11 Oct 2019 - 12:29 a. m.

En menos de un mes, se declaran desiertas tres licitaciones de movilidad en Bogotá

El 20 de septiembre se declaró desierta la licitación que busca comprar 594 buses eléctricos; el 8 de octubre ocurrió lo mismo con la que plantea la adquisición de 2.471 vehículos Euro VI y, el 9 de octubre pasó con el proyecto de parqueo en vía pública.

-Redacción Bogotá - bogota@elespectador.com

Todas estas licitaciones tienen en común el SITP. Dos de las tres contemplan la adquisición de buses con energías limpias, mientras que una busca implementar un modelo de financiación para todo el sistema. / Archivo El Espectador
Todas estas licitaciones tienen en común el SITP. Dos de las tres contemplan la adquisición de buses con energías limpias, mientras que una busca implementar un modelo de financiación para todo el sistema. / Archivo El Espectador

En 19 días, la ciudad ha experimentado la declaratoria de deserción de tres proyectos relacionados a la movilidad. Por lo general, estos procesos han carecido de empresas oferentes que muestren interés en las condiciones de los contratos, es decir, que vean oportunidades de negocio.

Por lo menos dos de estas licitaciones se encuentran en un proceso abreviado, es decir, el mecanismo que se emplea para no cancelar la licitación, sino dar un plazo a los posibles oferentes para que manifiesten los diversos obstáculos que contemplan en los contratos. Esto se hace para, en la medida de lo posible, modificar los pliegos e incrementar las posibilidades de tener participantes.

El primero de estos es la licitación que busca la compra de 594 buses eléctricos para el SITP. Se busca que estos vehículos cubran la demanda de varias rutas en zonas como Perdomo, Fontibón, Suba Centro y Usme.

El pasado 20 de septiembre dicha licitación se declaró desierta, pues el único oferente que se presentó fue rechazado por no cumplir con todos los requisitos. Lo anterior no significa que no haya empresas interesadas en participar, lo que pasa es que, según su argumentación, las condiciones que contempla el contrato no les significa un negocio.

De hecho, hay evidencia de al menos 20 empresas interesadas quienes hicieron 336 observaciones a los pliegos definitivos de condiciones. La única que se presentó fue la dupla Electribuses Bogotá y Somos Operación SAS., misma que no cumplió con los requisitos y por eso fue descartada. 

Otra de las razones de peso, según algunos abogados que hicieron seguimiento al proceso, es que hay una desconfianza del sistema financiero y de las aseguradoras frente al SITP en Bogotá. 

Una segunda declaratoria de deserción se registró el 8 de octubre, esta vez con la licitación que busca la compra y operación de 2.471 buses que cumplan con los estándares de emisiones Euro VI. Esto en el marco de las intenciones que ha manifestado el Distrito por implementar tecnologías que reduzcan la emisión de gases contaminantes.

Aquí, El Espectador conoció que solo una empresa se presentó a la entrega de sobres de propuesta, eso ocurrió en la mañana del 7 de octubre. En la tarde del mismo día dicha empresa se abstuvo de subir su propuesta al SECOP, por lo que a la administración no le quedó de otra que declarar la licitación desierta al día siguiente. 

Declaraciones obtenidas por un directivo de dicha compañía, la cual solicitó mantener el anonimato su nombre, dan cuenta de condiciones contempladas en el contrato que no se traducen en obstáculos para las intenciones de inversión. 

La primera de estas es que se pide a la empresa a la que se adjudique el contrato la adquisición de una base de operaciones (patios para parquear los buses). La escasez de terrenos en Bogotá, según lo manifestado por el vocero, hace que este requisito afecte las oportunidades de negocio. 

El segundo obstáculo tiene que ver con la falta de oferta en el mercado de tecnologías que permitan cumplir con los estándares de emisión Euro VI. Aquí el representante de la compañía aseguró que solo existe una empresa que vende dicha tecnología, y que, al carecer de competencia, puede pedir lo que quiera, lo que a la larga afecta los costos de ejecución.

La más reciente declaración de deserción ocurrió el pasado 9 de octubre, cuando la Secretaría de Movilidad comunicó que no se presentaron propuestas de ningún interesado en el proyecto que busca habilitar el parqueo en el espacio público para financiar el SITP.

“La Secretaría Distrital de Movilidad respondió más de 363 observaciones hechas por parte de posibles oferentes entre el 2 de septiembre de 2019, fecha en la cual se publicaron los pliegos definitivos, y el 4 de octubre de 2019”, comunicó el despacho.

En torno a esta licitación, se evalúa la posibilidad de abrir un proceso de selección abreviada.

Recibe alertas desde Google News