24 Nov 2020 - 2:48 a. m.

Abuchean a Claudia López en el homenaje que le hicieron a Dilan Cruz

“Asesina, asesina”, le gritaron a la mandataria mientras salía del homenaje que organizaron los familiares de Cruz, en el centro de Bogotá. En el evento, la mamá de Dilan agradeció su compañía.
La mandataria fue invitada, por la familia de Dilan Cruz, al homenaje.
La mandataria fue invitada, por la familia de Dilan Cruz, al homenaje.

Este lunes, en la calle 19 con carrera Cuarta, se rindió homenaje a Dilan Cruz, joven que murió hace un año tras recibir el impacto de un proyectil de un uniformado del ESMAD. Esto en el marco de las manifestaciones del 21N. En el transcurso del día, multitudes acompañaron a la familia con manifestaciones artísticas y un claro mensaje a favor de la justicia, y contra la violencia y el abuso de autoridad.

Lea también: Tras un año de la trágica muerte del estudiante Dilan Cruz: Habla su madre

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, también hizo presencia en el evento. Previamente, la mandataria había recibido a la familia de Cruz en su despacho, y fueron ellos quienes la invitaron al evento en el que le rindieron memoria. Ella aceptó la invitación, sin embargo fue abucheada por un grupo de personas que le reclamaron por su presencia en el lugar.

“Asesina, asesina”, le gritaron a López mientras esta caminaba a su medio de transporte. Hay que decir que, durante el evento, la mamá de Dilan Cruz, Yenny Alejandra Medina, agradeció a la alcaldesa por su acompañamiento en el homenaje.

Al parecer, las razones por las cuales fue abucheada la mandataria se debe a su gestión en medio de las manifestaciones que se presentaron en la ciudad el pasado mes de septiembre a raíz del abuso policial del que fue víctima Javier Ordóñez, el abogado que perdió la vida luego de haber recibido una serie de descargas generadas por un táser.

Le puede interesar: El proceso que viene en el caso de Javier Ordóñez

Hay que recordar que a principio de año, semanas después de la jornada de las movilizaciones derivadas del 21N y a escasos días de su posesión como alcaldesa, López aseguró que el ESMAD sería el último recurso en las protestas de Bogotá, dando a entender que en su gestión se mitigaría los casos de abuso policial presentados en las manifestaciones.

Para ello comunicó un protocolo, en el que el primer paso sería una invitación a los manifestantes para rechazar, a modo de sanción social, todo acto de violencia que se quiera presentar en medio de la movilización. Allí se supone que participarían 100 madres gestoras de papás (madres de miembros del ESMAD y de los manifestantes).

Si lo anterior no llegase a ser suficiente, el protocolo prometido por López contemplaba el acompañamiento de organismos de control como la Personería y la Veeduría, comisiones de verificación y organizaciones de defensores de derechos humanos.

El tercer paso contemplaba la intervención de la Policía, quienes estarían equipados con escudo y bastón, los cuales no podrían utilizar bombas aturdidoras y gases de dispersión. Si todo esto llegase a ser infructuoso, allí intervendrían los miembros del ESMAD, quienes no podrían utilizar escopetas calibre 12, el arma con la que se produjo la herida de Dilan Cruz.

Pese a estos protocolos, en septiembre se volvió a vivir una jornada de violencia en la ciudad, la cual cobró la vida de ocho personas, las cuales también habrían muerto por cuenta de abusos policiales.

Temas relacionados

Bogotánoticias de Bogotá
Comparte: