19 Aug 2020 - 12:55 a. m.

Así se planea implementar el piloto para la reapertura de restaurantes en Bogotá

Pese a que la idea es que los restaurantes puedan volver a generar ingresos, la secretaría de Desarrollo Económico aseguró que no se generaría lo mismo que antes de la llegada del COVID -19.
Los establecimientos gastronómicos solo podrán atender a personas que hayan realizado una reserva.
Los establecimientos gastronómicos solo podrán atender a personas que hayan realizado una reserva.

Falta más de dos semanas para que comience el piloto para la reactivación de restaurantes, al que el Distrito nombró “A cielo abierto” y ya se conocieron los primeros requisitos con los que funcionará el plan. Pintar las calles, funcionar con un aforo máximo del 30 % y estrictos protocolos de bioseguridad son algunas de las estrategias que se llevarán acabo para poner en marcha el piloto.

Carolina Durán, secretaría de Desarrollo Económico, explicó este martes cuáles serán las acciones para llevar a cabo la medida. Inicialmente, los restaurantes que sean seleccionados para participar en la medida contarán con un sello que los identificará como un restaurante avalado para participar. Además, deben contar con los siguientes requisitos:

*Seguridad

*Contar con personal para protocolo de bioseguridad en la zona a cielo abierto y en su restaurante

*Mantenimiento del ambiente en cada tramo

*Personal para control de los cierres

*Personal para primeros auxilios

*Brigada de limpieza

*Planta eléctrica donde corresponda

*Elementos de bioseguridad en cada trama (postales de gel antibacterial, tapetes, y otros elementos)

El Distrito hará brigadas de limpieza y contribuirá con la capacitación del personal que trabajará en estos restaurantes. Para implementar el plan se cerrarán algunos tramos viales, con el fin de que estos sean los lugares en donde se sentarán los comensales al momento de asistir.

Para delimitar estos espacios, se harán intervenciones en los tramos viales habilitados, en los que se planea pintar las calles para poder hacer la señalización correspondiente. Según el Distrito, con el refuerzo en estos espacios se implementará un “cuidado sostenible” que les dará confianza a los bogotanos para asistir a estos restaurantes.

En medio de la explicación aseguró que el gremio debía hacerse la idea que la forma de laboral no volvería a ser la misma por lo que tendrían que adaptarse a las nuevas estrategias para entrar en funcionamiento, asimismo, aseguró que si bien se volverían a generar algunos ingresos, estos no serían los mismo que antes, pues no se podría recibir a la misma cantidad de personas que comúnmente se hacía.

El piloto comenzará el próximo 3 de septiembre y terminará el 6 de ese mismo mes. La idea es que se realice una segunda fase que se llevará acabo semanas más adelante, las cuales aún no son confirmadas y para estas se habilitarán nuevos tramos.

>>>Lea: Piloto para reabrir restaurantes en Bogotá se realizará del 3 al 6 de septiembre

Requisitos de participación:

Según la Secretaría de Desarrollo Económico, la convocatoria, que sigue abierta, es gratuita y no requiere de ninguna intermediación. Los participantes deben:

1. Estar ubicados dentro de las zonas delimitadas para el plan e inscribirse en el sitio web (https://bogota.gov.co/reactivacion-economica/), llenando un formulario gratuito con información bajo gravedad de juramento.

2. Digitalizar sus cartas o menús y contar con mecanismos de pago virtual, lo que busca reducir el contacto entre clientes y empleados. Asimismo, adoptar un sistema digital de reservas, que puede ser gratuito y de código abierto o de predilección del empresario, para garantizar debido seguimiento al aforo del lugar.

3. Firmar un compromiso de movilidad segura para garantizar que el personal de atención llegará al lugar delimitado por Bogotá A Cielo Abierto, haciendo uso de formas de movilidad alternativas al transporte público.

4. Comprometerse a tener los permisos exigidos por la administración del espacio público (Idu, Dadep, Movilidad, Idrd).

5. Pasar por procesos de capacitación y fortalecimiento gratuitos por parte del IDT y otros aliados para garantizar el cumplimiento de protocolos de bioseguridad y el debido procesamiento de residuos.

6. Garantizar una distancia mínima de dos metros entre mesas, cumplir con una señalización idónea y realizar desinfecciones constantes cada vez que un comensal abandone el lugar.

7. Formar parte del manifiesto de intenciones y compromiso de corresponsabilidad con el cuidado de las zonas y los tramos para que sea una estrategia sostenible para la “nueva normalidad”.

Comparte: