En vivo
Imputan cargos a primeros capturados por el escándalo del MinTIC
Inicia la judicialización del contratista Emilio Tapia, el representante legal de Centros Poblados, Luis Fernando Duque; y el agente de seguros Juan José Laverde. Los primeros en ser vinculados a un proceso penal por el contrato que pretendía llevar conectividad a las escuelas rurales.
Inicia la judicialización del contratista Emilio Tapia, el representante legal de Centros Poblados, Luis Fernando Duque; y el agente de seguros Juan José Laverde. Los primeros en ser vinculados a un proceso penal por el contrato que pretendía llevar conectividad a las escuelas rurales.
Minimizar
5 Mar 2020 - 3:00 a. m.

¿Se le debe dar vuelo al Sendero de las Mariposas en los Cerros Orientales de Bogotá?

A la espera de que la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) tome una decisión sobre la construcción de un sendero que atravesaría los Cerros Orientales, desde Usme hasta Chía, se cuestiona hasta qué punto el Distrito retomaría el plan de la anterior administración.

Mónica Rivera Rueda @Yomonriver

Una de las tantas herencias que le dejó la administración de Enrique Peñalosa a la alcaldesa Claudia López, es el proyecto Sendero de las Mariposas y la polémica que ha rodeado esta iniciativa, tal parece que se mantendrá en este mandato, al conocer que existe la posibilidad de retomar la idea. Hoy el Distrito está a la espera del pronunciamiento de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) sobre el permiso ambiental que tramitó la pasada Alcaldía, para definir el futuro de la obra.

Los diseños muestran un trabajo de gran envergadura. Se trata de un corredor turístico de 101 kilómetros que atravesaría los Cerros Orientales de sur a norte (conectaría a Usme con Torca); con un camino de hasta de cinco metros de ancho, con espacio para personas en condición de discapacidad y para circular en bicicleta; interconexión con los ascensos que ya existen; un teleférico en Usaquén, y un cable que conectaría el sendero con el parque de Tominé.

Lea: El sendero que unirá a Usme con Torca 

Es decir, también contempla la intervención de los corredores paralelos a los ríos Fucha, San Francisco, Arzobispo y Teusacá, así como trabajos en las quebradas La Vieja, Las Delicias, Chicó y La Chorrera, a través de los cuales se habilitarían los diferentes puntos de acceso al sendero, para establecer, dicen, una conectividad ambiental entre los Cerros con el río Bogotá.

Aunque el proyecto se presentó como una necesidad, al contemplar un sendero cortafuegos para facilitar el ingreso de los bomberos en caso de emergencias, desde el comienzo han surgido voces en contra, tanto de ambientalistas como de vecinos de zonas aledañas. Por ejemplo, en el barrio La Cecilia, junto al río Fucha, temen que se destruyan espacios que la comunidad ha recuperado en los últimos 10 años, mientras que, en El Paraíso, cerca al Parque Nacional, el temor radica en una eventual orden de desalojo de sus viviendas.

Le puede interesar:Las dudas sobre el sendero de las mariposas

Si bien la discusión se había aplacado, ya que la anterior administración no reservó recursos para la obra en el presupuesto de 2020 —y una tutela la frenó hasta tanto el Distrito y la CAR no ponga toda la información a disposición de las comunidades que podrían verse afectadas—, la controversia se revivió la semana pasada cuando el ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, dijo en una visita al Sendero La Vieja que el proyecto sería una realidad. Contó que el año pasado el presidente Iván Duque le pidió al ente ambiental agilizar la solicitud hecha por el Distrito.

 

<

Red de senderos

Aunque muchos detractores se mostraron tranquilos al escuchar que la alcaldesa López cuestionó la iniciativa (al considerarla más cercana a la construcción de una vía que a un corredor ecológico), ahora están un tanto preocupados. Si bien ella no se ha referido directamente al Sendero de Las Mariposas, sí viene hablando de una red de senderos. Por eso, para zanjar la polémica, distintas voces de su partido han sugerido retirar la solitud de licencia ambiental que se tramita ante la ANLA.

Sin embargo, por ahora, esa idea no está en la agenda de la administración. Según la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, lo que está claro es que Claudia López quiere tener más senderos para que la gente disfrute los Cerros. “Eso nadie lo cuestiona. Lo que nos preguntamos es cómo, porque no queremos que recaiga toda la presión sobre las quebradas La Vieja y Las Delicias. Si la ANLA lleva dos años evaluando una licencia, queremos ver qué nos va a autorizar para poder diseñar nuestro proyecto”.

Para María Mercedes Maldonado, veedora de diferentes procesos ambientales, lo importante en este momento es que, más allá de la confusión que despertó el pronunciamiento del ministro de Ambiente, la gente entienda que el gobierno de Claudia López tiene claro que se trata de convertir gradualmente la franja como zona de uso público, ya que esa es la zona que más presiones tiene de proyectos inmobiliarios. “Cuando los bogotanos podamos usar los senderos, respetando la naturaleza, habremos ganado una cantidad de espacio público que hoy no tenemos”.

LEALos colectivos en contra del sendero Las Mariposas

Por ahora, lo que falta para conocer el desenlace de esta polémica, es el pronunciamiento del Juez Primero Administrativo del Circuito, quien tiene en sus manos la decisión de levantar, o no, las medidas cautelares que tienen suspendido el proyecto, pues aun falta que la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca entregue parte de la información. En caso de dar luz verde para que avance el trámite, se podrá realizar una audiencia pública previa a la decisión final de la ANLA sobre la licencia.

Los ambientalistas creen que la autoridad ambiental no la otorgará, pues consideran que el proyecto no cumpliría las condiciones del Plan de Manejo de los Cerros, no obstante, hay otro sector que cree que dará un permiso parcial para intervenir apenas 25 de los 101 kilómetros proyectados. De ser así, el Distrito tendría que revisar sus planes y, de paso, el presupuesto que se necesitaría para sacar adelante el sendero.

Independiente del resultado, es claro que se requieren acciones concretas para proteger los cerros, pues mientras los invasores de la reserva forestal van ganando terreno y los incendios forestales siguen siendo una amenaza, ya han sido ocho los planes que se han propuesto en el Bosque Oriental, y ninguno se ha ejecutado.

*    *    *
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook

Comparte: