8 Nov 2021 - 7:22 p. m.

Durante 2020 se registraron 317 suicidios en Bogotá

De acuerdo con el informe entregado por la Veeduría Distrital, el 75 % de las personas fallecidas son hombres. Las localidades donde más se presentaron fuero Usaquén, Suba y Ciudad Bolívar.
En los primeros cinco meses de 2021 se realizaron 10.100 atenciones por trastornos mentales y del comportamiento suicida.
En los primeros cinco meses de 2021 se realizaron 10.100 atenciones por trastornos mentales y del comportamiento suicida.

Las cuarentenas y la pandemia, el nivel de pobreza y la inseguridad en la capital son algunos de los factores que generan afectación emocional y de la salud mental de los bogotanos. Así lo determinó la Veeduría Distrital en un informe en donde evalúa los resultados de las Rutas Integrales de Atención en Salud Mental (RIAS).

La entidad de control informó que en 2020 los hombres fueron los que más se quitaron la vida, pues, de los 317 suicidios registrados, el 75 % eran hombres, es decir, 235 casos. El total de suicidios representa la cifra más baja en seis años, dado que en los años anteriores la cifra superaba los 340 hechos, hasta 2015 cuando se documentaron 310 suicidios.

>LEA: Accidentes de tránsito, se abrirá el primer hospital público para mascotas y otras noticias de Bogotá

De acuerdo con el informe, las localidades en donde más se presentaron estos hechos fueron Usaquén (38), Suba (34), Ciudad Bolívar (33), Kennedy (32) y Bosa (31). Según la Secretaría de Planeación, estas tres últimas hacen parte de las cinco localidades con mayor proporción de hogares con pobreza monetaria.

Curiosamente, ninguna de estas localidades hacen parte de las zonas en donde más se atendieron personas por intentos, amenazas e ideaciones suicidas por cada 100.000 habitantes. Pues estas atenciones se presentaron mayormente a los habitantes de Sumapaz (463,9), La Candelaria (340,7), Santa Fe (236,4), y Tunjuelito (249,1).

Le puede interesar: Vuelve la Línea Calma para atender hombres con problemas emocionales en Bogotá.

Según cifras entregadas por el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (CRUE), en los primeros cinco meses de 2021 se realizaron 10.100 atenciones por trastornos mentales y del comportamiento suicida. Mientras que, las 18.662 atenciones que se documentaron en 2020 tuvieron un aumento del 54,8 % si se compara con las 12.057 atenciones realizadas durante 2019. Cabe resaltar que las atenciones realizadas en 2021 representan más de la mitad del total de atenciones del año anterior.

Los datos señalan que, entre 2015 y 2020 la mayoría de los suicidios se dieron en personas con edades entre 18 y 59 años. Sin embargo, llama la atención el aumento de la participación de los suicidios en personas en la etapa de la vejez (mayores de 60 años).

En cuanto a suicidios de menores de edad por localidades en 2020, se tiene que los casos de niños, niñas y adolescentes se presentaron con mayor frecuencia en: Suba (5), Usme (4), Ciudad Bolívar (3) y Usaquén (3); y, en donde más se presentaron suicidios de adultos mayores fue en: Kennedy (9), Ciudad Bolívar (7), Engativá (6) y Suba (6).

Lea también: ¿Desempleado? Conozca estas 200 vacantes de empleo en Bogotá.

Es por esto por lo que el veedor distrital Guillermo Rivera presentó al secretario de Salud, Alejandro Gómez, una serie de recomendaciones con las que se busca mejorar la atención de las RIAS y disminuir los casos de intentos, amenazas e ideaciones suicidas. Sin embargo, Rivera reconoce los esfuerzos por parte de la Secretaría en la implementación de dichas rutas, pues resalta que desde el Ministerio de Salud y Protección Social carecen de estos lineamientos.

Entre las estrategias presentadas resalta la de incentivar más campañas comunicativas para motivar el cambio de actitudes individuales hacia la salud mental y generar cambios en los factores sociales, estructurales y económicos que influyen en los trastornos mentales y conductuales. Además, sugiere ofrecer cursos cortos de educación sobre salud mental a miembros de la fuerza pública, servidores públicos, estudiantes, profesores, con el objetivo de reducir actitudes que estigmaticen las dolencias relacionadas con salud mental.

Lea: Así será el regreso de los eventos masivos en Bogotá.

También propone diseñar e implementar planes para promocionar la articulación e interoperabilidad de las diferentes bases de datos existentes en materia de salud mental y de atención por parte de los diferentes actores que intervienen en las RIAS.

Además, considera importante que se articule con la Secretaria de Cultura para formular, en la Encuesta Bienal de Cultura Ciudadana, preguntas que aporten a la medición del nivel de estigma en la población respecto a dolencias o enfermedades en salud mental.

El veedor propone incluir dentro de los lineamientos vigentes variables adicionales de priorización sugeridas por la OMS relacionadas con pobreza, deserción escolar, seguridad y sensaciones negativas, variables que permiten robustecer la perspectiva multidimensional de la salud mental.

Comparte: