Publicidad
4 Feb 2022 - 1:50 p. m.

En altercado terminó intento de caracterización de indígenas en Parque Nacional

Tras un enfrentamiento entre funcionarios de la Alcaldía y miembros de las comunidades indígenas, se suspendió la primera jornada de caracterización en el Parque Nacional para definir su retorno. El nuevo levantamiento de los diálogos muestra algunas desconexiones entre ambas partes que han dificultado una salida concertada.
Se espera que este viernes se defina si los diálogos continuarán tras la expulsión de funcionarios del Parque Nacional.
Se espera que este viernes se defina si los diálogos continuarán tras la expulsión de funcionarios del Parque Nacional.
Foto: El Espectador

Durante la tarde del pasado jueves 3 febrero, el anunciado intento de caracterización por parte del Distrito de los indígenas asentados en Parque Nacional se suspendió temporalmente luego de un enfrentamiento entre funcionarios de la Alcaldía de Bogotá y miembros de las comunidades indígenas.

La suspensión de los diálogos dejó inconclusa la definición de la manera en que se realizaría la caracterización de las comunidades indígenas para definir su retorno a sus territorios o su reubicación dentro de la capital.

Por su parte, los pocos avances en la situación de los 15 pueblos indígenas que se encuentran en el Parque Nacional durante esta jornada mostraron también una serie de cortocircuitos en el dialogo entre el Distrito y las autodenominadas autoridades indígenas en Bakatá que han ensombrecido una solución concertada entre ambas partes.

En contexto: Fue cancelado el proceso de caracterización indígena en el Parque Nacional

La polémica caracterización

Desde que las comunidades indígenas llegaron y se asentaron en el Parque Nacional, en el centro de la ciudad, el Distrito ha intentado cuatro veces realizar la caracterización de los niños, niñas, hombres y mujeres de las comunidades.

De acuerdo, a la Alcaldía las autoridades en múltiples ocasiones no han permitido el ingreso funcionarios de diferentes entidades, impidiendo saber cuántos y quiénes están en el sitio para poder ofrecer ayuda institucional.

“Nosotros hacemos un llamado a la necesidad de tener los datos de las personas que están el parque, para poder establecer la rutas de retorno y de atención a las cuales haya lugar, para proceder con la orden del juez de caracterizar a la población”, asegura Vladimir Rodríguez, Alto Consejero de Víctimas.

Por otra parte, las autoridades indígenas aseguran que sí han permitido el ingreso de los funcionarios públicos, pero que no aceptan que se imponga una caracterización decidida unilateralmente por el Distrito.

Podría interesarle: Conozca los cierres en la Av. Calle 8 sur por obras del Metro de Bogotá

En ese sentido, durante las más cuatro horas de diálogo en las que se discutió el proceso de caracterización de las comunidades, las autoridades indígenas criticaron que las garantías no estaban dispuestas para los miembros de las comunidades, señalando por ejemplo, que los traductores que harían el procedimiento, al ser seleccionados por la Alcaldía, estaban parcializados.

“Van y traen traductores de La Florida para empiecen a decirle a cada uno de la comunidad que se vaya para allá en lengua materna, eso rompe y fractura. El traductor no puede ser más que alguien de la comunidad, que generé confianza.”, declara María Violet Medina, defensora de los DD.DD del pueblo Nasa.

La naturaleza de las reivindicaciones

Otro de los puntos de desencuentro en estos diálogos ha sido el tipo de reclamos que realizan las autoridades indígenas al Distrito durante los reuniones para definir su situación en capital.

Vale recordar, que las comunidades indígenas en minga en el parque llegaron a Bogotá desplazadas de diferentes departamentos del país y se asentaron en la ciudad. En este sentido, las comunidades señalan que no hay garantías para el retorno a sus territorios de origen.

Por su parte, el Distrito se ha quedado fijo en su responsabilidad administrativa y legal, y asegura que su responsabilidad es asegurar un lugar transitorio mientras el Gobierno Nacional asegura su retorno.

“La comunidad traslapa un agenda política ligada a unas reivindicaciones de carácter nacional, y que tienen otro tipo de agenda que no están relacionadas con la atención de la crisis humanitaria del pueblo emberá.” aseguró el Alto Consejero.

Lea también: Distrito anuncia subsidio de 500 mil pesos para jóvenes “ninis” en la capital

Así, tras cinco intentos fallidos de reubicación dentro la ciudad, el gobierno distrital parece estar apostando por un retorno definitivo como solución. Por su parte, las autoridades indígenas aseguran que estiman que alrededor del 80% de los miembros de la comunidad no desean retornar en las condiciones actuales.

“Si nos toca vivir acá un año, viviremos un año. Y esto entre más tiempo pase, más se va agudizando, las comunidades en Bogotá se están moviendo más, como los que tienen que vivir en una invasión, por ejemplo en las lomas de Usme. " indica Medina, vocera de la comunidad Nasa.

Por el momento, los diálogos se suspendieron por durante su primer jornada, y se espera se anuncie si este viernes 4 de febrero continuarán los diálogos por parte de la Alcaldía. Además, el Distrito indicó que tras los hechos levantó acta de lo ocurrido, y reportará el caso a un juez, donde retoma de nuevo fuerza la opción de un posible desalojo por ocupación del espacio público.

Para conocer más noticias de la capital y Cundinamarca, visite la sección Bogotá de El Espectador.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias