En vivo
Siga la audiencia de Nicaragua-Colombia en La Haya
La Corte Internacional de Justicia escucha este lunes los argumentos de una demanda que interpuso Managua contra Bogotá por supuestas violaciones a sus derechos sobre el espacio marítimo que le otorgó esa misma corte en 2012.
La Corte Internacional de Justicia escucha este lunes los argumentos de una demanda que interpuso Managua contra Bogotá por supuestas violaciones a sus derechos sobre el espacio marítimo que le otorgó esa misma corte en 2012.
Minimizar
23 Oct 2020 - 5:59 p. m.

Polémica por caso de cachorro que fue devuelto a su presunto agresor en Bogotá

Pese a que hay pruebas en video y denuncias formales, la decisión la tomó el Distrito luego de dar concepto favorable sobre las condiciones médicas del bulldog francés, que ya tenía otra familia adoptiva.

Gran indignación ha generado el caso de Lucky, un bulldog francés que había sido quitado a su dueño tras haber evidencias de que lo maltrataba físicamente. Sin embargo, luego de dos meses y medio, cuando ya se encontraba con una nueva familia, fue devuelto a su presunto agresor.

Lea: Envían a la cárcel a sujeto que mató a su mascota con arma blanca en Cundinamarca

Esto luego de que el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal aportó concepto favorable a un fallo de la inspección de Policía en el que se indicaba que no había suficientes argumentos para validar la información sobre las agresiones, teniendo en cuenta las condiciones médicas del cachorro.

La decisión fue criticada por la concejal animalista, Andrea Padilla, quien dijo que esto es producto de una descoordinación entre el Distrito y los inspectores de Policía que se encargan de vigilar estos casos. “Esta es una situación recurrente desde la creación del IDPYBA. Son deficientes, son malos los conceptos del Instituto, lo que no le da fundamento a los inspectores a tomar decisiones en beneficio de los animales, que dan criterios débiles y acobardados, y que hacen que terminen devolviendo a los animales a sus maltratadores. Los animales no pueden ser revictimizados de esa manera”, expresó Padilla.

Lea: Alcaldía de Chapinero invertirá más de $1.600 millones para atención a animales de Bogotá

El Espectador también habló con Camila Yepes, quien se encargó de reubicar al animal cuando fue entregado al IDPYBA hace dos meses y medio cuando se conoció la denuncia. Estuvo en su hogar de paso y luego fue adoptado por una familia.

“La semana pasada nos informaron que debíamos devolverlo. Entonces hicimos mucho eco por redes sociales, pasamos derechos de petición a la Personería, buscamos ayuda de un abogado e hicimos todo lo posible para no devolverlo. Pero lastimosamente hoy tomamos decisión de entregarlo porque judicialmente estábamos en un problema y no queríamos alargarlo más”, expresó Yepes.

Por su parte, la Personería de Bogotá le solicitó a la entidad revisar los manuelas de procedimiento adoptados en la práctica de las pruebas y aclarar bajo qué argumentos encuentra que la decisión no coincide con las pruebas aportadas.

Esto teniendo en cuenta que las pruebas que fueron difundidas por medio de las redes sociales con registro videográfico, indican que el bulldog era golpeado por su dueño y las condiciones físicas del animal demostraban que hubo maltrato físico y emocional.

Además de que según el IDPYBA las condiciones del canino no demuestran una lesión o herida por los golpes que sufrió, el fallo indica que el dueño se arrepiente de castigar al canino dándole cachetadas como consta en el video aportado en la queja. También fueron valoradas como pruebas las historias clínicas veterinarias aportadas, certificados de vacunas, facturas de comida, sin encontrarse irregularidades.

Sin embargo, para la Personería el concepto etológico (psicólogo de animales) tuvo errores en su práctica, por eso no fue validado por el médico veterinario de planta del propio Instituto, al manifestar que no era claro. Por esta razón solicitó al Distrito aclarar a bajo qué argumentos legales encuentra que la decisión no coincide con las pruebas aportadas.

Asimismo recomendó al IDPYBA realizar un análisis de los manuales de procedimiento y de los protocolos adoptados en la práctica de sus pruebas médicas y etológicas para evitar la invalidación de los conceptos emitidos dentro de los procesos policivos.

Comparte: