12 Feb 2020 - 6:34 p. m.

Se mantiene la alerta amarilla en Bogotá

Pese a que las lluvias del fin de semana ayudaron al limpiar el aire, este miércoles se volvieron a registrar incrementos en las concentraciones de material particulado.

-Redacción Bogotá - bogota@elespectador.com

Ha pasado cerca de una semana desde que el Gobierno Distrital declaró la alerta amarilla debido a la calidad del aire que se registra, especialmente, en el suroccidente de Bogotá. Allí, la estación de medición Carvajal - Sevillana continúa arrojando registros que indican que el aire que se respira es de condiciones regulares. 

Para la secretaria de ambiente de Bogotá, Carolina Urrutia, la responsabilidad es mantener la alerta amarilla, así como también las restricciones viales que han sido adoptadas, pues esto es lo que permite mitigar el efecto nocivo del aire contaminado en Bogotá. La directiva también indicó que la mala calidad del aire en la capital es la responsable de 2.000 muertes de personas al año.

Le puede interesar: Mejora la calidad del aire en Bogotá, pero se mantiene la alerta amarilla

Sin embargo hay esperanzas de que la alerta amarilla sea levantada en los próximos días. Arrancando esta semana la ciudad estuvo cercana a ello, pues las lluvias que se registraron el fin de semana limpiaron el aire y los medidores registraron mejoras. Sin embargo, este miércoles los mismos marcaron incrementos. 

Para que sea levantada la alerta amarilla, según lo explicado por Urrutia, es necesario que las mediciones marquen una tendencia constante a la baja por al menos 48 horas, escenario que no ha sucedido. 

Se cree que lo que ha ocasionado estos incrementos en la contaminación del aire han sido las quemas que se registran alrededor de la sabana de Bogotá, además de la Orinoquía colombo-venezolana. Los vientos se han encargado de arrastrar ese material particulado a la capital ocasionando, en parte, la alerta. 

“Hemos tenido frío extremo en la madrugada y noche, además de altas temperaturas al medio día. Eso también ha hecho que el material particulado permanezca en la ciudad, por estas condiciones lo responsable frente a la ciudadanía es mantener la alerta amarilla, manifestó Urrutia. 

Hasta el momento los controles policiales han permitido la inmovilización de 163 vehículos, de estos 57 pertenecen al sector de carga. Pero también se han realizado 356 comparendos ambientales, de los cuales 152 han sido para vehículos de carga. A esto se le suman 8 sanciones impuestas a empresas que no cumplen con la normatividad ambiental. 

Mientras esto sucede, los transportadores de carga han manifestado el descontento respecto a las restricciones viales en la ciudad. El pasado martes la Federación de Transportadores de Carga y su Logística (Colfecar) aseguró que las medidas en su contra han demostrado ser insuficientes para mejorar la calidad del aire en la ciudad y que el gobierno debería poner en cintura a otros sectores que contaminan más. 

Sin embargo, cifras de la Secretaría de Ambiente del año 2018 muestran que el 79% de las emisiones de material particulado en la ciudad corresponden al transporte, y de estas el 39% a transportadores de carga.

Urrutia, vía rueda de prensa, dijo entender las inconformidades de los transportadores de carga, y que tiene toda la intención de reunirse con ellos en mesas de trabajo para buscar soluciones, pero que no puede levantar las restricciones porque sabe que es más importante salvaguardar la salud de los capitalinos. 

      *     
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook

Comparte: