1 Sep 2021 - 8:52 p. m.

Secretaría de Educación lanza la primera política educativa rural para Bogotá

Teniendo en cuenta que el 75 % de la extensión de la capital es rural, con esta iniciativa, la Secretaría pretende reducir las brechas educativas entre el campo y la ciudad.

En Bogotá hay 28 colegios rurales ubicados en ocho localidades que prestan sus servicios a 15.252 estudiantes, de los cuales, el 65 % desea realizar estudios de pregrado y posgrado. Aunque el 75 % de la ciudad es campestre, aún siguen existiendo importantes brechas entre la educación que se brinda en la ciudad y en los espacios rurales. Para intentar disminuir la desigualdad, la Secretaría de Educación presentó la primera política educativa rural.

>LEA: Casos de inseguridad, segundas dosis de vacunas para Covid y otras noticias de Bogotá

Con la intención de que los estudiantes de las zonas campestres puedan tener trayectorias educativas desde la primaria hasta la educación superior, con las condiciones y herramientas necesarias, la Secretaría lanzó esta estrategia con seis enfoques que pretenden garantizar el derecho a los más de 15.000 alumnos de las localidades de Suba, Ciudad Bolívar, Santa Fe, Usme, Sumapaz, Chapinero, San Cristóbal y Usaquén, bajo los siguientes lineamientos:

  1. Garantizar trayectorias educativas completas desde los grados de preescolar hasta la educación superior.
  2. Lograr colegios rurales articuladores multisectoriales que tengan un enfoque comunitario y jueguen un papel fundamental en la reducción de la pobreza.
  3. Mejorar la calidad de la educación y aumentar el uso del tiempo escolar implementando la jornada única en todas las instituciones educativas rurales.
  4. Consolidar la formación básica y promover la pertinencia en la educación para que los proyectos pedagógicos respondan a las necesidades del contexto rural.
  5. Involucrar a las familias en los procesos educativos de los estudiantes.
  6. Fortalecer la formación para la convivencia y la paz.

La secretaría de Educación, Edna Bonilla destacó que, “la implementación de la política educativa rural en el 100 % de instituciones educativas rurales va a permitir avanzar en el cierre de brechas de acceso, permanencia y calidad que tradicionalmente se tienen entre las zonas urbanas y las rurales. Hemos avanzado con estrategias diferenciales en nuestras sedes rurales, mejoramos infraestructuras como la del Colegio El Hato, que no había tenido ninguna intervención desde su creación”

Le puede interesar: Bogotá: Segundas dosis de Moderna y Pfizer se aplicarán hasta 84 días después.

Lea: Los retos que han aparecido con el regreso a los salones en Bogotá.

Con una inversión de $20.000 millones, adicional a lo que se invierte en las distintas estrategias ya instauradas, el Distrito espera reducir las brechas más grandes. Según un estudio desarrollado por la Universidad Nacional, el porcentaje de reprobación escolar en los contextos rurales llega al 2,81 %, mientras que en la urbe es de 0,84 %. También se pudo evidenciar que las brechas de género son más acentuadas en la zona campestre, pues la cifra de mujeres matriculadas en estos espacios es de 48,4 %, frente al 52,3 % de hombres; por su parte, en el espacio urbano el 51 % de mujeres están matriculadas con relación al 47,7 % de hombres.

Otro factor que evidencia la diferencia en los sistemas educativos de la zona rural y urbana de Bogotá es que en las Pruebas Saber el promedio para los estudiantes de la ruralidad es de 246 puntos, mientras que en la urbe es de 258. De igual forma, el estudio realizado evidenció que el 50 % de acudientes de la ruralidad cree que los más importante es la calidad en la educación, mientras que el 36 % de estudiantes y el 38 % de los 1.431 docentes rurales consideran que lo relevante es la articulación de la educación con los proyectos de vida que se quieren realizar.

Lea también: Pico y placa solidario en Bogotá: le contamos las tarifas para ser absuelto.

Además, la Secretaría de Educación ha venido realizando acciones para contribuir a este objetivo, entre las que resalta el plan “Ruta 100k Conéctate y Aprende” que priorizó a los estudiantes de bachillerato de los colegios públicos rurales con la entrega de dispositivos tecnológicos como tabletas y computadores.

También, a raíz de la pandemia, la Administración Distrital entregó más de 275.000 canastas de alimentos para que los hogares los pudiesen preparar en las casas. “Vamos a construir una mejor ciudad para todas las niñas y niños, que sea incluyente y que garantice una educación integral para todas y todos los estudiantes, sin importar si habitan en las zonas rurales o urbanas. Con esfuerzo y trabajo contribuiremos a cerrar las brechas entre el campo y la ciudad” destacó la secretaria Bonilla.

Comparte: