Bogotá

2 Feb 2017 - 5:47 p. m.

Demoras en trámites: la excusa de parques de diversiones para no tener papeles al día

El gremio que los reúne alega que solo en Bogotá, el aval del plan de emergencias que debe expedir el Distrito puede llegar a tardar hasta un año. La Personería había denunciado que 39 funcionan sin registro.

Redacción Bogotá

Luego de que la Personería de Bogotá prendiera las alarmas porque apenas uno de cada cuatro parques de diversiones que funcionan en la ciudad lo hace con la debida autorización –mientras que el resto permanece sin control alguno por parte de las autoridades– el gremio que los reúne respondió que la seguridad de su operación no está en riesgo y atribuyó a prolongados trámites que no cuenten con los papeles y registros al día. (Lea: Personería de Bogotá alerta por parques de diversiones sin permisos para funcionar)

A través de un comunicado, la Asociación Colombiana de Atracciones y Parques de Diversiones (ACOLAP) admitió lo denunciado por el ente de control: que algunos parques de diversiones no cumplen con el debido registro de funcionamiento ante la Secretaría de Gobierno; sin embargo, advirtió que, en la mayoría de los casos, los trámites de renovación o las respuestas se han demorado por el ente regulador. (Lea: 39 parques de diversiones de Bogotá funcionan sin papeles al día) 

“En Bogotá, por ejemplo, los trámites exigidos para el registro de parques de diversiones, de cualquier categoría que ellos sean, han superado lo establecido en la ley 1225 de 2008 y la resolución 0958 de 2010, lo que ha dificultado la obtención del mencionado registro, encontrando procesos, como es el caso del aval del plan de emergencias que debe expedir el Idiger que llega a demorar hasta un año”, reclamó la organización.

De acuerdo con ACOLAP, su tarea es velar por el desarrollo y crecimiento de la industria del entretenimiento y la diversión en el país, por lo que fomenta buenas prácticas de administración, seguridad y operación del sector. En esa línea –sostiene el gremio– ha informado a las autoridades de cada ciudad de las problemáticas, buscando que en conjunto se generen “los correctivos necesarios que nos lleven a cambiar esta situación”.

“La seguridad de la operación de los parques no está en riesgo (…) esta es una de las actividades más seguras que existe, de la cual dan cuenta los bajos incidentes que se presentan, comparado con los más de 15 millones de personas que anualmente visitan los parques en todos el territorio nacional”, explicó el gremio, reiterando que no se puede inferir que no contar con registro sea sinónimo de incumplimiento de los protocolos de funcionamiento.

“ACOLAP fue promotor de la Ley 1225 de 2008, y la resolución 0958 de 2010, que, entre otras, les impone a las autoridades pertinentes, además de expedir el registro, la obligación de ejercer la inspección, vigilancia y control del sector, por lo que, de manera reiterativa, hemos solicitado el apoyo de las alcaldías, para que ejerzan esta función, pero ante todo que lo hagan conociendo el sector, para lo cual hemos ofrecido todo nuestro apoyo y colaboración”, precisa.

Según registros de la Administración Distrital, actualmente en Bogotá operan 52 parques de diversiones con atracciones mecánicas. Sin embargo, la Personería –tal como lo había informado El Espectador en diciembre pasado– había advertido que 39 de ellos funcionan sin la debida autorización.

De acuerdo con el ente de control, apenas 13 parques de diversiones cumplen con el debido registro de funcionamiento ante la Secretaría de Gobierno; los restantes –alerta– “funcionan sin ningún control real del Distrito, con el riesgo que esto implica para la seguridad de los usuarios”.

La Personería recordó que, según establecen las leyes y algunos decretos distritales, los parques tienen el deber de registrarse y cumplir con ciertos requisitos. Luego, los registrados reciben una autorización anual para funcionar. Por su parte, las alcaldías locales ejercen vigilancia y control sobre las atracciones para verificar el buen funcionamiento y evitar que se puedan presentar situaciones de riesgo.

No obstante, advierte el organismo, “parece que no se está realizando una vigilancia efectiva al funcionamiento de estos parques, acorde con las normas de seguridad que exigen este tipo de atracciones mecánicas para evitar accidentes que lesionen a los capitalinos”.

Tras la denuncia formulada por el ente, la Secretaría de Gobierno de Bogotá emitió un comunicado de prensa en el que informó que en noviembre pasado realizó un diagnóstico de los parques y atracciones mecánicas que hay en la ciudad. El resultado, dice el Distrito, fue el hallazgo de 34 establecimientos que no contaban con el registro.

“En noviembre, la entidad les informó a los responsables de los establecimientos que contaban con 30 días calendario para entregar los documentos faltantes y así cumplir con las disposiciones de ley. Sin embargo, varios de ellos no lo hicieron y continuaron incumpliendo con las condiciones de calidad e idoneidad en la prestación de los servicios”, manifiesta la Secretaría, indicando que mientras 12 parques acogieron las recomendaciones e informaron que uno más ya no funcionaba, 21 hicieron caso omiso.

Adicionalmente, se efectuaron operativos que permitieron sellar varios centros de entretenimiento y parques de diversiones tras hallar inconsistencias en sus instalaciones, así como con el manejo de la documentación que permite su operación normal.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X