5 Aug 2021 - 2:00 a. m.

“Le hicimos un favor a la Fiscalía”: abogada de Carolina Galván y Nilson Díaz

Luego de que el fin de semana quedaran en libertad, en dos oportunidades, los procesados por la desaparición de la niña Sara Sofía, el proceso debió arrancar desde cero. La Fiscalía volvió a vincularlos este miércoles con una nueva imputación por desaparición forzada agravada.
Sara Sofía Galván, de dos años, desapareció en enero cuando su madre se la llevó un fin de semana.
Sara Sofía Galván, de dos años, desapareció en enero cuando su madre se la llevó un fin de semana.

En un lapso de 48 horas, Carolina Galván y Nilson Díaz -madre y el supuesto padrastro de Sara Sofía- recobraron su libertad en dos ocasiones. La primera, cuando la juez segunda penal especializada de Bogotá declaró la nulidad del proceso, que inició en marzo. La segunda, cuando la juez quinta de garantías consideró que no se les suministró un abogado de manera oportuna al momento de su recaptura, cuando salían de prisión.

En ambas decisiones, las togadas llamaron la atención de la Fiscalía por su “falta de claridad” en la investigación y por llevar a cabo un juicio paralelo en los medios: “El debate se debe dar es en las audiencias, no en los medios”.

Lea: Entre el temor y la esperanza: así es el día a día buscando a Sara Sofía Galván

Este diario dialogó con las partes procesales para conocer lo que sigue del caso de la pequeña, que desapareció en enero. Desde orillas distintas, los curtidos abogados Aydeé Acevedo Santos (apoderada de los procesados hasta el 30 de julio) y Antonio Luis González (representante de la familia Galván) hablaron de lo complejo del caso y de los errores de la Fiscalía.

Como dato particular, ambos se vuelven a enfrentar en un proceso mediático, como lo hicieron hace 10 años en el de la muerte de Luis Andrés Colmenares, del cual González salió por la puerta de atrás, tras el escándalo de testigos falsos, y Acevedo, avante, pese a haber sido señalada de obstruir la justicia.

La defensa

El Espectador (EE): ¿Cuál fue la clave para llegar a la nulidad del proceso?

Aydeé Acevedo Santos (AAS): Acá hubo una violación de derechos fundamentales como el debido proceso, sobre todo en el cumplimiento de los hechos jurídicamente relevantes, que son la columna vertebral para que un proceso salga avante y el cual involucra el derecho a la defensa. Eso fue lo que pasó en el proceso de Nilson Díaz y Carolina Galván. La presentación de esos hechos jurídicamente relevantes no se cumplió en la audiencia de imputación. Si hubiésemos llegado a juicio, habría sido igual, porque no hubieran quedado en el escrito de acusación.

En contexto: Sindicados por desaparición de Sara Sofía Galván, libres por errores de Fiscalía

EE: Entonces, si hubieran llegado a juicio, ¿hubiera terminado en nada?

AAS: Cierto. Aquí les estamos haciendo un favor a la Fiscalía y al proceso, porque, así como estaba, en juicio hubiera terminado en nada.

EE: La juez que declaró la nulidad dijo que veía “dubitativa” a la Fiscalía.

AAS: La Fiscalía tiene un montón de información, pero no concretó su teoría del caso. En la ley hay que definir claramente el delito por el cual se adelanta un proceso. En este caso, así la calificación jurídica hubiera sido una sola, en la parte fáctica que narra la Fiscalía hay tres o cuatro delitos que podrían encuadrar, y eso no es dable en nuestro proceso penal.

EE: ¿Qué sigue ahora en el caso?

AAS: La Fiscalía debe adelantar una investigación más profunda y llegar a una conclusión más clara sobre qué ocurrió con la menor, para realizar una buena imputación de cargos y llevar con éxito un proceso hasta el juicio. De resto, es engañar a las víctimas y a la sociedad, porque nunca van a saber qué pasó.

EE: ¿Qué opina de que el exfiscal Antonio Luis González hubiera sido el representante de las víctimas?

AAS: Me sorprendió. Solo espero que su llegada no convierta el proceso en otro caso Colmenares, donde se arrimaron testigos falsos, se escondieron pruebas y en el que se le hizo la vida de cuadritos a esta defensora, con un sinnúmero de situaciones que no vale manifestarlas, pero que fueron terribles. Espero que realmente esté en el proceso para ayudar a las víctimas, para saber qué pasó con la menor. Ese debe ser su objetivo, así como el mío.

Le puede interesar: Los testimonios que se oirán en el juicio por la desaparición de Sara Sofía Galván

Representante de las víctimas

EE: ¿Cómo encontró este caso? ¿Se ha llevado correctamente?

Antonio Luis González (ALG): Lo que he percibido es que es complejo, porque existen una serie de contradicciones que no han permitido que se establezca la verdad. A fin de cuentas, hoy no se tiene claro cuál es el paradero de la menor y, en segundo lugar, porque creo que suspendieron la búsqueda de Sara Sofía. Pero la obligación de la Fiscalía es esclarecer esos hechos, seguir investigando, hacer una imputación robusta y llegar a una acusación fuerte.

EE: ¿Va a pedir que se reanude la búsqueda de la niña?

ALG: Ya solicitamos que las autoridades sigan buscándola, porque esa es una obligación del Estado: buscar a las personas desaparecidas, y mucho más cuando se trata de una menor de edad. Si alguien está desaparecido no se puede presumir que está muerto. Aquí lo que interesa es conocer la verdad de lo que pasó con la menor: si está viva, si está muerta, si la vendieron o la regalaron. En el proceso penal se dedicará a saber si existen las pruebas suficientes para sancionar a los autores, pero es primario la búsqueda de Sara Sofía.

EE: ¿Qué opina de la compulsa de copias para investigar a la Juez que anuló el proceso?

ALG: Nunca he estado de acuerdo con que a los jueces se les amenace con compulsa de copias, ni a los defensores ni a los fiscales tampoco. Antes de compulsar copias a un juez, lo primero que hay que hacer es determinar jurídicamente cuáles fueron los argumentos de una parte y de la otra para poder decir si hubo algún error de orden jurídico. No hay que coaccionar a los jueces con amenazas de compulsación de copias porque eso afecta la administración de justicia.

Lea también: Fiscalía vuelve a capturar a madre de Sara Sofía Galván en Bogotá

EE: ¿Cómo llegó a este caso?

ALG: Xiomara Galván (tía de Sara Sofía) contactó al señor Luis Alonso Colmenares y le pidió ayuda jurídica. Él me contactó y me dijo que analizara el caso y que si podía apoyar a la familia. Me reuní con la señora Xiomara, la escuché, me trajo unos documentos y el tema lo estremece a uno porque soy padre de familia. Le ofrecí mis servicios incondicionalmente y sin cobrar, porque lo que quiero poner es un granito de arena porque tengo experiencia en estos temas, yo fui fiscal de la Unidad de Adolescentes y esos años me dan la oportunidad de prestar mis servicios como abogado.

EE: ¿Tuvo algo que ver también que la abogada Aydeé Acevedo Santos sea parte de este proceso como defensora de Nilson y Carolina?

ALG: No tengo conocimiento de que la doctora esté ahí y eso no tiene nada que ver. Ya le dije cuáles son mis razones, son estrictamente humanísticas y en absoluto nada de eso influye en mis decisiones. Mi actuación es ajena a cualquier colega que esté ahí. Además, ella solo fue abogada en la justicia especializada y no tengo nada que ver con esa colega.

Comparte: