Publicidad
4 Feb 2022 - 9:00 p. m.

“En Bogotá se respetan los derechos humanos y la manifestación”, secretario de Gobierno

Felipe Jiménez habla sobre su llegada a la cartera de Gobierno de Bogotá, las manifestaciones, las comunidades indígenas en el Parque Nacional y la situación de orden público en el Portal Américas. Así mismo, se refirió a las relaciones con el Concejo de Bogotá.
Felipe Jiménez se posesionó como Secretario de Gobierno el pasado 6 de enero, luego de un enroque con Luis Ernesto Gómez, quien pasó a ocupar el cargo de Jefe de Gabinete.
Felipe Jiménez se posesionó como Secretario de Gobierno el pasado 6 de enero, luego de un enroque con Luis Ernesto Gómez, quien pasó a ocupar el cargo de Jefe de Gabinete.
Foto: Cortesía

Tras un enroque con Luis Ernesto Gómez —quien se desempeñó en la primera mitad de la administración de Claudia López como Secretario de Gobierno— Felipe Jiménez pasó de Jefe de Gabinete a ocupar esa cartera, una de las más importantes en el Distrito por su función de enlace entre la Alcaldía Mayor y el Concejo de Bogotá para la aprobación de proyectos claves que impulsan las agendas de los alcaldes.

En entrevista con El Espectador, Jiménez habló de los retos como nuevo Secretario de Gobierno, su actuación ante temas álgidos como el orden público en el Portal Américas luego del paro nacional y las comunidades indígenas en el Parque Nacional, así como de las relaciones políticas con el cabildo distrital, en donde su antecesor terminó con fuertes choques y acusaciones de clientelismo con concejales que hacen parte de la bancada de gobierno de la alcaldesa.

¿Cómo ha sido su inicio en el cargo?

Muy emocionado y con muchos retos por sacar adelante este 2022. Encontré una Secretaría de Gobierno con grandes profesionales y perfiles, donde todo marcha muy bien y estoy seguro de que, de la mano de nuestros funcionarios y de nuestras alcaldías locales, tendremos un gran año.

Lea: Las apuestas de Margarita Barraquer como nueva secretaria de Integración Social

¿Cómo encontró las relaciones entre el Concejo y la Alcaldía Mayor?

Con el Concejo en los últimos dos años hemos logrado sacar el Plan de Desarrollo, el Plan Marshall, el cupo de endeudamiento, el programa de rescate social y otros grandes proyectos de acuerdo de los concejales. El Plan de Ordenamiento Territorial tuvo tres ponencias positivas, un pliego de modificaciones avalado e, infortunadamente, por un problema en el reglamento no pudimos avanzar en su aprobación. Mi prioridad con el Concejo es seguir formando una relación constructiva alrededor del diálogo, la honestidad y el consenso, y por eso lo primero que hice fue reunirme con los voceros de los partidos y los movimientos políticos, así como con los concejales, con el fin de presentarle nuestras prioridades y nuestra intención honesta de construcción colectiva con ellos. Hoy Bogotá no necesita confrontación, sino diálogo constante alrededor de consensos que nos permitan sacar adelante las metas de ciudad.

¿Cómo le fue en esa reunión? Sobre todo con aquellos que tuvieron roces con su antecesor tras la expedición del POT por decreto.

Las reuniones con ellos han sido fraternas y con un tono amigable, en donde de lado y lado hemos dejado claro cuáles son nuestras prioridades, nuestros retos y hemos acordado una metodología de trabajo, que estará basada en la honestidad, el diálogo y en los consensos alrededor de los temas importantes de ciudad.

¿Cuál cree que es el legado de Luis Ernesto Gómez?

El más importante que encontré en la Secretaría de Gobierno es nuestro programa de “Bogotá Local”, que invierte miles de millones en las localidades con nuestras alcaldías locales para sacar adelante y apoyar a nuestros microempresarios, jóvenes, mujeres y comerciantes con diferentes rutas y líneas de atención. Estamos reinventando lo local, sacando prioridades y proyectos que en el pasado no se pensaron que, con los fondos y con la Secretaría, podían ser sacados adelante. “Bogotá Local”, sin duda, será un legado de esta administración para las futuras que vengan en la ciudad.

Le puede interesar: Emplear a mujeres, jóvenes y mayores de 50 años, el reto de Alfredo Bateman

¿Cuál va a ser el mayor reto que va a tener durante su paso por el sector Gobierno?

Primero, sacar adelante nuestro plan de infraestructura local. Este año vamos a invertir $300 mil millones en vías, andenes, parques e infraestructura social. Por eso vamos a crear la junta de infraestructura local que ya empezó a sesionar. Estaremos semana tras semana pasando revista de un método gerencial y efectivo con el fin de sacarlo adelante. Segundo, implementar de la mano de todo el Distrito rápidamente los proyectos de los presupuestos y que las personas voten por los de su preferencia en sus barrios y localidades. Este año la tarea nos toca a nosotros: cumplirles y ejecutar cerca de $300 mil millones de sus proyectos. Tercero, está en presentarle al Concejo el proyecto que le permite a Bogotá crear la Región Metropolitana. El cuarto es seguir avanzando en el 60 % de la descongestión de todos los procesos que tienen los inspectores de policía de la ciudad. Desde el día uno de esta administración encontramos un atraso increíble, el cual lo afrontamos con un mayor equipo, mayores recursos y un mejor proceso. Y un quinto será seguir fortaleciendo e implementando nuestro programa de “Bogotá Local”, seguir apoyando a nuestros emprendedores, microempresarios, mujeres y jóvenes que tantos proyectos tienen en las localidades.

¿Cómo será su actuación frente a las movilizaciones sociales que puedan presentarse en Bogotá?

Que triunfe la convivencia en nuestros barrios y localidades. De la mano con nuestros equipos de diálogo, de Derechos Humanos y con los gestores estamos yendo con el Instituto Distrital de la Participación y Acción Comunal (IDPAC) a los puntos más álgidos. Estamos hablando con los vecinos, comerciantes, jóvenes y representantes de diferentes comunidades para establecer estrategias que nos permitan avanzar en un diálogo y una convivencia fraterna. En Bogotá se respetan los derechos humanos y la manifestación, pero también trabajamos de forma incansable por una mejor y mayor convivencia en nuestros barrios.

¿Cuál será el plan para los días 28 de cada mes?

La convivencia en los barrios no hay que asegurarla los 28, hay que asegurarla los 29, los 30, los 1, los 2 y todos los días del año. Aquí no trabajamos solamente por un día al mes, estamos trabajando con nuestros gestores de convivencia y diálogo en todos los barrios y en los puntos más álgidos para asegurarle a esos vecinos y a esas familias tranquilidad y convivencia.

Lea también: Las cartas de Claudia López para enfrentar sus últimos años de mandato

Aun así, si no triunfa el diálogo y hay complicaciones de orden público, ¿podría darse que necesiten acompañamiento de la Policía o la Secretaría de Seguridad?

Con varias entidades del Distrito estamos trabajando para tener una presencia integral, con los gestores de convivencia, redes de participación del IDPAC y con los equipos de Derechos Humanos trabajando desde hace varias semanas en proyectos que nos aseguren una mayor convivencia en esos barrios y en esas localidades.

¿Qué resultados espera de esas acciones?

Que el diálogo prime sobre hechos vandálicos y que la acción colectiva y constructiva de la ciudadanía permita una manifestación pacífica y una convivencia de las familias.

Pero le insisto: si el vandalismo prima sobre el diálogo en algunos casos, ¿cuál será la respuesta?

Frente al vandalismo todo nuestro rechazo y apoyo a nuestra Secretaría de Seguridad, a la Policía y las autoridades de justicia para sancionar y judicializar a los responsables. El vandalismo no es protesta, es un actuar ilegal que hoy está sancionada por diferentes artículos del código penal. Frente al vandalismo no solo rechazo, sino acción decisiva por parte de la Alcaldía de Bogotá para encontrar y sancionar a los responsables.

Lea: “El principal reto es devolverles la confianza a los bogotanos”, secretario de Movilidad

Por otro lado, ¿cuál cree que ha sido el factor que ha dificultado la reubicación y la caracterización de las comunidades indígenas en el Parque Nacional?

En días pasados logramos el traslado de 160 personas del parque al alojamiento temporal en La Florida. Con ese traslado ya son tres traslados que hemos logrado. Y, por otro lado, hemos logrado dos retornos efectivos del alojamiento La Florida a Risaralda, en compañía y apoyo de la Unidad de Víctimas de la Nación. No descansaremos ni un solo minuto con todas las entidades del Distrito para buscar una salida rápida y efectiva que nos permita sacar adelante esta situación. Lo primero que hago todos los días es preguntar cómo estamos en el parque y cómo avanza el diálogo con esas comunidades. Seguiremos insistiendo en los alojamientos temporales que hemos ofrecido y que tenemos. Seguiremos cumpliendo las políticas públicas trazadas en el pasado y esperamos que el diálogo y con el trabajo constante de nuestro equipo de Derechos Humanos, de la Alta Consejería y de todas las demás entidades que están en el Parque Nacional podamos tener buenas noticias para la ciudad.

¿Cree que hay algún factor que bloquee apropósito el diálogo con las comunidades?

Sin importar si hay personas que quieren bloquear o quieren dañar y evitar la salida exitosa de esta situación nuestro trabajo será pasar por encima de estas situaciones odiosas y sacar adelante este proceso. Claro está que donde veamos ilegalidades, presiones indebidas o manipulaciones contrarias a la ley seremos los primeros en ponerlas en disposición de las autoridades, pero por ahora la prioridad es sacar adelante un diálogo constante que nos permita tener una buena relación y un buen resultado en el Parque Nacional.

Para conocer más noticias de la capital y Cundinamarca, visite la sección Bogotá de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias