29 Apr 2020 - 7:15 p. m.

Operador del relleno Doña Juana: "Culparnos del derrumbe es una especulación casi temeraria”

Mauricio Bernal, representante legal del relleno habló sobre la emergencia y aseguró que están investigando las causas del deslizamiento. Indicó que el problema ocurrió en una zona de disposición clausurada, que no afectará el servicio.

-Redacción Bogotá /bogota@elespectador.com

En 1997 fue la última vez que el relleno sufrió un deslizamiento.  / Cortesía: Personería de Bogotá
En 1997 fue la última vez que el relleno sufrió un deslizamiento. / Cortesía: Personería de Bogotá

Tras el deslizamiento que se registró en la noche del martes, en una zona del Relleno Doña Juana, todos los dedos han apuntado al operador CGR, quien tiene a cargo la administración y el manejo de la zona de disposición. Varios líderes y políticos han señalado que la emergencia sería producto de sus incumplimientos. Sin embargo, las directivas de la empresa le han salido al paso a las acusaciones, salvando su responsabilidad e indicando que la situación no es tan grave como lo quieren hacer ver.   

Al menos, así lo indicó Mauricio Bernal, representante Legal de CGR, quien fue enfático en señalar que se trata de una emergencia que están atendiendo con celeridad y que investigarán cuáles fueron las causas, pero que no se trata del desastre que están promocionando. “Empezaron a especular y a comparar este caso con otras emergencias. Pero el derrumbe de 1997 hubo una explosión y llegó basura hasta Usme. En el del 2015 fueron 750.000 toneladas. En esta ocasión calculamos que fueron 80.000 toneladas, que para un relleno que recibe 6.500 toneladas de basura al día, es algo insignificante”, indicó.  

Sobre las causas del deslizamiento, por ahora, la primera hipótesis, dada a conocer por la empresa CGR, es que tras las inspecciones hallaron una posible falla en las capas de arcilla del terreno que, al parecer, no dejaron drenar libremente el lixiviado (líquido que escurre la basuras) hacia los filtros, ocasionando el derrumbe. Incluso, indicaron que en días pasados se detectó una disminución súbita de caudal de los drenajes de lixiviados, cuya causa estaba en proceso de investigación, "sin descartar la acción de terceros ajenos al relleno sanitario, como se ha evidenciado en el pasado con la introducción de elementos que obstruyeron los sistemas de drenaje de lixiviados". 

>>>Lea: Claudia López culpa al operador privado del relleno de Doña Juana por derrumbe

Bernal explicó, además, que el sitio donde ocurrió la emergencia era una terraza que estaba cerrada y no estaban disponiendo residuos, pues esa zona fue operada hace más de 10 años por el anterior concesionario y creo que fallaron los cimientos que puso en su momento. La hipótesis es que hubo una falla en esa arcilla, puesta por el anterior concesionario”. Y agregó: “El servicio se seguirá prestando, porque el derrumbe fue en una zona que no se estaba usando. ¿Qué toca que hacer? Pues toca recoger la basura y mitigar el impacto para los habitantes del sector. Como se trata de basura, serán malos olores y posible proliferación de moscas y ratas. Nada más. Esto no enferma a nadie. Pero esto no le va a dar a nadie neumonía o COVID-19”, agregó.

El operador aseguró que cuenta con la documentación y los registros fotográficos, que evidencian que el proceso de adecuación del área se realizó cumpliendo los parámetros técnicos de operación, el cual fue supervisado por Agencia Nacional Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), la interventoría, la Subdirección de Disposición Final de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESP) y la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios. 

Sobre el plan para atender la situación indicó Bernal que, por ahora, están haciendo cobertura provisional con cal y fumigando de forma manual y a partir de mañana con drones. Además, depositarán la basura en otro de los puntos habilitados.  “No quiero minimizar, pero no es una tragedia ambiental. Se fueron todos los entes de vigilancia y la gente quedó tranquila. ¿Qué queda queda por hacer? Saber qué ocurrió y cuáles fueron las causas”, agregó.

Después de conocerse la emergencia, tanto la Personería como la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, aseguraron que habían denunciado previamente irregularidades en el manejo del relleno, pero que nunca se recibió una respuesta “real” de las autoridades. Ante esto, Bernal concluyó: “Hoy tenemos claro que en CGR somos responsables de atender la situación, pero eso es diferente a ser los culpables.  Si me demuestran que el derrumbe fue por mala operación mía, que apliquen las sanciones y nos toca asumir las consecuencias, pero decir que fue nuestra culpa es una especulación casi temeraria”.

Por ahora, el operador de Doña Juana, ha dicho que el análisis para conocer las causas del evento debe ser producto de una evaluación detallada de toda la información y variables involucradas, teniendo en cuenta la complejidad e importancia que amerita la situación. No obstante,CGR reiteró que esta eventualidad no afectará el servicio de aseo. 

*Estas semanas, cuando estamos todos en casa para cuidar nuestra salud y la de nuestros familiares, puedes consultar los contenidos de las secciones Nacional y Bogotá sin restricción alguna. Y en medio de esta pandemia, que estamos cubriendo de manera responsable, también puedes ver el especial sobre Coronavirus en el que trabaja toda la redacción de El Espectador minuto a minuto.  

Considera adquirir nuestra suscripción digital y apóyanos para seguir apostándole al poder de la palabra. 

*   *   *

Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook

Síguenos en Google Noticias