Publicidad
23 Oct 2020 - 10:00 p. m.

Bogotá ingresa a selecto grupo internacional que promueve gobiernos abiertos

De esta manera, la capital de Colombia reforzó su compromiso de avanzar, junto con la ciudadanía, en la consolidación de un gobierno transparente, inclusivo y participativo, lo que se traduce en datos abiertos, presupuestos participativos y lucha contra la corrupción, entre otros aspectos.
Diego Ojeda

Diego Ojeda

Periodista
La ciudad se compromete a mejorar en transparencia de información, así como en incentivar la participación ciudadana.
La ciudad se compromete a mejorar en transparencia de información, así como en incentivar la participación ciudadana.

La Alianza para el Gobierno Abierto - Open Government Partnership (OGP) - es una organización compuesta por más de 70 países y más de 70 territorios locales, entre los cuales se encuentra Colombia y sus ciudades Sucre, Nariño y Bogotá. Esta última celebró esta semana su admisión al grupo, junto con otras 55 ciudades, en el que se promueve la consolidación de gobiernos transparentes, inclusivos y participativos.

En entrevista con El Espectador, la secretaria General, Margarita Barraquer, mencionó que esto es un acontecimiento importante, pues ayudará a que Bogotá se dé a conocer como ciudad de gobierno abierto, además de asesorar y recibir asesoría en esta materia.

Según Barraquer, tener un gobierno abierto hace parte del ADN del Plan Distrital de Desarrollo de la alcaldesa Claudia López. Esta visión, asegura, cuenta con tres pilares: participación, transparencia y colaboración, los cuales serán soportados con nuevas tecnologías y gestión digital.

“En transparencia,se expidió el decreto de acciones por parte de la alcaldesa, el cual hace que nosotros, desde la administración distrital, implementemos unas acciones transparentes, de cara a datos abiertos para la ciudadanía, para que esta pueda hacer un mejor ejercicio de veeduría ciudadana y de control social”, dijo.

En participación, aseguró que la ciudad ha dado un gran avance en materia de presupuestos participativos, en los que la misma ciudadanía, en cada una de sus localidades, puede decidir en qué se debe invertir el 50 % de los recursos que le han sido asignados a cada uno de sus territorios. Bogotá ya cerró la primera ronda de esta estrategia, con una aprobación en sus 20 localidades, y se prepara para una segunda.

“En colaboración, hemos avanzado en identificar las alianzas que debemos realizar, tanto nacionales como internacionales, para consolidar procesos de cocreación, soluciones innovadoras y soluciones tradicionales a las problemáticas históricas de nuestros territorios. También con la ciudadanía, en cada uno de los territorios, estamos trabajando en implementar y poner en escena el laboratorio de innovación pública de Bogotá, lo que nos va a permitir, a partir del uso de nuevas tecnologías y de las herramientas que nos ofrece el mundo digital, generar soluciones innovadoras para la ciudad”, añadió.

Parte de la estrategia también incluye BogData, la plataforma con la que el Distrito busca, en parte, hacer más eficiente el pago a contratistas y el recaudo de impuestos (que por cierto, por estos días se ha visto envuelta en una serie de críticas debido a problemas en su instalación). Se planea que en esta plataforma los bogotanos puedan encontrar información para hacer veeduría, control social y acompañar a la administración en identificar soluciones a determinadas problemáticas.

Otra herramienta tecnológica puesta al servicio de esta visión de gobierno abierto es la Agencia de Analítica de Datos, con la que se busca recopilar una considerable cantidad de información, analizarla y tomar decisiones en pro del beneficio de la ciudad. Esta además hace parte de las estrategias con las que Bogotá busca avanzar en su consolidación como ciudad inteligente.

Lea también: Agencia de Analítica de Datos: ¿mejorará el gobierno de Bogotá?

Barraquer también explicó que la información que se presente a la ciudadanía tendrá contar con al menos cuatro características. La primera es que tiene que ser oportuna, es decir, que se brinde a tiempo para que la ciudadanía no tenga que esperar a reportes semestrales o mensuales. La segunda es que tiene que ser de calidad, datos que no sean sacados de la manga, sino que estén certificados por las entidades responsables de producir esa información.

La tercera es que tiene que ser pertinente, por lo que se ha acostumbrado a que la ciudadanía reciba información que es importante para el Distrito, pero que no lo es tanto para ella. Por lo que habría un esfuerzo para mejorar la publicación de datos relacionados a contrataciones, avance de obras y ejecuciones presupuestales, entre otros rubros. La cuarta es que toda esta información debe ser presentada de manera clara, no en cuadros de excel y tampoco en tediosos documentos de informes. La idea es que la gente pueda leer, entender y procesar sin complicaciones toda esa data.

A todo esto se suma el trabajo para facilitar la realización de trámites en la ciudad. En esto, la pandemia ha tenido un impacto positivo, pues ha presionado al gobierno a redoblar esfuerzos para permitir que oficinas virtuales, como el CADE Virtual, atienda a los requerimientos de la gente sin que esta tenga la necesidad de salir de su casa. Frente a esto, la secretaria de General dijo que aún falta avanzar para que más trámites se puedan realizar por estas vías, y que los que están, puedan ser más sencillos.

Todas estas mejoras, sobre todo la que tiene que ver con la transparencia en la información, la cual fomentaría los ejercicios de veeduría ciudadana, repercutirán en un refuerzo en la lucha contra la corrupción, pues en Bogotá sería aún más difícil ocular acciones ilegales. La idea también es que futuras administraciones puedan trabajar sobre lo construido en esta materia, para que la ciudad, de la mano de la tecnología, se consolide como una reconocida por ser de gobierno abierto.

Síguenos en Google Noticias