7 Feb 2018 - 3:00 a. m.

“Nos pusieron contra la basura”: Distrito

Tras siete días de la declaratoria de emergencia sanitaria en Bogotá, que tiene a 12 localidades en vilo ante los retrasos en la recolección de residuos, la administración insiste en que la crisis se resolverá antes del 12 de febrero.

-Redacción Bogotá -bogota@elespectador.com

La crisis de las basuras en Bogotá cumple siete días, y mientras el Distrito trata de mitigar el impacto de las 2.900 toneladas de basuras que se generan a diario en las 12 localidades afectadas, los ciudadanos de estos sectores denuncian malos olores y proliferación de plagas, ante lo cual, en el occidente de Bogotá, han armado barricadas para pedir la recolección de los residuos. La emergencia sanitaria, asegura el secretario de Hábitat, Guillermo Herrera, se solucionará antes del 12 de febrero, cuando las nuevas empresas que se quedaron con la licitación de aseo, barrido y recolección de basura empiecen la operación. (Galería: así se vive crisis sanitaria en Bogotá)

¿Cuántas toneladas de basura se han recogido y cuántas se tiene previsto recoger?

A corte de martes en la mañana, recogimos 9.000 toneladas en 12 localidades. Se generó un retraso de tres días en la operación normal en la recolección, a razón promedio de unas 2.900 toneladas de basura que se generan cada día en esas zonas de Bogotá. Hoy tenemos alrededor de 3.000 toneladas de basura. Le hemos recortado dos días a ese retraso y seguimos operando en ese estado de emergencia. (LEA: Administración Peñalosa, a responder en el Concejo por crisis de basuras)

¿Cuántas personas han resultado afectadas por la crisis?

En estas 12 localidades viven más de 3,2 millones de personas, que generan entre 2.700 y 2.900 toneladas de basura al día y hay localidades más grandes que otras, como Engativá, una de las zonas críticas. Desde que inició la crisis, solo esa localidad ha generado 2.800 toneladas diarias de basura. Allí, a medianoche del lunes, recogimos más de 2.000 toneladas. Todavía hay un rezago. Estamos priorizando los puntos críticos de acumulación, como en las localidades San Cristóbal, Los Mártires y Teusaquillo. Estamos trabajando por la mañana y por la noche, con toda la capacidad instalada para resolver esta situación lo antes posible. 

Para el Distrito, ¿cuáles son los motivos de la emergencia?

Unos empleados de Aguas de Bogotá se tomaron la base operativa de la empresa, retuvieron los camiones y casi 70 de ellos resultaron averiados (pinchados con armas blancas, rompieron las ventanas, incluso cortaron las mangueras de frenos). Ellos fueron denunciados ante la Fiscalía y estamos entregando las pruebas. Basuras: se vienen 12 días difíciles

Si el comodato entre Aguas de Bogotá y el Acueducto evidencia que se tenían a disposición 189 compactadores, y dicen que se dañaron 29 camiones, ¿por qué tienen problemas con la recolección de basuras?

Mucha de esa flotilla que dejó la administración anterior se encontraba fuera de operación. La flotilla normal que tiene Aguas de Bogotá es de 90 a 95 camiones, y fueron deshabilitados alrededor de 70. Además, 20 no se encontraban en la base de operaciones, lo que permitió trabajar al día siguiente con una capacidad muy limitada. (Lea: Crisis de basuras en Bogotá: aún hay 3.766 toneladas de residuos en las calles)

¿Por qué responsabilizan al exalcalde Gustavo Petro de esta emergencia?

Si uno se devuelve en el tiempo, el esquema de prestación de servicio que hoy tiene Bogotá se originó en un esquema improvisado, adjudicando a dedo el servicio, sin cumplir con las normas legales. Fue por eso que los jueces y la Superintendencia de Industria y Comercio declararon que había sido ilegal la facultad que se le dio al Acueducto, a través de su filial Aguas de Bogotá, para que prestara el servicio. Por eso, la Superintendencia le dio plazo al Distrito al 12 de febrero para implementar un nuevo esquema, el cual ya se adjudicó.

Para evitar la “masacre laboral” a la que hacen referencia los empleados de Aguas de Bogotá, ¿por qué no se incluyeron a los trabajadores en los pliegos de esa licitación?

Desde octubre del año pasado se publicaron de manera definitiva los pliegos de la licitación y esta administración estaba haciendo todo lo posible para que participaran. Hubiese sido un contrasentido que en ese proceso, que había sido colgado en su fase final y definitiva para la selección de los nuevos operadores, hubiéramos dicho que tenían la obligación los que ganaran que contrataran a los que no ganaran. Es decir, de entrada renunciar a que Aguas de Bogotá participara en el proceso. Eso hubiera sido como dispararse en un pie. (Lea: Procuraduría pide cuentas a la alcaldía de Bogotá por crisis de las basuras)

¿Realmente no se podía hacer nada por salvar Aguas de Bogotá?

Respondo con dos cifras. El capital de la empresa es de unos $15.000 millones. Cuando esta administración asumió la alcaldía se dio cuenta de que este capital había disminuido en cerca de $11.000 millones. La empresa estaba en causales de disolución. Hubo un esfuerzo para sobrellevar esa crisis, evitar la disolución y que participara en la licitación. Infortunadamente, una de las condiciones para participar es que los oferentes cuenten con las garantías financieras del caso. Cuando se presentó al sector asegurador, sus antecedentes financieros terminaron jugando en contra y no le permitió cumplir con este requisito.

¿Qué alternativas ofrece el Distrito para evitar que los empleados de Aguas de Bogotá se queden sin empleo?

Cuando arrancó este proceso, llevábamos alrededor de 500 personas contratadas, 3.200 ya se habían presentado para el proceso de evaluación para que tuvieran una oportunidad con los nuevos operadores. Pero con estos actos vandálicos suspendieron este proceso y nos pusieron contra la basura. La prioridad en este momento es resolver la crisis.

¿Cuánto le ha costado esta situación a la ciudad?

La reparación de los vehículos va a costar alrededor de $2.800 millones, pero a los ciudadanos les digo que sortear esta crisis no les va a costar ni un peso más en sus facturas. También estudiamos la posibilidad de hacer descuentos por los problemas que ocasionamos por la interrupción en la prestación del servicio.

¿Hasta cuándo se prolongará esta crisis?

Vamos a resolverla antes del 12 de febrero, la fecha hasta cuando se extiende la declaratoria de emergencia.

Comparte: