Bogotá

Está prohibida la venta al detal

7 Dec 2020 - 6:11 p. m.

Pólvora: si su hijo resulta quemado, usted tendrá que responder

Por primera vez, todos los municipios de Cundinamarca prohibieron el uso de pólvora en las fiestas navideñas. Evitar la venta ilegal y hacer pedagogía con los menores de edad son algunas de las estrategias, en Bogotá y el departamento. Esta es la estrategia.

“Ni COVID-19, ni quemados”: esa fue la premisa bajo la que hace dos semanas el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, pidió a los 116 municipios del departamento, reglamentar el uso de pólvora, con el fin de prohibir su venta y así evitar quemados durante las fiestas decembrinas, época en la que, históricamente, aumentan los casos.

Días después de hacer la petición, todos los alcaldes dijeron sí a la restricción. Según Gina Herrera, directora de Gestión del Riesgo del Departamento, la motivación principal es evitar que los menores de edad resulten afectados. “Lo que se busca es que se restrinja esa venta al detal e ilegal. Queremos que la pólvora sea manejada por personas que tengan la experticia o que se utilicen en eventos que sean controlados”, explicó a El Espectador.

Según la funcionaria, hay padres irresponsables que les permiten manipular pólvora a sus hijos, situación que, muchas veces, termina en tragedia. “Claramente es necesario hacerlo por varios factores. Por nuestros niños; por los mayores que son irresponsables, al combinar alcohol y la pólvora, pues lo que hacen es generar tragedias. Y hay un tema más, que hemos venido trabajando: los animales. La pólvora también genera incomodidad en ellos”.

Para poder implementar y vigilar la restricción, los 116 municipios deben planear estrategias y controles en cada uno de sus territorios. “Vamos a vigilarlo de dos formas: la primera es la de seguimiento y monitoreo, que la estamos haciendo en coordinación con el centro regulador de urgencias del CRUE, la Secretaría de Salud y Gestión del Riesgo, para hacer un conteo diario en los hospitales y de esa forma saber en dónde se están generando esas emergencias”, detalló Herrera.

>>>Lea: ¡Definitivo! Todos los municipios de Cundinamarca prohibirán el uso de la pólvora

Por otro lado, la segunda estrategia es vigilar que no se presenten ventas ilegales, la cual estará a cargo de la Policía del departamento y el Ejército. “Aquí hay que hacer cumplir el código de Policía y claramente poder hacer uso de estas restricciones y decretos que cada municipio ha adoptado”, indicó la directora.

El año pasado, en el departamento se presentaron 27 casos de personas quemadas, 23 fueron personas mayores de 18 años y cuatro eran menores de edad. “Tuvimos 27 casos, sobre todo en la sabana, pero digamos que es más generalizado. Por eso vamos a implementar una estrategia pedagógica con los niños, para que sean estos los que eduquen a sus padres. Esperamos que este año no tengamos casos”, aseguró la funcionaria.

Precisamente por el riesgo que hay de que la pólvora se comercialice en la capital y después sea ingresada al departamento, la Policía estará realizando controles en las carreteras. “Soacha y esos municipios que quedan en los límites con Bogotá tiene esas consecuencias. Allí el control se vuelve más complejo. Hay personas que tienen sus casas de campo y cuando viajan ya llevan los elementos. La idea es que no se trasladen”, explicó Herrera.

Este es el primer piloto de la restricción, según lo informado por la funcionaria. Lo ideal es que la medida continúe durante los siguientes años, pero eso dependerá de qué resultado arroje la restricción.

¿Qué se hará frente al uso de la pólvora en Bogotá?

Este año, nuevamente la capital tendrá restricción para el uso de la pólvora. “Queremos una navidad sin tragedias, en la que los niños estén felices y no en riesgo”, dijo la alcaldesa, quien celebró que Cundinamarca también decidiera prohibir su uso.

Por su parte, el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, indicó que con la restricción en el departamento vecino, la tarea de controlar el uso de la pólvora en la capital se hacía más sencilla. “Históricamente el control se hacía especialmente en zonas de frontera, como en Soacha y La Calera”, indicó el funcionario.

Para ello, aseguró que implementará puestos de control en las salidas de la capital, con el fin de evitar que se ingrese pólvora de manera ilegal. También, habrá vigilancia en las zonas de la ciudad dónde se han reportado más casos de personas quemadas en los últimos cinco años. Se trata de Kennedy, Engativá, Ciudad Bolívar y Rafael Uribe Uribe.

>>>Lea: Vigilancia, control a la venta de licor y cero pólvora, las medidas para una navidad segura en Bogotá

Este año la Alcaldía tendrá un registro diario sobre de los casos de pacientes quemados durante estas fechas, para que la gente pueda saber los reportes y su estado de salud. “Cualquier niño o niña que llegue quemado lo sabremos. Los padres de estos menores deben responder, pues son ellos los responsables de que algún niño terminé afectado por la pólvora”, aclaró la alcaldesa.

Lograr un control real es clave, pues de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Salud, el año pasado, los casos de lesionados con pólvora en Bogotá incrementaron 116 %, pues la ciudad pasó de 19 casos a 41. La preocupante cifra la ubicó como el cuarto territorio del país con mayor número de casos, seguido de Antioquia (62), Valle del Cauca (58) y Tolima (48).

Se espera que con todas las medidas que se implementarán tanto en el departamento, como en la capital, ayuden a que la cifra de quemados en disminuya en el centro del país.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X