28 Apr 2021 - 9:44 p. m.

Video: En Bogotá quemaron moto y vandalizaron CAI en medio del Paro Nacional

Pese a que la protesta pacífica ha sido la constante, las autoridades alertaron por hechos de violencia en el centro de Bogotá y en inmediaciones del Canal RCN, en las Américas con 65.

Si bien la protesta pacífica ha sido la constante este miércoles en desarrollo de la jornada de Paro Nacional en Bogotá, las autoridades alertaron de hechos de vandalismo en medio de la manifestación, entre ellos, ataques contra un CAI de la Policía, la incineración de una motocicleta de la Fuerza Pública y el intento de ingreso a la fuerza a las instalaciones de un medio de comunicación.

En vivo: Paro Nacional hoy en Bogotá: disturbios y enfrentamientos en varios puntos

En el centro de la ciudad, en inmediaciones de la Plaza de Bolívar, donde permanecen apostados centenares de manifestantes, encapuchados le prendieron fuego a una moto de la Policía que quedó reducida a chatarra. Pese a que las autoridades intentaron evitar que las llamas consumieran el vehículo, los esfuerzos fueron infructuosos.

Lea también: ¿Seguirá el Paro Nacional en los próximos días?

Por otro lado, sumado a ataques con piedras contra uniformados del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía, en el CAI de San Victorino –también en el centro de la ciudad–, al menos una decena de sujetos la emprendieron contra sus instalaciones.

Lea también: Funcionario de la Alcaldía de Bogotá no fue agredido por el Esmad: Policía Nacional

La Secretaría de Gobierno del Distrito informó que, pese a que su equipo de gestores de diálogo intentó frenar los ataques, no logró impedir el accionar de los violentos contra el CAI, lo que obligó a la intervención del Esmad. “¡No más violencia!”, trinaron.

Finalmente, el Esmad también tuvo que intervenir para que un grupo no ingresaran a la fuerza al Canal RCN, sobre la Avenida de Las Américas con 65. Según el Distrito, el objetivo de la turba era destruir las instalaciones del medio de comunicación. “Esto no es protesta. Bogotá rechaza el vandalismo y la violencia”, señalaron.

Previamente, en el marco del puesto de mando unificado que instaló el Gobierno Nacional para hacer seguimiento a la jornada de movilizaciones de este miércoles, el ministro del Interior, Daniel Palacios, insistió en su llamado a la protesta pacífica y aseguró –sin hacer mención explícita al fallo del Tribunal Administrativo de Cundinamarca que ordena frenar el paro nacional–, que “quienes limitan derecho a la protesta son el vandalismo y la violencia”.

También le puede interesar: “Quienes limitan derecho a la protesta son el vandalismo y la violencia”: Gobierno

“Rechazamos cualquier acto de violencia y de vandalismo que ponga en riesgo a los ciudadanos, a la propiedad privada, la propiedad pública y el derecho a movilizarse. Quienes hoy limitan al derecho a la protesta son quienes a través de sus actos de vandalismos y violencia ponen en peligro a la ciudadanía”, declaró el ministro.

El funcionario rechazó los actos de violencia y vandalismo ocurridos en Cali, expresando su apoyo al alcalde Jorge Iván Ospina en su medida de decretar toque de queda. “Apoyamos al alcalde en su medida de toque de queda como consecuencia de actos de vandalismo, criminalidad y disturbios organizados, que han afectado no solo el transporte público, sino la propiedad privada y pública”, declaró.

Lea también: Los fallos de la magistrada que ordenó frenar el paro nacional

Palacios instó a que la ciudadanía rechace, “de manera enérgica y categórica”, cualquier acto de violencia que afecte la tranquilidad y el orden público, insistiendo que quienes limitan hoy el derecho a la protesta son los que promueven actos de violencia y vandalismo.

La jornada del paro nacional en contra de la reforma tributaria comenzó muy temprano en Cali con la noticia de que indígenas Misak tumbaron la estatua de Sebastián de Belalcázar, fundador de la ciudad, para reivindicar su territorio y en protesta del saqueo y violencia que recibieron por parte de los colonizadores españoles.

A esto, la Alcaldía respondió con el Esmad para desalojar a la comunidad indígena responsable de este hecho, que lo justifica como una acción de dignidad. Esto detonó a que la movilización en Cali se activara de forma más temprana que en otras ciudades, reportando situaciones de bloqueos, desmanes y vandalismo, especialmente al servicio de transporte MIO y a cámaras de fotomultas.

Comparte: