7 Nov 2018 - 3:10 a. m.

Nuevos buses de Transmilenio: ahora la lucha es por el lote de las Américas

No cesa la controversia por la adjudicación de la nueva flota del sistema. A las voces a favor y en contra de cómo se hizo la renovación se suma una indagación preliminar de la Personería. Por otra parte, aún no hay reglas de juego claras para la adjudicación del lote faltante.

Redacción Bogotá - Bogota@elespectador.com

El viernes se adjudicaron cinco de seis contratos para renovar la antigua flota. / Archivo
El viernes se adjudicaron cinco de seis contratos para renovar la antigua flota. / Archivo
Foto: DANIEL IANNINI

La adjudicación de los contratos para proveer y operar 1.160 nuevos buses de Transmilenio (TM) no frenó la controversia detrás de la millonaria licitación. Una vez destapadas las cartas, se alzaron voces a favor y en contra, de nuevo por las tecnologías de los nuevos buses. Por ahora, el 60 % de los vehículos serán diésel y el 40 % serán a gas. Sin embargo, la balanza podría inclinarse cuando adjudiquen el contrato para operar el patio de las Américas, que fue el único que se declaró desierto. Seguramente ofertarán de nuevo buses a diésel, a gas y eléctricos. (LEA: Nuevos buses de Transmilenio: el diésel sigue mandando y el gas gana espacio)

De acuerdo con Transmilenio, el proceso no tardará tanto como la adjudicación de los otros cinco contratos (calle 80, Suba, Usme, Tunal y Norte). Aunque aún no hay fecha exacta ni reglas de juego claras para el concurso por la compra de 260 buses para este patio, se sabe que será un proceso diferente. “Se va a adelantar un proceso abreviado para adjudicar el patio de las Américas a más tardar en diciembre”, manifestó María Consuelo Araújo, gerente de Transmilenio, y advirtió que las puertas no están cerradas para los buses eléctricos, cuyo proponente tendrá la oportunidad de mejorar su oferta.

Araújo se refiere a Green Bogotá, el único consorcio que ofreció estos vehículos. Aunque compitió por tres patios, finalmente fue habilitado solo para participar por el de Suba, y perdió contra la oferta de los buses a gas. Según los voceros de ese consorcio, hablar de un nuevo proceso licitatorio es prematuro, pues piensan presentar un recurso de reposición ante el que TM deberá ratificarse en la declaración de lote desierto, o adjudicarlo si hay argumentos sólidos.

>>> LEA: La guerra por los nuevos buses de Transmilenio

De acuerdo con Juan Pablo Nova, vocero de Green Bogotá, si bien lo primero es agotar las instancias e intentar que TM reconsidere su decisión, están dispuestos también a presentarse a la licitación exprés del lote faltante. “Habría que esperar cuáles son las condiciones, si se mejora la evaluación económica y las tecnologías, y si los ganadores de las licitaciones pueden o no participar”.

Nova también hizo referencia al tema ambiental, que no deja de estar en el radar de la ciudadanía. Para él, esta licitación envía un mensaje de que la capital colombiana pone muchas condiciones para este tipo de vehículos. “Perdió la ciudad en términos ambientales, y el sistema que no da pasos hacia un ascenso tecnológico”.

En esto coincidió la Personería, que anunció una indagación preliminar contra funcionarios de TM. A esto se suma que el órgano de control presentó 50 observaciones al proceso y está analizando qué tanto las acogieron. Eso sí, de entrada dijo que se priorizó lo económico sobre lo ambiental. “Se tuvo más en cuenta el precio que la calidad del medio ambiente”, indicó la personera Carmen Teresa Castañeda.

>>> LEA: "Se priorizó lo económico sobre lo ambiental": Personería sobre licitación de Transmilenio

También hay quienes defienden que, más allá de ser un proceso amigable o no con el medio ambiente, es una decisión que llevaba en vilo más de ocho años. La concejal Lucía Bastidas (Alianza Verde) considera que la renovación es el inicio del camino y cree necesario que el Gobierno respalde económicamente la tecnología libre de emisiones. “Necesitamos discutir en el Plan de Desarrollo nacional que el Gobierno se comprometa a dar recursos para los sistemas de transporte masivo con tecnología limpias”.

Más allá del debate ambiental, por ahora lo único cierto es que los buses de Transmilenio se renovarán con tecnologías que, si bien no son las que se encuentran en las ciudades líderes, sí son un salto respecto a los viejos buses que hoy transitan por las troncales. Queda esperar a saber cómo piensa TM diseñar el nuevo proceso para el lote de las Américas, para tener un panorama completo de la nueva flota del sistema.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.