Colombia + 20

9 Mar 2022 - 11:25 p. m.

Por compra de votos y contratos denuncian a candidata a curul de paz de Córdoba

Presidentes de Juntas de Acción Comunal y otros candidatos de esa circunscripción han recibido amenazadas tras interponer denuncias contra Leonor Palencia por compra de votos a través de terceros. Además, la aspirante es cuestionada porque tenía un contrato vigente con el Estado al momento de su inscripción.

Camilo Pardo Quintero

Periodista Proyectos especiales
Leonor Palencia, prima del gobernador Orlando Benítez, ya había sido cuestionada por un contrato público y apoyos políticos de figuras tradicionales y con pasados turbios en el departamento.
Leonor Palencia, prima del gobernador Orlando Benítez, ya había sido cuestionada por un contrato público y apoyos políticos de figuras tradicionales y con pasados turbios en el departamento.
Foto: Leonor Palencia

Líderes sociales y presidentes de Juntas de Acción Comunal (JAC) dicen que la única alternativa que le quedó a la candidata a la curul de víctimas del sur de Córdoba Leonor Palencia para hacer campaña es la compra de votos. “A ella nadie la conoce, nunca ha ejercido un liderazgo social y ni siquiera hace campaña porque los que hacen las reuniones en favor de ella son políticos tradicionales de la región. No muestra la cara, ni habla”, señala Eduard Petro Delgado, líder y candidato a esa misma curul.

“La gente tiene miedo y no quiere denunciar con nombre propio porque no se quiere morir”, añade Yeimis Paternina también candidata y quien, como Petro Delgado, ha recogido los testimonios de las JAC. Con estos, Paternina interpuso este 7 de marzo una denuncia ante la Fiscalía contra Palencia y un grupo de políticos de la región.

Palencia, quien además es prima del gobernador de Córdoba, Orlando Benítez, ya había sido cuestionada porque cuando inscribió su candidatura tenía un contrato vigente con el Estado, lo que podría representar una inhabilidad, según la Misión de Observación Electoral (MOE). Pero además, por el impulso político que ha recibido por parte del funcionario y sus aliados liberales y conservadores de la zona -algunos investigados por parapolítica-, y porque cuando inscribió su candidatura tenía un contrato vigente con el Estado, otra inhabilidad según la MOE.

(Lea también: ‘El Peyo’, la carta del clan Castro Araújo para tener la curul de paz de Cesar)

Compra de votos

La forma en la que se está llevando a cabo la campaña de Palencia genera incertidumbre entre las víctimas de Córdoba. Dos lideresas del resguardo indígena en el Alto San Jorge le dijeron a Colombia+20 que hasta su territorio han llegado personas cercanas a la candidata supuestamente ofreciendo dinero y enseres a cambio de sus votos. Una conducta similar ya se había denunciado en el municipio de Valencia -casa de Palencia y de su asociación-, donde voceros regionales de organizaciones civiles se han atrevido a decir que entre el Concejo y la Alcaldía hay un entramado que recibe instrucciones desde Montería para hacer proselitismo con el nombre de la aspirante a la curul de paz.

“Aquí mismo en el resguardo tenemos dos representantes a curules que ni siquiera pueden salir más allá de algunas de nuestras veredas por la falta de recursos que tienen la mayoría de los candidatos a curules de paz, afectados por una desfinanciación colectiva. Ahora, sin pudor, las personas de Leonor Palencia llegan casi hasta las puertas de nuestras casas para ponerle precio a nuestra decencia e incluso se atreven a amedrentarnos con la idea de que, si ella no gana, nadie lo hará”, reiteró una de ellas.

Ese es el caso del candidato Petro Delgado, quien asegura que, pese a las dificultades económicas, su campaña había tomado fuerza en el sur de Tierralta, pero recientemente se ha visto afectado por esos ofrecimientos de dinero a los líderes de la zona “a nombre de campañas liberales”. El candidato señala que incluso las presuntas ofertas económicas llegaron hasta él para que renunciara a su campaña. “A través de terceros, me llegó la oferta de que me daban la plata que yo quisiera, así dijeron, que me la daban para que yo me apartara de mi candidatura”, señala.

(Lea también: Candidato a curul de paz en Córdoba es cercano a Partido Liberal y a parapolíticos)

Lo testimonios recogidos por Petro Delgado, por Paternina y por este medio señalan principalmente a Leonardo Fabio Otero, conocido como Mauricio Otero, quien inicialmente brindó apoyo al liberal Franklin de la Vega y su compañera de lista María Fernanda Anaya, pero recientemente cambió su apuesta. “Hace menos de una semana, estaba enfermo en su casa, mandó a llamar a los líderes de Tierralta, los metió en su habitación, así, enfermo como estaba, y les dijo que ya no era por Franklin y María Fernanda, sino por Leonor Palencia y que ahora sí o sí tenían que ponerle 25 votos por Junta de Acción Comunal”, cuenta Paternina. Según los testimonios, eran casi 20 líderes y a cambio de los votos les ofreció dinero.

Mauricio Otero le dijo a este medio que las acusaciones eran falsas. “No he tenido reuniones en mi casa con acciones comunales. Yo no conozco a Leonor Palencia porque no es de Tierralta”, aseguró. Y añadió que está dispuesto a interponer acciones legales contra Paternina: “No sé por qué me vinculan a esa candidatura, la verdad. Ella no tiene pruebas. Estoy dispuesto a que me enfrenten con cualquier líder porque no... absolutamente cero. Conocí la denuncia ante Fiscalía y estoy pensando en ponerle una demanda a ella por ese tema”.

Paternina, amenazada por denunciar

Ante la gravedad de los señalamientos, Yeimis Paternina decidió interponer la denuncia ante Fiscalía por fraude al sufragante, elección ilícita de candidato, corrupción de sufragante y tráfico de votos contra los candidatos a la curul de paz Leonor Palencia y Franklin de la Vega (a quien ya había registrado este medio) y otros políticos de la zona que incluyen al gobernador Benítez; a Andrés Calle, representante a la Cámara y actual candidato por el Partido Liberal. También a Fabio Amín, senador y actual candidato por el mismo partido; a Mario Atencio Doria, alcalde del municipio de Valencia, y hasta David Barguil, actual senador y precandidato a la Presidencia.

La denuncia señala que estos políticos “se han valido de sus cargos públicos e influencias políticas, para exigirles y coaccionar a sus trabajadores, funcionarios y personas a los que ellos le han servido, para votar a favor de la señora Leonor Palencia”. Entre otras pruebas, menciona el testimonio de un líder que habla sobre una reunión de líderes comunales, Daniel Montero Montes, alcalde de Tierralta, y cinco concejales, entre ellos Manuel Álvarez Mármol, en la que hablaron sobre poner votos. “Estos (los líderes) tenían que ponerles mil (1.000) votos a la señora LEONOR PALENCIA, así mismo vienen ofreciendo dadivas de $1.000.000 a los líderes para que le consigan voto a LEONOR PALENCIA y 50.000 a las personas de la comunidad por voto (sic.)”, dice la denuncia.

Sobre el precandidato David Barguil, menciona otro testimonio que asegura que Barguil ha direccionado a sus líderes en la zona para que le hagan campaña a Palencia. “No es nada diferente lo que dicen varios de sus líderes, que el señor Orlando Benítez apoyara la consulta BARGUIL PRESIDENTE con la condición de que él apoye a su prima LEONOR PALENCIA (sic.)”, señala la denuncia, que también la dio a conocer Paternina en una emisora local.

El martes 8 de marzo recibió una amenaza a través de un mensaje de texto que la insta a retirarla. “De no hacerlo abstengance a las concecuencia (...) ya estan advertidos quieran a sus familias denuncian y les damos donde mas les duela (sic.)”, dice la amenaza.

“Hoy aparte de estar en riesgo por la presencia de los grupos ilegales presentes en el territorio, tenemos que enfrentarnos a clanes políticos que nos tiene sumergidos en la pobreza”.

“Hoy aparte de estar en riesgo por la presencia de los grupos ilegales presentes en el territorio, tenemos que enfrentarnos a clanes políticos que nos tiene sumergidos en la pobreza, dejo por escrito que cualquier situación de riesgo, daño o atentado contra la integridad de mi vida o de la de mi familia y/o equipo de trabajo responsabilizo a estos señores (sic.)”, reclama Paternina en la denuncia ante Fiscalía sobre la amenaza.

El apoyo de los políticos tradicionales

Desde que se oficializaron los 398 nombres de las personas que el próximo 13 de marzo aspirarán a una curul de paz, en el departamento de Córdoba -particularmente al sur- ha corrido un runrún en el que se afirma que el gobernador Orlando Benítez ha logrado sentar a clanes políticos de la región, en función de una ficha que quiere para estas elecciones especiales: Leonor María Palencia Vega.

En Córdoba, estos clanes abundan como la riqueza de su carne. Allí están las bases electorales más fuertes de los Barguil, de los liberales Amín–López -donde figuran aliados del calibre de Carlos Ordosgoitia Sanín, actual alcalde de Montería- o pervive un electorado robusto del Clan Musismo, cuyo patriarca Musa Besaile, antes de ser condenado por el escándalo del Cartel de la Toga, logró un poder tan amplio en el departamento que incluso formó alianzas con Bernardo ‘Ñoño’ Elías para poner en la Gobernación de 2011 a un hombre cercano a ellos, y por esos años con un bajo perfil, Alejandro Lyons Muskus.

Los casos de corrupción que han sido jurídicamente demostrados en algunos de estos clanes, acompañados por investigaciones fiscales o relaciones clientelares puestas al descubierto por la opinión pública han generado que los nombres visibles en estos grupos políticos cambien, pero sin alterar su esencia. El “musismo” ahora está en cabeza de Johnny Besaile Fayad, el clan Amín lo figuran Carlos Ordosgoitia y la familia Calle, y los Barguil buscan la presidencia de la República con una de sus figuras más jóvenes, David Alejandro.

(Le puede interesar: Aspirante a curul de paz en Tolima, señalada por presunto nexo con conservadores)

Personas cercanas a la actual Gobernación han llegado a decir que el mismo Orlando Benítez se ha encargado de hablarle al oído a diversos políticos activos en Valencia para retumbar las voces en favor de Leonor Palencia.

“El gobernador Benítez y su prima hermana Leonor Palencia han sido muy unidos toda la vida y de hecho Leonor era una niña consentida de don Orlando Benítez Palencia, padre del gobernador y también líder del Partido Liberal, que fue asesinado por los paramilitares de Diego Murillo Bejarano ‘Don Berna’ hace 17 años. Ahora, no es un secreto para nadie que el gobernador Benítez llegó al despacho en 2019 por el poder de Fabio Amín y Andrés David Calle (representante a la Cámara y aliado de los Amín Saleme). No se sabe quién le quiere cobrar favores a quién, pero el nombre de esta mujer es cada día más resonante. Los candidatos a curules de paz están desfinanciados por el Consejo Nacional Electoral y sus pólizas de desembolso, pero la campaña de ella es como de una aspirante regular al Congreso. No hay equilibrio entre Leonor y otro puñado más, respecto a las demás personas que completan la lista de 18 candidatos en esta circunscripción”, le dijo a Colombia+20 un exfuncionario del gobierno de Benítez que pidió reserva de identidad por temor a represalias.

Una candidata en sintonía con la polémica

Ni siquiera una imputación de la Fiscalía General de la Nación contra el exalcalde de Montelíbano, Gabriel Alberto Calle Demoya, por los delitos de prevaricato a causa de falsedad en documento público y celebración de contratos sin requisitos legales para adelantar proyectos de obra pública e interventoría que ascendían desde 2012 los $40.000 millones, han alejado a este hombre de la política electoral.

Gabriel Calle es padre del representante liberal Andrés David Calle y, hasta hace poco, no volvió a sonar en público. El medio local Caribe 24/7 y la Red de Derechos Humanos del Sur de Córdoba lo pusieron de nuevo en boca de muchos el pasado mes de enero, cuando se divulgaron fotos del exalcalde con afiches de Leonor Palencia, que se entregaban en conjunto con publicidad política de su hijo y de Fabio Amín.

Desde la Mesa Departamental de Víctimas han dicho que, si bien esas prácticas no son ilegales, hay dos temas que preocupan: Primero, un desconocimiento general por las actividades que la Asociación Agropecuaria de Mujeres Víctimas de Jericó (Asomuvij) -movimiento por el que se lanzó Palencia- hayan hecho en favor de los más afectados por la guerra y su respectiva representación territorial, y el hecho de que ella se postule como una vocera de ellos. Y segundo, que los políticos cercanos a los impulsores de Palencia y sus antecedentes turbios perfilen las intenciones políticas de la mujer. Y es que en la región inquieta que las prácticas de alianzas desde el clan liberal de Fabio Amín y compañía se mantengan para llevar ventaja en una contienda electoral.

Los antecedentes los ponen en el ojo del huracán, y en un sitio propenso a críticas desde muchos sectores. Por ejemplo, en las elecciones legislativas de 2006, Fabio Amín fue la fórmula en la Cámara de Representantes de Juan Manuel López Cabrales, exsenador condenado por parapolítica en 2008, tras haber hecho parte de la firma del Pacto de Santa Fe de Ralito, que le permitió a Manuel Troncoso Álvarez, cuñado de Salvatore Mancuso, llegar a la Secretaría de Salud de Córdoba.

(Lea: Ningún candidato a las curules de paz ha recibido anticipos para hacer campaña)

Mientras que los Calle, hacia 2014, tenían fuertes vínculos con Arleth Casado, esposa de Juan Manuel López, que también fungió como coordinadora del Partido Liberal, aliada de paramilitares y mentora de Andrés Calle, dándole una influencia que lo llevó a alcanzar los votos necesarios para llegar al Congreso en 2018. Desde el pasado 18 de febrero, Andrés Calle se mostró como la figura política cordobesa que respaldará la campaña presidencial de Gustavo Petro.

Un contrato público

Si bien ninguno de los anteriores señalamientos representa aún una causal para que se revoque la candidatura de Palencia, pues deben ser investigados, sí lo sería un contrato que tuvo con la Secretaría de Salud departamental y que permanecía vigente en el momento de su inscripción.

La candidata funge en un contrato público con la Gobernación de Córdoba como contratista de prestación de servicios de auxiliar de enfermería, para apoyar el fortalecimiento de la autoridad sanitaria departamental, en un periodo que comprendió marzo y diciembre de 2021. En dicho documento el valor del contrato está por $17.735.760 y aparece amparado por los Servicios de Apoyo a la Gestión Número SS-058-2021.

El Acto Legislativo 02 del 25 de agosto de 2021, que creó las 16 Circunscripciones de Paz, establece que además de los requisitos especiales para estas nuevas curules, los candidatos deben cumplir los requisitos de las curules ordinarias de la Cámara de Representantes, dentro de las que se encuentra que “no podrá ser elegido como congresista quien haya intervenido en gestión de negocios ante entidades públicas o en la celebración de contratos con ellas en interés propio”.

Pese a esto, hasta la fecha de publicación de este artículo, ella es la única habilitada a una curul de paz por la Asomuvij, luego de que la Procuraduría inhabilitara la inscripción de Juan David Fernández Meneses por hechos que siguen en investigación. En las calles cordobesas se preguntan por qué alguien con ese perfil y esos padrinos políticos quiere un cargo de representación que en el papel está hecho a la medida para quienes la guerra devastó y ahora alzan voces en pro de las víctimas del conflicto armado.

*Este medio intentó comunicarse con Leonor Palencia y Orlando Benítez, pero hasta el momento de publicación de este artículo no obtuvo respuesta.

(Visite nuestro especial multimedia sobre curules de paz)

Síguenos en Google Noticias