9 Oct 2020 - 4:22 p. m.

La polémica propuesta del Distrito que busca cambiar el color de los buses del SITP

El Distrito solicitó que los articulados fueran cambiados a color verde. Dicha petición no cayó bien entre algunos concejales de la oposición, que afirman que el cambio costaría alrededor de $5.300 millones y que, además, es más una estrategia de tinte político que una necesidad con soporte técnico.
Enrique Peñalosa, exalcalde de Bogotá, no está de acuerdo con el cambio.
Enrique Peñalosa, exalcalde de Bogotá, no está de acuerdo con el cambio.

Revivió la polémica por la idea del Distrito de cambiar de color los buses de Bogotá. Esta vez, los buses tradicionalmente azules del Sistema de Transporte Urbano (SITP). La Alcaldía de Bogotá, por medio de Transmilenio, quiere que pintar los vehículos nuevos del sistema de color verde, haciendo alusión a que son buses de energías limpias. Sin embargo, la solicitud no les gustó a algunos concejales de Bogotá, ni tampoco al exalcalde de la capital, Enrique Peñalosa. Entre los argumentos para oponerse a la propuesta están que es algo innecesario, costoso y que estamos en plena recesión económica. Algunos que hilaron más fino incluso aseguran que la estrategia tiene que ver con algo político y que la idea del Distrito es enviar un mensaje para que los capitalinos asocien el color con el partido de la alcaldesa (Alianza Verde).

Para cambiar el color de los buses de SITP, según el concejal Andrés Forero (Centro Democrático), se tendrían que invertir $5.300 millones. Para el cabildante esto es una pérdida de dinero en medio de la emergencia sanitaria. “En pandemia y mientras pretende que el Concejo de Bogotá le apruebe un cupo de endeudamiento de $10,8 billones, Claudia López quiere gastar $5.300 millones en pintar de verde buses nuevos del SITP”, dijo en un trino y agregó que la alcaldesa López más bien quería promover su partido.

>>>Lea: Transmilenio multicolor: exploran cambiar los buses rojos, por verdes y amarillos

Por otro lado, la concejal Lucia Bastidas, quien aunque pertenece a Alianza Verde es férrea defensora del legado del exalcalde Peñalosa y por tanto defiende esa visión de ciudad, también rechazó la propuesta. Considera que se trata de un “despilfarro”, teniendo en cuenta que los buses llegan importados con el color azul que identifica el sistema. “El palo no está para cucharas si los buses llegan importados con color azul como son los zonales, para qué el cambio de color”. Además, insistió en que los recursos deberían ser utilizados para bajar la tarifa del sistema.

Otra de las personas que rechazó la propuesta fue el exalcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, quien asegura que se trata de un “espectáculo” por parte de la administración distrital. “Nosotros con nuestra gerente de Transmilenio, María Consuelo Araújo, compramos 500 buses eléctricos que llegan pronto. La alcaldesa ha dedicado mucho tiempo a lograr pintar de verde los buses azules eléctricos que compramos a ver si se apropia algo de ellos. Espectáculo”, trinó el exmandatario.

Vale recordar que en febrero se lanzó una propuesta similar. En ese entonces, la propuesta estaba dirigida a los buses de Transmilenio y no solo contemplaba cambiar los buses por color verde, sino también por color amarillo. Por ahora, ni Transmilenio ni la Alcaldía de Bogotá se han pronunciado respecto a la propuesta.

Comparte: