3 Apr 2020 - 4:44 p. m.

La CAR pide cuidar la fauna y la flora en Semana Santa

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca lanzó una campaña para proteger especies animales y a la palma de cera, especialmente en esta época de celebración religiosa, en la que muchas especies son amenazadas.

Redacción Bogotá / bogota@elespectador.com

El uso de la palma de cera para la fabricación de artesanías ha dejado al ecosistema natural en estado vulnerable, con una reducción del 80 % de su población en el país. / CAR Cundinamarca
El uso de la palma de cera para la fabricación de artesanías ha dejado al ecosistema natural en estado vulnerable, con una reducción del 80 % de su población en el país. / CAR Cundinamarca

La CAR Cundinamarca, mediante la campaña "Porque la vida es sagrada", hizo un llamado a la ciudadanía a no apoyar, en la Semana Santa ni en otra época del año, el tráfico de fauna silvestre ni el uso de la palma de cera en rituales religiosos, esto para no poner en peligro importantes ecosistemas del territorio.

“La Semana Santa en Colombia es una época crítica para muchas especies de fauna y flora silvestre, por el tráfico ilegal, ya sea para consumo de carne y huevos, en el caso de tortugas, babillas e iguanas, o en el caso de mascotas, como el perico bronceado”, anunció Giovanny Villamil, director de recursos naturales de la CAR. Villamil dijo además que el uso de la palma de cera, para la fabricación de artesanías, ha dejado al ecosistema natural en estado vulnerable, con una reducción del 80 % de su población en el país.

Vea también: Noveno día de cuarentena en Colombia: ¡No abandonemos a nuestras mascotas!

En 2019, se registró un total de 1.631 incautaciones de ejemplares de palma y 6.734 de fauna silvestre en Colombia, por las autoridades ambientales, una cifra menor frente al 2018. La campaña tiene como objetivo reducir las cifras de tráfico, mediante campañas para desestimular conductas que atenten contra los ecosistemas, pero también busca hacer uso de la aplicación de la Ley, en coordinación con las demás autoridades competentes, para sancionar a los que permitan en esta práctica.

Según el Código Penal, quienes incurran en el delito de tráfico ilegal de fauna silvestre podrían recibir penas de entre 32 y 90 meses de cárcel y multas hasta de 15.000 salarios mínimos legales vigentes. Por eso, las instituciones que trabajan por la preservación de los ecosistemas naturales de Bogotá y Cundinamarca exhortan a la ciudadanía a tomar conciencia sobre “la responsabilidad de nuestras acciones con nuestro entorno y evitar así llegar a las sanciones contempladas en la normatividad vigente”, indicó la CAR.

La corporación también compartió cinco ideas para reconciliarse con la naturaleza durante la Semana Santa, entre ellas:

*No comprar ni recibir animales silvestres como mascotas.

*Crear los ramos para las procesiones de Semana Santa con materiales como calceta de plátano, cáscaras de mazorca, espigas, hojas y tallos de buchón.

*No consumir carne de animales silvestres como armadillos, carmos, guaguas, serpientes, conejos de monte, ñeques, venados, iguanas, chigüiros, entre otras.

*Cambiar el consumo de peces cuyo hábitat se encuentra en amenaza, como el bagre, bocachico, viudo o el mero; en cambio, sustituir estas especies por otras como la mojarra, tilapia, trucha, cachama y merluza.

*Finalmente, denuncia ante la autoridad ambiental o la Policía Nacional, el tráfico de flora y de fauna silvestre.

*Esta semana, cuando estamos todos en casa para cuidar nuestra salud y la de nuestros familiares, puedes consultar los contenidos de las secciones Nacional y Bogotá sin restricción alguna. Y en medio de esta pandemia, que estamos cubriendo de manera responsable, también puedes ver el especial sobre Coronavirus en el que trabaja toda la redacción de El Espectador minuto a minuto.  

Considera adquirir nuestra suscripción digital y apóyanos para seguir apostándole al poder de la palabra. 

*   *   *

Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook:

Comparte: