9 Jun 2021 - 1:25 p. m.

Educación y empleo es lo que más reclaman los jóvenes en las calles: Veeduría Distrital

Un informe, publicado por este ente de control, muestra que la mayoría de los jóvenes que marchan no cuentan con una pertenencia organizacional, sin embargo, aseguran sentirse representados en la negociación que lidera el Comité del Paro.
La Veeduría Distrital considera acertada la estrategia del plan de rescate social anunciado por la alcaldesa Claudia López.
La Veeduría Distrital considera acertada la estrategia del plan de rescate social anunciado por la alcaldesa Claudia López.

Este miércoles, la Veeduría Distrital publicó un informe en el que se muestran las expectativas que tienen los jóvenes manifestantes en Bogotá. Para la elaboración del mismo, el ente de control adelantó 2.160 encuestas durante las jornadas del paro nacional, entre el 12 y el 24 de mayo.

Parte de los resultados que arrojó el informe es que la educación y el empleo son los principales reclamos de los jóvenes en las calles.

“Los y las jóvenes marchantes de Bogotá tienen niveles de escolaridad relativamente altos, pero expresan como uno de sus mayores temores la incertidumbre en cuanto a su futuro educativo”, es una de las conclusiones.

Le puede interesar: Desempleo en Bogotá fue del 19,2 % en el trimestre febrero - abril

De igual forma, se descubrió que el porcentaje de “ninis” (personas que ni estudian ni trabajan) resultó ser más bajo de lo esperado. Aún así, los consultados respondieron que marchan por oportunidades laborales, y que estas no exijan experiencia.

“La Veeduría Distrital se solidariza con las víctimas y sus familiares y espera que los datos de este informe contribuyan a un diálogo que le permita a la ciudad responder a las demandas y a las frustraciones de sus jóvenes para recuperar la convivencia”, comunicó el ente de control preventivo.

Otro de los hallazgos que llaman la atención en este informe es que los jóvenes consultados aseguran no hacer parte de alguna organización, sin embargo, dicen sentirse representados en la negociación que lidera el Comité del Paro.

“Los y las jóvenes marchantes de Bogotá manifiestan estar dispuestos a dedicar todo el tiempo que sea necesario para conseguir los cambios deseados y el factor tiempo aparece como una variable dependiente de las variables de riesgo.  Aseguran que las marchas no se detendrán si no se toman medidas de choque en materia educativa y laboral”, añade el informe.

La inseguridad y la corrupción también figuran como parte de sus principales preocupaciones. En las encuestas, la mayoría aseguró que disminuirlas mejoraría su percepción general sobre su entorno. Del mismo modo, dicen que se necesita una intervención social del Gobierno Distrital. El 81,2 % cree que la administración de Claudia López debe hacer más por ellos.

“Frente a esas realidades, entre las recomendaciones de la Veeduría Distrital se encuentran: realizar estudios a profundidad para conocer mejor las aspiraciones de los y las jóvenes marchantes de Bogotá; profundizar el diálogo con ellos y anunciar cuanto antes las medidas que se tomarán para impulsar el empleo y la educación en la ciudad”, comunicó la Veeduría Distrital.

Por su parte, el veedor Guillermo Rivera aseguró que “para que la ciudad no normalice la gestión de la protesta juvenil sin abordar la raíz del problema, los y las jóvenes necesitan observar cambios pronto (...). La decisión de la alcaldesa López, cuando anunció un plan de choque social, va en la dirección correcta. Lo importante ahora es su rápida implementación”.

Comparte: