Publicidad
15 Jan 2021 - 11:14 p. m.

Girardot, Facatativá y Fusagasugá estarán en cuarentena este fin de semana

Así lo anunció el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García. Los otros 113 municipios del departamento continuarán con los toques de queda nocturnos hasta el 22 de enero.
Esta medida comienza a partir de hoy, a las 8:00 p.m. y terminará el próximo lunes 18 de enero a las 5:00 a.m.
Esta medida comienza a partir de hoy, a las 8:00 p.m. y terminará el próximo lunes 18 de enero a las 5:00 a.m.
Foto: Gustavo Torrijos Zuluaga

Cundinamarca decidió ampliar las restricciones para tres municipios durante este fin de semana debido al panorama de COVID-19 en el departamento. Por eso se decidió que Girardot, Facatativá y Fusagasugá entrarán en confinamiento total, mientras los otros 113 municipios del departamento continuarán con los toques de queda nocturnos hasta El 22 de enero.

El anuncio de la cuarentena total lo hizo este viernes el gobernador del departamento, Nicolás García, quien señaló que la medida comienza a partir de este viernes, a las 8:00 p.m. y terminará el próximo lunes 18 de enero a las 5:00 a.m.

“Cundinamarca ha decidido que la inmensa mayoría de sus municipios van a continuar con el toque de queda nocturno, sin embargo, Girardot, Facatativá y Fusagasugá tendrán restricción total de la movilidad”, dijo el mandatario, quien agregó que la decisión se tomó después de que el Ministerio de Salud propusiera nuevas medidas para el departamento.

>>>Lea: Colegios oficiales de Cundinamarca continuarán en clases virtuales

Eso quiere decir que las personas que quieran viajar a alguno de estos municipios o que estaban allí vacacionando y busquen salir, no podrán hacerlo hasta que la restricción de movilidad termine.

La medida se tomó ya que estos tres municipios tienen centros de salud con camas de UCI y se encargan de recibir pacientes de otras zonas del departamento. A finales de 2020, el gobernador había pedido a las comunidades de Girardot y Fusagasugá extremar las medidas de autocuidado pues eran los municipios que más registraron aumento de contagios y una alta ocupación de UCI.

Según Javier Suarez, gerente del departamento de COVID-19 en Cundinamarca, las restricciones como el pico y cédula, el toque de queda y la restricción en la venta de alcohol han permitido descongestionar los servicios de urgencias del departamento que se habían visto saturados por personas heridas en accidentes de tránsito y riñas.

Síguenos en Google Noticias