Bogotá

20 Feb 2018 - 5:52 p. m.

Juez ordena al Distrito ajustar el proyecto de Lagos de Torca, en el norte de Bogotá

La orden se dio tras una acción de cumplimiento que interpuso un grupo de ambientalistas. En el fallo, el juez da seis meses al Distrito para revaluar la propuesta de conectividad entre los Cerros Orientales y el Río Bogotá.

Redacción Bogotá - Bogota@elespectador.com

Hace menos de un mes el Distrito anunció la puesta en marcha de su plan para expandir la ciudad hacia el norte. Se trata de Lagos de Torca, un proyecto que contempla la construcción de 128.000 viviendas, un hospital, colegios, centros comerciales, avenidas y seis nuevas troncales de Transmilenio. En teoría, todo estaba listo para que iniciara el proyecto: este año se elaborarían los diseños, se iniciarían obras en 2019 y las primeras viviendas se entregarían en 2021. Además del cronograma, el proyecto también tenía asegurado el dinero con la firma del fideicoimiso entre el Distrito y los privados, que garantizó un primer desembolso de $10.000 millones para los diseños. No obstante, por decisión de un juez, el Distrito tendrá que reajustar su propuesta, para garantizar la conectividad entre los Cerros Orientales y el Río Bogotá. (LEA: En marcha el plan para expandir el norte de Bogotá)

La decisión fue producto de una acción de cumplimiento que interpuso un grupo de ambientalistas y abogados, quienes desde que se presentó la propuesta aseguraron que, sin tocar la reserva Thomas Van der Hammen, el proyecto de Lagos de Torca terminará afectándola. La razón de tal afirmación se enfocó en que Lagos de Torca es una “jugada” del Distrito, para iniciar la intervención en la reserva, donde se piensa completar el plan de expansión urbana hacia el norte.

“Parte de la franja que conecta los cerros con la reserva será reemplazada por suelo de desarrollo y de renovación urbana, con un pequeño corredor ecológico de 60 metros de ancho. Se pasó de tener 1,3 km de ancho en esa zona a 60 metros. Es como si una autopista de 20 carriles se redujera a uno solo, con alamedas. ¿De qué sirve una autopista así? Si hay 1.800 hectáreas para urbanizar en el norte, ¿por qué se ensañan con las 85 hectáreas que corresponden a la conectividad de la reserva Van der Hammen?”, cuestionó en su momento Daniel Bernal, uno de los activistas ambientales que hizo parte del grupo que presentó la acción de cumplimiento. 

Esta fue una de las razones que tuvo en cuenta el Juzgado 42 Administrativo del circuito de Bogotá, que ordenó a la Alcaldía y a la Secretaría de Planeación que cumplan la Resolución 475 de 2000 emitida por el Ministerio del Medio Ambiente, específicamente en el apartado que indica resuelve “garantizar la función ecológica de la propiedad, de modo que se dé prioridad a la preservación y conectividad de los sistemas hídricos y corredores biológicos. En el área del corredor de la Autopista norte coincidente con la franja de conexión ambiental (AP- 2) se deberá propiciar la conformación de áreas verdes y la preservación de la conectividad de las Reservas Forestales del Norte y de los Cerros Orientales”.

El Distrito, a través de la Secretaría de Planeación, indicó que impugnarán el fallo, y aseguró que este no tiene una medida cautelar ni suspende el decreto, sino que pide un ajuste para este tema específico.

"La reserva Thomas Van der Hammen no toca Lagos de Torca, ni Lagos de Torca toca la reserva. Son vecinas y colindan por el oriente y el occidente. El Ministerio de Ambiente afirmó que no tiene capacidad de decisión sobre el área urbana, o sea sobre POZ Norte y Lagos de Torca, y por eso mantiene la categoría de uso que está vigente. Somos absolutamente respetuosos de la autoridad y los fallos judiciales así que acataremos lo que resuelva el Tribunal Superior de Cundinamarca", concluyó el secretario de Planeación, Andrés Ortíz.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X