 9:16 p. m.

21 colegios se sumarán este lunes al regreso a las clases presenciales en Bogotá

Así las cosas, la capital tendrá 40 instituciones educativas distritales habilitadas para recibir a los estudiantes en sus aulas. Se espera que para el 12 de abril sean 400.
Distanciamiento social, uso de tapabocas y aulas ventiladas hacen parte de los protocolos de bioseguridad.
Distanciamiento social, uso de tapabocas y aulas ventiladas hacen parte de los protocolos de bioseguridad.

Esta semana, Bogotá experimentó varias jornadas de manifestaciones, las cuales, en parte, fueron protagonizadas por educadores que insisten que el Distrito aún no cuenta con protocolos de bioseguridad suficientes para garantizar la mitigación del riesgo al contagio en su plan del regreso a las clases presenciales.

Algunos educadores aseguran lo anterior, a pesar de que la Secretaría Distrital de Educación viene vigilando un proceso de implementación de protocolos de bioseguridad, entre los cuales se encuentra el distanciamiento social de dos metros, aulas ventiladas, uso obligatorio del tapabocas y demarcación de zonas.

Lea también: 347 colegios han regresado a la presencialidad gradual en Bogotá

Recientemente la Secretaría de Educación comunicó que seguirá con su estrategia de regreso paulatino a las aulas, y que para este lunes primero de marzo se sumarán 21 colegios a los 19 que ya retornaron a la presencialidad.

“Los 21 colegios que retornan a partir del lunes hacen parte del grupo 2 establecido en el modelo de gradualidad, cuyos protocolos fueron verificados por la Secretaría Distrital de Salud y habilitados por la Secretaría de Educación en diciembre del año pasado. Además, cuentan con procesos de alistamiento para la demarcación de espacios escolares para garantizar el distanciamiento de mínimo 2 metros, verificación de la ventilación, elementos de bioseguridad y flexibilización curricular, entre otros”, detalló la secretaría.

Esta gradualidad irá en ascenso, pues se espera que el 15 de marzo ingresen los colegios que hacen parte del grupo tres, y el 12 de abril los restantes. Para esa fecha Bogotá ya tendría a sus 400 instituciones de educación distrital brindando clases presenciales.

Pero esto no se traduce en que todos los estudiantes vuelvan a la presencialidad, pues respetando el distanciamiento de dos metros, no todos los estudiantes cabrán en las aulas. Aunque es relativo, pues depende del espacio con el que cuente cada colegio.

En todo caso, la Secretaría ha explicado que se brindará prioridad a la primera infancia (prejardin, jardín y transición), ya que son la población que presenta un menor riesgo frente al Covid-19, además de ser quienes más necesitan espacios de socialización para apoyar su desarrollo cognitivo y socio emocional.

Le puede interesar: Las imágenes del regreso a clases en los colegios públicos de Bogotá

“Regresamos a una escuela nueva, en la que entendemos la importancia del autocuidado y cuidado solidario y es lo que hemos visto a lo largo de estas semanas. Nos preparamos para esta reapertura y el avance nos indica que el trabajo articulado entre familias, docentes y estudiantes es fundamental para el éxito de esta etapa de transformación de la educación”, dijo la secretaria de Educación, Edna Bonilla.

La funcionaria también indicó que en las últimas semanas ha tenido continuidad las jornadas de evaluación de protocolos. Con corte al 25 de febrero, 1.275 ya se encontraban habilitadas para sumarse al plan de reapertura gradual, de las cuales 154 son colegios oficiales, 862 jardines y colegios privados, 77 instituciones de educación superior, 138 instituciones de educación para el trabajo y el desarrollo humano, 16 sedes de el SENA y 10 establecimientos de educación informal.

Del mismo modo, la Secretaría recordó que se encuentra trabajando en esta plan bajo los siguientes pilares:

1) El regreso a la presencialidad se realiza por etapas y depende del alistamiento de las condiciones de bioseguridad por parte de cada institución.

2) Se dará preferencia a los estudiantes de menor edad y a la población con mayores restricciones para llevar a cabo una educación a distancia.

3) Se organizan grupos de estudiantes por grados, días, jornadas y horarios para controlar sus interacciones. Además, se mantendrán jornadas fijas cuya duración puede aumentar o disminuir de manera gradual.

4) Se promueven permanentemente las prácticas de cuidado y autocuidado como el lavado de manos, distanciamiento físico, uso correcto de tapabocas y buena ventilación de los espacios escolares.

Comparte: