29 Jan 2020 - 8:10 p. m.

Alcaldía de Bogotá, con poco manejo de sus oficinas de Control Interno: Personeria

La entidad reveló un estudio en el que se evidenció falencias en las oficinas de Control Interno Disciplinario (OCID) del Distrito, por lo que pidió a la Alcaldía de Bogotá que se tomen medidas al respecto.

-Redacción Bogotá -bogota@elespectador.com

Tomada de www.bogota.gov.co
Tomada de www.bogota.gov.co

La Personería dio a conocer las preocupantes cifras que dejó el estudio que realizó en las todas las instituciones del Distrito y en el que su principal hallazgo tiene que ver con las falencias encontradas en las Oficinas de Control Interno Disciplinario (OCID), las cuales presentan déficit de personal y mal estado de infraestructura. El ente de control pidió a la administración de Claudia López tomar cartas en el asunto.   

El estudio de la Personería se realizó en 51 entidades, donde se aplicó un cuestionario a 34 de ellas. El resultado “mostró, no sólo escasa asignación de personal, sino instalaciones en malas condiciones y deficiente dotación en las salas de audiencias, pese a que la entrada en vigor de la Ley 1952 de 2019, (Código General Disciplinario), prioriza los procesos verbales”, explicó la entidad. 

>>>Lea: ¿Qué respondió Secretaría de Movilidad a denuncias de comparendos de la Personería?

Los resultados del cuestionario fueron que 11 de las 34 instituciones encuestadas (31 %), están a cargo de personas que no tienen conocimientos profesionales de derecho, lo que para la entidad “priva a la dependencia de la experticia y formación que se requiere para llevar a cabo audiencias, interrogatorios, investigaciones y demás etapas que implica el desarrollo de un proceso disciplinario”. Asimismo, apenas el 38% de las entidades tienen o han adecuado espacios para llevar a cabo audiencias verbales. El 62 % restante, es decir 21 de los 34 despachos, ni siquiera tienen espacios habilitados.  

Producto de los resultados, la Personería hizo un listado de recomendaciones para que la Alcaldía tenga en cuenta:

* Asignar un presupuesto que atienda las necesidades existentes en cuanto a personal e infraestructura para la implementación de la nueva legislación.

* Pedir a los jefes de las OCID a que verifiquen que los procedimientos se ajusten a la ley, ya que su desconocimiento puede traer graves consecuencias. 

* Liderar un trabajo de sensibilización a las entidades cuyas OCID no están siendo dirigidas por abogados, para que se genere la necesidad de ajustar los perfiles de cada dependencia y que sean profesionales del derecho quienes estén al frente de ellas.

* En conjunto con el Ministerio Público Distrital se propuso el diseño de una plataforma a través de la cual se consolide una base de datos con los fallos disciplinarios, a la cual tenga acceso toda la sociedad, como medio para generar mayor transparencia y seguridad jurídica en los lineamientos que el órgano de control debe señalar en materia disciplinaria.

*       *      *
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook

Comparte: