31 Dec 2020 - 5:00 p. m.

Habilitar bicicarriles y contratar estudios para obras en Bogotá, los hitos del IDU este año

Con 10 obras contratadas para construcción y cinco para realizar análisis y diseños, la entidad espera mejorar las vías principales de Bogotá, además de ampliar la red de ciclorrutas y espacio público. La gran controversia es la ciclorruta de la Calle 13, que tendrá varios cambios para no seguir generando choques entre ciclistas y conductores de vehículos particulares.

Finalizar con el diseño del Corredor Verde de la carrera Séptima e invertir en aspectos que mejoren la movilidad de Bogotá, como los estudios de nuevos cables aéreos y la Cicloalameda Medio Milenio, hacen parte de las prioridades para 2021 del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), que esta semana dio su balance luego del primer año de la administración de la alcaldesa Claudia López.

Quizás el tema más importante tiene que ver con el Corredor Verde de la carrera Séptima, teniendo en cuenta los vaivenes de ese proyecto que sustituyó la troncal de Transmilenio (TM) por la vía más importante de la capital. En su balance, el IDU celebró haber revocado la licitación para la adecuación de la troncal y resaltó que, a pesar de los avances del proyecto que dejó la administración de Enrique Peñalosa (ad portas de adjudicar la licitación), el Distrito no fue objeto de demandas o tuvo que pagar indemnizaciones a los oferentes que participaban del proceso licitatorio. A su vez, el IDU destacó haber recibido más de 50.000 propuestas para el diseño del nuevo Corredor Verde.

Por otro lado, este año se invirtieron $6.995.087.770 en los estudios y diseños del Cable Aéreo de San Cristóbal, mientras que, para los cables de Potosí y Usaquén, el IDU firmó un acuerdo con la Agencia Francesa de Desarrollo para desarrollar los estudios que se esperan dejar estructurados antes de 2023.

Lea: Sector ambiente en Bogotá: año de corregir errores y fijar nuevos retos

Movilidad y Transmilenio

Los avances más importantes de este año en cuanto a la construcción de nuevas troncales de TM se dieron con los adelantos de la fase de preconstrucción de la troncal de la Av. 68, en la que se invertirán $2,6 billones. El objetivo de IDU es iniciar la fase de construcción a finales de febrero de 2021 y entregar la obra el primer trimestre de 2025.

De forma paralela, la entidad inició la construcción de la extensión de la troncal de la Av. Caracas Sur, con una inversión de $277.772 millones, mientras que se finalizaron las obras de ampliación de los portales del Tunal, Américas y Sur, así como la intervención de 20 estaciones del sistema troncal.

Para 2021, en julio, el IDU espera registrar avances en la construcción del primer tramo de la troncal de la Av. Ciudad de Cali, que va entre la Av. Circunvalar del Sur y la Av. de las Américas. Este primer tramo tendrá un costo de $695.973 millones y espera generar 10.459 empleos, aportando así a la reactivación económica de la capital.

Ciclorrutas

La adecuación de ciclocarriles fue una de las grandes apuestas del Distrito este año, con el fin de impulsar la bicicleta como el medio de transporte más óptimo para descongestionar el transporte público de Bogotá. De acuerdo con la Secretaría de Movilidad, este año se habilitaron 84 kilómetros de ciclovías, de los que 28 kilómetros ya son permanentes. El IDU resalta que con estas vías exclusivas para bicis se mejoró la circulación, seguridad y facilidad de transportarse para los biciusuarios.

Para mejorar en este aspecto, la entidad suscribió los contratos de obras que se financiaron con recursos de valorización, como el puente de la carrera Novena con calle 112; la ciclorruta y andenes de la calle 116 entre carrera 9 y Avenida Boyacá; las aceras y ciclorrutas de las Calles 92 y 94; el ciclopuente del canal Molinos, sobre la Autopista Norte, y las conexiones transversales peatonales de la calle 73, calle 79B y calle 85, entre otras. Para concluir todas estas obras se requerirán cerca de $127.844 millones.

Pero, en cuanto a la construcción de vías para bici, sin duda la gran apuesta es la construcción de la Cicloalameda Medio Milenio. Se trata de un ambicioso proyecto que busca construir la primera “autopista para bicicletas” de la capital para que los ciclistas puedan viajar de sur a norte de forma ininterrumpida, a través de 26,3 kilómetros de carril exclusivo para bicis desde el Portal Tunal hasta la calle 170. Para este proyecto, el IDU adjudicó los estudios y diseños por un valor de $8.721.731.424 y espera abrir la licitación para su construcción a finales del 2021.

La controversial Calle 13

La instalación de bicicarriles generó múltiples choques entre biciusuarios y conductores de vehículos particulares y de servicio público, pero la mayor controversia se dio con el carril de la calle 13. Allí hubo un punto de inflexión en el plan del Distrito de instalar carriles para bicis, pues incluso se convocaron manifestaciones con el fin de demostrar el inconformismo con la reducción del carril vehicular en esta importante vía, que funciona como salida y acceso a la capital.

Los conductores de vehículos como camiones y buses de servicio intermunicipal aseguraron que el ciclocarril fue un problema para la movilidad de la calle 13 y que esta infraestructura fue subutilizada por los ciclistas. Por su parte, los biciusuarios afirmaron que el carril era una medida necesaria para evitar accidentes.

Ante esta polémica, el director del IDU, Diego Sánchez Fonseca, anunció durante la presentación del balance que tomó la decisión de hacer cambios en la ciclorruta de esta vía. Si bien este carril fue de gran ayuda para los usuarios de la bicicleta, también generó problemas de movilidad al ingreso y salida de la ciudad, y por tanto el IDU decidió que el flujo de las bicicletas se trasladaría a las zonas laterales. Este cambio se hará a través de una intervención que será temporal y que se empezará a construir a partir de la primera semana de enero.

“El problema de abrir un ciclocarril en la vía es que generamos una congestión muy grande. No es que queramos decir que eso ha sido una falla, porque lo que sí creemos es que el ciclocarril ha cumplido con su objetivo principal que es salvar vidas. Pero no queremos seguir construyéndolo ahí, lo vamos a hacer sobre las zonas laterales, en las zonas que denominamos como ampliación futura de la vía”, dijo Sánchez.

Para el director del IDU, las intervenciones en la calle 13 son una deuda histórica que se tiene sobre todo con los habitantes del occidente Bogotá pero, aunque ya existen estudios y diseños, no hay financiación para el proyecto cuyo costo total puede alcanzar los $3 billones. Para financiar esta intervención, la entidad junto con la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y el Instituto de Infraestructura y Concesiones de Cundinamarca (ICCU) propondrá que se utilicen los recursos de los peajes que hay fuera de Bogotá, e incluso acudirán al Gobierno Nacional para hablar de una cofinanciación, al tratarse de una vía en la que se plantea tener una troncal de Transmilenio.

Para 2021, el reto del IDU es avanzar en todos los diseños que se gestionaron durante este año. Con el presupuesto del 2020 se adjudicaron 38 contratos de obra e interventoría para la conservación de la malla vial, espacio público, ciclorrutas, puentes peatonales y puentes vehiculares, que tendrán que empezar a ejecutarse en el nuevo año, teniendo un valor aproximado de $218.000 millones.

Comparte: