Publicidad
15 Jul 2020 - 11:58 p. m.

Así es el manejo y traslado de fallecidos en épocas de pandemia, en Bogotá

El Distrito dio orientaciones para la gestión de los cadáveres cuando se fallece en un servicio hospitalario y cuando la muerte se produce en casa.
Por el protocolo de bioseguridad, actualmente no está permitido realizar ritos funerarios a personas fallecidas por COVID-19.
Por el protocolo de bioseguridad, actualmente no está permitido realizar ritos funerarios a personas fallecidas por COVID-19.

Ante el aumento de casos de COVID-19 en Bogotá, la Secretaría de Salud entregó una ruta para el manejo y traslado de personas que fallezcan durante la etapa de cuarentena, sean o no positivas por el virus, teniendo como referencia los lineamientos del Ministerio de Salud y en coordinación con las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS) y las empresas de servicios funerarios.

La entidad entregó orientaciones para el manejo seguro y gestión del cadáver en dos escenarios: uno, cuando la persona fallece en un servicio hospitalario y dos, cuando el fallecimiento se da en la casa. Este protocolo se debe llevar a cabo si un familiar o ser querido fallece, sea por COVID-19 u otra enfermedad, según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para estos casos.

Lea también: Muerte en tiempos de pandemia: un adiós sin compañía de los suyos

Si la persona fallece en casa

1. La EPS debe enviar un profesional médico para verificar las causas del fallecimiento y generar el certificado de defunción en formato físico y digital.

2. Según la causa de la muerte, la EPS debe alistar el cuerpo según los protocolos de bioseguridad, para que el servicio funerario lo recoja.

3. El servicio funerario contratado por la familia debe realizar el trámite de solicitud de la licencia que corresponda ante la Secretaría Distrital de Salud.

4. La funeraria debe enviar un correo electrónico a licenciasFunerarias@saludcapital.gov.co, con toda la documentación que exige el trámite, la cual está disponible en este enlace. Una vez revisados y validados los requisitos, se enviará la licencia solicitada a través de correo electrónico.

5. Con la licencia solicitada la funeraria podrá recoger en el domicilio el cuerpo y llevarlo para alistamiento del rito funerario. En caso de que la muerte sea desencadenada por COVID-19, el cuerpo irá directamente a servicio crematorio.

6. Tenga en cuenta que, por el protocolo de bioseguridad, actualmente no está permitido realizar ritos funerarios a personas fallecidas por COVID-19.

Le puede interesar: Hospital de Corferias atenderá pacientes con COVID-19 asintomáticos

Si la persona fallece en un servicio hospitalario

1. El cuerpo debe ser preparado según el protocolo de bioseguridad del hospital, para ser recogido por el servicio funerario.

2. El médico de la EPS que trató al paciente debe generar el certificado de defunción en formato físico y digital.

3. El servicio hospitalario debe hacer la entrega de la documentación de salida a la familia, informando la causa de muerte y si esta se fue por COVID-19 o sospecha de la enfermedad. Es importante recordar que según el lineamiento Nacional, para los fallecimientos por COVID-19 (sospecha, probable o confirmado), la disposición final del cuerpo es la cremación.

4. El servicio funerario contratado por la familia debe realizar el trámite de solicitud de licencia de cremación ante la Secretaría Distrital de Salud, en caso de que el fallecimiento sea por COVID-19 o sospecha del mismo.

5. La funeraria debe enviar un correo electrónico a licenciasfunerarias@saludcapital.gov.co con toda la documentación que exige el trámite, la cual está disponible en este enlace. Una vez revisados y validados los requisitos, se enviará la licencia solicitada a través de correo electrónico.

6. Con la licencia de la funeraria, el familiar podrá recoger el cuerpo en el servicio hospitalario y llevarlo al servicio crematorio.

7. Por el protocolo de bioseguridad, actualmente no está permitido realizar ritos funerarios a personas fallecidas por COVID-19.

Lea además: Personería advierte sobre hacinamiento y fallas de atención médica en Hospital Santa Clara

La Secretaría de Salud indicó que se han identificado “puntos críticos que podrían generar dificultades a la hora de hacer el proceso para el manejo y traslado del cuerpo”, por lo que recomiendan tener en cuenta las siguientes consideraciones.

Por una parte, si el médico tratante no diligencia o hay inconsistencias en la información registrada en el formato en línea (RUAF-ND) del certificado de defunción y, por tanto, no es posible consultar las causas de la muerte, no será posible realizar el trámite de licenciamiento de cremación.

Cuando la persona fallecida no cuenta con un asegurador conocido, es población vulnerable o está a cargo del estado, la Secretaria de Salud cuenta con un equipo que realiza la actividad de certificación de la defunción.

Si el fallecido no cuenta con un servicio funerario contratado y es población vulnerable o está a cargo del Estado, el Distrito cuenta con auxilios funerarios que pueden gestionarse en la UAESP o en la Secretaria de Integración Social. “Es de aclarar que si el diagnóstico de la muerte está asociado con COVID-19, no es necesario esperar el resultado de la prueba para que el servicio funerario contratado por la familia realice el trámite de solicitud de licencia de cremación ante la Secretaría Distrital de Salud”, indicó la entidad.

*Estamos cubriendo de manera responsable esta pandemia, parte de eso es dejar sin restricción todos los contenidos sobre el tema que puedes consultar en el especial sobre Coronavirus.

*Apóyanos con tu suscripción.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias