27 Apr 2021 - 11:43 p. m.

Tribunal ordena aplazar manifestaciones del 28 de abril, pero los sindicatos siguen firmes en salir

En un auto judicial, el tribunal pidió que los manifestantes abstenerse de hacer manifestaciones públicas este miércoles y el próximo 1 de mayo. Sindicatos dicen que prima el derecho a la protesta.
Ordenan aplazar las movilizaciones del 28 de abril.
Ordenan aplazar las movilizaciones del 28 de abril.

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca emitió un auto con el que pretende frenar las movilizaciones y protestas programadas para este miércoles 28 de abril, en medio del llamado a Paro Nacional contra la reforma tributaria, presentada por el Gobierno Nacional. En su decisión, la magistrada Nelly Villamizar, ordenó como “medida cautelar provisional” que se deben aplazar “las manifestaciones a llevarse a cabo el día de mañana veintiocho (28) de abril de y primero (1º) de mayo de 2021”.

Según señala el auto, se debe implementar “un protocolo de bioseguridad o se alcance la inmunidad de rebaño con la vacunación contra la pandemia COVID-19 y sus mutaciones que garantice a los manifestantes como a los terceros de que se da cuenta en esta providencia los derechos fundamentales a la salud, la vida y la salubridad pública”.

LEA: Nelly Villamizar: Las polémicas de la “madrina” del río Bogotá

En su decisión, argumentó que esto debe llevarse a cabo para salvaguardar “los derechos de los niños, de las personas de la tercera edad, de sus familias y de los médicos que segundo a segundo están exponiendo su vida en las UCI de los hospitales y clínicas para proteger la vida de los infectados por el referido virus”.

Para elaborar el auto, la magistrada analizó los informes de las mesas de trabajo, que debían elaborar los protocolo para garantizar el derecho a la protesta, que la llevaron a concluir, en primer término, que los documentos no demostraban avances para evitar la infiltración de grupos armados y menos un protocolo para impedir la expansión de la Pandemia COVID 19. Por eso, dice, ante el riesgo inminente de afectación grave a los derechos a la salud, a la vida y a la salubridad pública, no se identifica que tanto las autoridades como los propios sindicatos tengan identificadas sus condiciones de salud y menos que tengan reglamentados unos protocolos de bioseguridad.

“En esas circunstancias de avizoramiento inminente a la agravación de la salud de todos los colombianos por la expansión de la pandemia, resulta de imperioso ordenar a las organizaciones sociales y demás sindicatos aplazar la manifestación hasta que se establezca un protocolo de bioseguridad, que garantice que quienes participen no estén infectados por el virus e, igualmente, que no se agrave la situación de salud y salubridad de los miembros de sus familias al regresar a sus hogares. Esta medida cautelar provisional también busca garantizar la suficiencia de atención hospitalaria en UCI que está completamente colapsada, lo que pone en evidente riesgo inminente la vida de unos jóvenes, aun cuando les asiste a todo el derecho a manifestarse ante las medidas tributarias”.

Eso sí, deja constancia la magistrada que la medida no constituye una limitación ni restricciones al derecho fundamental consagrado en el artículo 37 de la Constitución Política ni pretende invadir las competencias del Congreso, sino la de impedir la agravación del daño por expansión de la pandemia COVIDE 19 y sus diferentes mutaciones. “Es una verdad que brilla al ojo que el derecho a manifestarse en las vías públicas, para hacerse oír de las autoridades investidas para proteger a las personas con necesidades básicas insatisfechas como a la clase trabajadora ante los justos reclamos de las diferentes clases sociales discriminadas, en estos momentos de grave crisis económica y hospitalaria, lejos de alcanzar de manera inmediata tales propósitos de impartición de una justicia social equitativa, lo que provocará es la muerte de muchas personas de las familias”.

Con esta determinación, Tribunal Administrativo de Cundinamarca ordenó a Presidencia, Ministerio de Salud y Alcaldía de Bogotá hacer pública la decisión para que los ciudadanos se abstengan de salir a marchar el miércoles y el próximo sábado 1 de mayo. Aunque los sindicatos en este momento el Comité Nacional de Paro se encuentra reunido y su pronunciamiento oficial se conocerá en los próximos minutos, El Espectador conoció que defenderá la protesta como un derecho constitucional, que prima sobre cualquier decisión judicial. En su concepto, solo se podrían evitar en el marco de un estado de excepción, que no existe actualmente.

Comparte: