9 Jun 2021 - 6:47 p. m.

El foco de contagio no son las marchas, es Transmilenio: vocero del Comité del Paro

El presidente de la CUT, Francisco Maltés, también dijo a El Espectador que esta tarde presentarán un informe a la CIDH, en el que se informa sobre unas 70 muertes, cerca de 100 desaparecidos y más de 3.000 casos de abuso policial en el marco del paro nacional.
Diego Ojeda

Diego Ojeda

Periodista
Maltés asegura que, a diferencia de las movilizaciones, Transmilenio tiene un mayor riesgo de contagio, pues no opera a cielo abierto.
Maltés asegura que, a diferencia de las movilizaciones, Transmilenio tiene un mayor riesgo de contagio, pues no opera a cielo abierto.

Hoy se adelanta en la capital lo que el Comité Nacional del Paro ha definido como la ‘toma de Bogotá’ que, según lo descrito por ellos mismos, no es más que una movilización vigorosa en la que se espera la participación de personas provenientes de otras regiones del país, además de muestras artísticas y culturales.

Lea también: Paro Nacional: Así avanzan las manifestaciones de este miércoles en Bogotá

En entrevista con El Espectador, el vocero del Comité del Paro y presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Francisco Maltés, asegura que esta será una jornada exitosa, pues no solo contará con una “excelente movilización”, sino que tendrá la presentación, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), del informe de casos de abuso policial cometido contra los manifestantes desde el 28 de abril.

Hay que mencionar que estas movilizaciones han sido fuertemente cuestionadas por parte de autoridades políticas y de salud, las cuales atribuyen a las aglomeraciones las disparatadas cifras de contagios y las altas tasas de ocupación de camas UCI registradas en los últimos días. Parte de las críticas vienen de la alcaldesa Claudia López, quien en las últimas horas dijo que “40 días de aglomeraciones lo único que han generado es contagio y muerte”.

Al respecto, Maltés dijo que “la alcaldesa debería hablar menos y trabajar más, pues el principal foco de contaminación es el sistema masivo de transporte en Bogotá, Transmilenio”. Este líder sindical argumenta que en los articulados hay un contacto permanente entre centenares de personas, en los que en muchos casos ni siquiera hay un centímetro de distancia entre cada pasajero. “La alcaldesa debería revisa la viga en el ojo propio y no la paja en el ojo ajeno”, asegura.

Al preguntarle sobre por qué entonces el pico más agresivo de la pandemia coincide con el inicio de las manifestaciones, y no con Transmilenio (pues el sistema nunca ha dejado de funcionar), Maltés responde que también hay que tener en cuenta la apertura a la economía que ha hecho tanto el Gobierno Nacional como el Distrital. “Si se tuviera una real preocupación por la salud de los bogotanos, no abrirían toda la economía. Otra vez están buscando el muerto río arriba”, concluye.

Le puede interesar: Reapertura de Bogotá genera intranquilidad entre médicos

Sin embargo hay que recordar que la reapertura total de la economía no sucedió sino hasta ayer (sin desmentir que la capital ya venía con medidas bastante flexibles, a comparación de las implementadas al inicio de la pandemia), cuando se levantó el toque de queda y se permitió que establecimientos comerciales, como los bares, volvieran a abrir. De hecho, la alcaldesa Claudia López ya había comunicado que si no fuera por las manifestaciones, Bogotá estaría enfrentando medidas más estrictas para mitigar el tercer pico, no obstante, para ella (refiriéndose a las protestas) los bogotanos cambiaron sus prioridades, por lo que no tiene sentido mantener la economía cerrada cuando hay cientos de miles en las calles.

A pesar de lo anterior, Maltés asegura que el riesgo de propagación del virus en las manifestaciones no es considerable, pues es una actividad que se hace a cielo abierto. Desde el Comité del Paro, argumenta, se ha hecho un llamado para que las personas que tengan síntomas relacionados al virus, o que presenten enfermedades de base, se abstengan de asistir a las marchas, además de reiterar el adecuado uso del tapabocas y la desinfección de manos.

Le sugerimos leer: Clínica Shaio pide acudir al servicio de urgencias solo en casos extremos

Entre los anuncios hechos por este vocero del Comité Nacional del Paro, está el que hoy, a las tres de la tarde, tendrán una reunión con la CIDH, en la que entregarán el preacuerdo que hicieron con el Gobierno el 24 de mayo, mismo que, aseguran, el presidente se ha negado firmar. Con esto buscan dejar una constancia de lo que consideran como “la falta de voluntad política que ha habido de parte del Gobierno para garantizar los derechos humanos, y particularmente en el ejercicio de la protesta”.

Aquí hay otro aspecto a traer a memoria, y es que la falta de avances en los diálogos se ha debido a básicos en los que cada parte asegura que el otro no ha mostrado voluntad de ‘dar su brazo a torcer’. Desde el Comité del Paro se dice que el Gobierno no ha querido firmar un preacuerdo en el que se compromete a garantizar el ejercicio de la protesta; desde el Gobierno, se plantea que no han parado los bloqueos, y que sin eso no puede haber negociación.

“El tema de los bloqueos es un argumento del Gobierno para no negociar. En estos días el ministro de Defensa dijo que habían levantado más de mil bloqueos y que ya no quedaban sino unos pocos. Muchos cortes de ruta se han levantado por alcaldes y gobernadores, mediante diálogos con quienes están en esos cortes de ruta, entonces, uno lo que observa hoy es una actitud de dilación. ¿Qué espera el Gobierno para dar inicio a las conversaciones?  El Gobierno le tiene miedo, pánico, a la palabra negociación”, concluye.

Entre el informe que presentará el Comité del Paro a la CIDH, según lo adelantado a este medio por Maltés, hay un balance de casos de abuso policial, en el que se registran unos 70 muertos (la mayoría con arma de fuego), violencia sexual de uniformados contra mujeres, 70 víctimas de lesiones oculares, cerca de 100 desaparecidos y más de 3.000 casos de exceso de fuerza.

Todo esto plantea un panorama bastante incierto para la capital, pues el anhelado acuerdo parece dilatarse día tras día, el fantasma de la polarización vuelve a aparecerse (impulsado por las elecciones presidenciales) y las previsiones de la pandemia indican que pasarán semanas antes de que se mitigue la sobreocupación en los hospitales, lo que se traduce en un posible repunte de los casos de muertes por cuenta del virus. Menos palabras y más acción, como asegura Maltés.

Comparte: