Bogotá

10 Feb 2017 - 3:00 a. m.

Conductores del SITP, cansados de robos

Justo después de que el alcalde Enrique Peñalosa anunció que policías de civil iban a viajar en los buses del SITP, para contrarrestar la delincuencia, ayer se reportaron dos asaltos masivos.

Redacción Bogotá

Los atracos en el SITP se salieron de cauce. Ni siquiera la decisión del Distrito de poner policías encubiertos en los buses zonales amedrentó a los delincuentes. Apenas había pasado un día desde que el alcalde Enrique Peñalosa hiciera ese anuncio, el miércoles, cuando dos vehículos del sistema fueron blanco de criminales que despojaron a los pasajeros de sus pertenencias. En lo que va del año, las autoridades han recibido las denuncias de al menos 29 asaltos masivos a buses del sistema y han capturado a 39 personas por esos hechos. (LEA: Vuelve y juega: dos nuevos atracos en buses del SITP)

Los usuarios no son los únicos cansados de la situación. La inseguridad se suma a una serie de condiciones laborales de los trabajadores del sistema (horarios, salarios y retrasos en pagos, entre otras) y acrecienta su descontento, tanto que ya hablan de un posible cese de actividades como protesta. La inconformidad de los conductores la comparten otros empleados. La inseguridad afecta también a los encargados del recaudo, víctimas de constantes agresiones que han llegado a puntos extremos, como el pasado 15 de enero, cuando Leonardo Licht, de 22 años, fue asesinado en el cumplimiento de sus labores por pedirle a un hombre que no se colara en la estación Jiménez.  (Lea: Policías vestidos de civil a bordo de los buses del SITP: nueva medida de Peñalosa) 

El alcalde Peñalosa le salió al paso a la situación el miércoles. Tras un consejo de seguridad, determinó que policías vestidos de civil irán ahora a bordo de los buses. Una estrategia similar ha funcionado para disminuir la delincuencia en las estaciones. Sin embargo, Wilson Hoyos, líder del sindicato de conductores del SITP, dice que desde la administración de Gustavo Petro se han hecho propuestas como esa, pero no se han implementado. Espera que esta vez no sea así.(Lea: Distrito busca ponerle freno a atracos en buses del SITP) 

Hoyos señala otras medidas que no han servido. Por ejemplo, el botón del pánico que tienen los buses y que el conductor puede activar en casos como los atracos. Se supone que, una vez accionado, emite una señal a Transmilenio y el ente debe transmitir la alarma a la Policía en cuestión de un instante. Pero los botones nunca han funcionado, asegura.

Así, el temor de la gente sigue en aumento. De hecho, la percepción de inseguridad en el transporte público por parte de los ciudadanos es crítica. Según una encuesta de la Cámara de Comercio de Bogotá, realizada en el primer semestre de 2016, sólo el 17 % de los habitantes de la ciudad se sienten tranquilos en Transmilenio, y sólo el 23 % en el resto de buses. Para comparar: el 59 % se siente seguro en los taxis.

Otras medidas que implementarán las autoridades incluyen la designación de dos fiscales para investigar y procesar a los ladrones del SITP. Además, el Distrito ofreció una recompensa de $10 millones para quienes contribuyan con información para identificar a los delincuentes y desmantelar las bandas. Se anunció también que en los próximos meses se dispondrán cámaras de vigilancia a lo largo de las rutas más peligrosas del SITP. La ciudadanía y los trabajadores esperan que la estrategia funcione y quede atrás esta racha de atracos masivos.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X