Publicidad
19 Feb 2021 - 2:00 a. m.

¡A vacunar, mi hermano!: Bogotá y Cundinamarca inician su inmunización

En Bogotá, el llamado de la alcaldesa Claudia López dio inicio a la vacunación simultánea en nueve clínicas y hospitales en las que para el mediodía ya se habían aplicado el 25% de las dosis, mientras que en el departamento el proceso comenzó a las 11:00 a.m. en compañía del ministro de Salud. Recuento.

Mónica Rivera Rueda

Periodista Bogotá

Diego Ojeda

Periodista
Cundinamarca espera vacunar a 1770 personas antes de las cinco de la tarde del viernes.
Cundinamarca espera vacunar a 1770 personas antes de las cinco de la tarde del viernes.
Foto: JOSE VARGAS ESGUERRA

Se logró. Como estaba planeado, Bogotá y Cundinamarca iniciaron sus jornadas de vacunación al personal médico y de apoyo, en la primera línea de atención a pacientes COVID-19, en clínicas y hospitales de la región. En la capital fueron nueve los centros médicos escogidos, mientras que en Cundinamarca se optó por entregar determinado número de vacunas a todos los centros de tercer nivel. Por ello, se espera que antes del sábado culmine la aplicación de las primeras dosis.

En ambos casos, tanto el gobernador Nicolás García como la alcaldesa Claudia López rindieron un homenaje y recordaron al personal de la salud, como el médico Álvaro Andrés Carranza, que murieron en la lucha contra el virus en este último año y que por el momento deja en la región 16.278 víctimas fatales.

En imágenes: En imágenes: Zipaquirá inició la jornada de vacunación en Cundinamarca

Por otro lado, la jornada dejó diferentes anécdotas. En el caso de Bogotá, en un acto sorpresivo, la alcaldesa López no llegó al Hospital de Kennedy, donde estaba previsto que diera inicio a la jornada junto a la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez y el ministro de Salud, Fernando Ruiz-Gómez. En cambio, hizo una transmisión desde su despacho, donde dialogó con los funcionarios y monitoreó las otras ocho IPS a las que se enviaron vacunas que recibieron esta semana.

“Hoy iniciamos la vacunación en seis ciudades del país. Muy meritorio empezar en Bogotá desde el Hospital de Kennedy, con la señora vicepresidenta y la presencia remota de la señora alcaldesa. Evidentemente la ciudad tiene la posibilidad de vacunar en un operativo que va a ser muy eficiente y está muy bien montado en la capital”, dijo Ruiz-Gómez al salir del lugar.

Le puede interesar: Cundinamarca: así se distribuyeron las 1.770 vacunas en 13 municipios

Entre otras cosas, pese a que se había dicho que en la capital no habría un primer vacunado, dado que todos empezarían el proceso al tiempo, finalmente por las dudas y las demoras en el inicio de la transmisión de la alcaldesa, terminó siendo la enfermera Claudia Benavides, de la unidad de cuidados intensivos (UCI) de la Clínica Colombia la primera en recibir la vacuna en Bogotá, a las 7:00 a.m.

“Hay que vacunarnos apenas tengamos la oportunidad. Todos debemos hacerlo”, dijo momentos después de recibir la dosis, en una de las carpas que meses antes tuvo que albergar pacientes COVID, debido a la alta ocupación de la sala de urgencias.

Desde las 4:00 a.m. empezó el envío de vacunas, mientras que, en el transcurso de la mañana, tanto públicos como privados, se centraron en cumplir con la meta de la Alcaldía de alcanzar el mayor número de vacunaciones en esta primera jornada. Fue así como al mediodía ya se había aplicado el 25 % de las dosis que se entregaron a la ciudad, por lo que hay altas expectativas de que se cumpla la meta de terminar el proceso en 48 horas.

En el departamento

En Cundinamarca la dinámica se ciñó más a los protocolos que se han realizado en otras ciudades. Hacia las 10:30 a.m., frente a la colorida fachada del Hospital de Zipaquirá, se dieron cita el gobernador Nicolás García; el ministro de Salud, Fernando Ruiz; el gerente departamental del COVID, Diego García, y la representante en Colombia de la OMS, Gina Tambini, quienes hablaron de la importancia de este proceso de inmunización en el país, con el que se tiene la meta de alcanzar 32,5 millones de colombianos en 2021, cifra que se necesita para lograr la esperada inmunidad de rebaño.

Antes de que se aplicara la primera dosis en el departamento, el ministro recalcó el esfuerzo para llegar hasta este punto y aseguró que lo que resta será una maratón en la que se prevé alcanzar un promedio de vacunación de 200 mil personas por día.

Le sugerimos leer: Arrancó la vacunación contra el COVID-19 en 13 municipios de Cundinamarca

En Zipaquirá el primer vacunado fue Antonio Alejandro Romero Castro, un hombre de 37 años, quien se desempeña como médico internista en la UCI del hospital. Es una persona robusta, quien mostró a la cámara serenidad durante el proceso. En entrevista con El Espectador, expresó la alegría que sintió junto a su familia desde que se ganó el sorteo interno, que hicieron para definir el primero en recibir la vacuna. Con un lenguaje técnico, de doctor, narró su experiencia como si fuera un proceso ordinario, a pesar de la intimidación que podría generar el pinchazo y los lentes de los pocos fotógrafos a los que se les permitió el ingreso.

Siguiendo el protocolo, esperó 30 minutos en una sala, por si acaso experimentaba alguna reacción adversa. Posteriormente continuó su rutina, la cual ayer estuvo precedida de las entrevistas de periodistas y dudas de sus compañeros. A los lectores de este diario quiso comunicarles la importancia de combatir la desinformación y de confiar en los avances científicos que, por medio de las vacunas, permitirán salvar millones de vidas.

En el caso del departamento, la meta es que a las 5:00 de la tarde de este viernes estén vacunadas 1.770 personas, que quedarán nuevamente en fila de espera, pero para la segunda dosis, las cuales estarían llegando el martes o miércoles de la próxima semana, según se comprometió el Gobierno Nacional.

Una vez terminada la primera fase, tanto Bogotá como Cundinamarca no la tendrán fácil, pues además de asegurar la identificación de la población mayor que sigue en la lista, tendrán que plantear soluciones ante escenarios como qué hacer con quienes no puedan acercarse a los centros médicos o las dificultades en el acceso a las zonas rurales del departamento. Ya se han planteado opciones, como vacunas a domicilio y la habilitación de un helicóptero para llegar a los municipios más apartados. Por ahora, el inicio del proceso les dará luces de los pasos a seguir, siendo conscientes de que no hay que bajar la guardia, pues la pandemia sigue hasta que se garantice la vacunación de la mayoría de la población.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.