Colombia + 20

23 Nov 2022 - 11:48 p. m.

Acuerdo de Paz: mensajes clave en la conmemoración de los seis años de la firma

Líderes de la extinta guerrilla de las Farc, el presidente Gustavo Petro y miembros de la comunidad internacional se reunieron en Cartagena. Acelerar la implementación de lo negociado en La Habana, después de cuatro años de estancamiento, es el objetivo común.

Pedro Mendoza

El presidente Gustavo Petro dijo que el "compromiso de este Gobierno es cumplir con el Acuerdo de Paz con las Farc".
El presidente Gustavo Petro dijo que el "compromiso de este Gobierno es cumplir con el Acuerdo de Paz con las Farc".
Foto: Presidencia de la Repúb

La ciudad de Cartagena fue testigo, hace seis años y dos meses, de la firma del Acuerdo de Paz entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y la otrora guerrilla de las Farc. Todo pasó un 26 de septiembre de 2016, en un escenario en el que todos iban vestidos completamente de blanco. Allí estaban representantes de diferentes sectores del país e invitados internacionales que apoyaron y legitimaron el proceso.

La derrota en el plebiscito para refrendar ese acuerdo llevó a que aquella firma no fuera definitiva, y luego de ajustar el texto, el 24 de noviembre del mismo año, el entonces presidente Santos y Rodrigo Londoño, conocido en la guerra como ‘Timochenko’, signaron en el Teatro Colón de Bogotá lo que se conoció como el nuevo acuerdo de paz. Con estas firmas se ponía fin a un conflicto de más de 50 años entre el Estado y las Farc.

Puede leer: Víctimas piden participación en diálogos con el Eln

Seis años después, los diferentes protagonistas de este evento que marcó la historia del conflicto armado en el país, llegaron de nuevo a Cartagena. Bajo el lemaRenace el Acuerdo para la vida”, las dos partes firmantes se proponen, desde la política de ‘paz total’ del mandatario Gustavo Petro, “acelerar y fortalecer la implementación que estuvo estancada durante 4 años”, informó la Presidencia de la República.

Hasta un hotel del sector turístico de la heroica fueron llegando los invitados, algunos de blanco, todos con un mensaje similar: que se justificó la búsqueda de la paz en el país.

“No fue el Acuerdo de Paz una entrega del país a la antigua guerrilla, como vocearon sus enemigos. Ni un pacto en las alturas, ajeno a las causas profundas de violencia y la confrontación, como incluso hoy intentan tratarlo algunos despistados (...) Para nosotros, y estamos seguros que para el país rural también, el discurso de Petro de implementación integral del Acuerdo de Paz significa el renacimiento de una esperanza. Ahí hay todo un programa de Estado”, dijo el último máximo comandante de las desaparecidas Farc, Rodrigo Londoño, durante el evento.

Lea: “Vemos con esperanza el proceso”: países garantes de diálogos de paz con el Eln

El hoy jefe del Partido Comunes fue enfático en denunciar las trabas que tuvo la implementación del acuerdo durante la presidencia de Iván Duque, y cerró diciendo que confían “en que el futuro que está comenzando será inmensamente favorable a la causa de la paz, de la justicia social, de la democracia y los derechos de todos”.

Por su parte, el presidente Petro aseguró que “desde el punto de vista colombiano, una ‘paz total’ tiene que ver con el cumplimiento de lo ya firmado”.

“Si un Estado incumple su palabra es un generador de la violencia”, añadió el mandatario y recordó que el objetivo de su gobierno es lograr negociaciones con los demás actores armados que aún existen en el país.

Carlos Ruiz Massieu, jefe de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia que ha seguido de cerca la implementación del acuerdo, también estuvo en la conmemoración: “Celebramos el compromiso del gobierno del presidente Gustavo Petro con la implementación del Acuerdo. Reconocemos el andamiaje de la ‘paz total’ para avanzar en la reconciliación. Colombia sigue representado un faro de esperanza para el mundo”.

Imelda Daza, senadora del partido Comunes, le dijo a El Espectador que se celebra el acuerdo que transformó la sociedad colombiana, “al punto que hoy, tenemos por primera vez en nuestra historia un gobierno popular, auténticamente democrático, que está impulsando el cambio y la transformación en Colombia. Esto no hubiera sido posible sin ese acuerdo de paz de hace seis años”.

La congresista dijo que el acuerdo incide hoy en “la propuesta de ‘paz total’ del presidente Gustavo Petro, de negociación con la insurgencia que queda y con los grupos armados al margen de la ley, con ellos no se negocia, con ellos hay una tarea de sometimiento, pero igual hay voluntad firme de paz total por parte de todos los actores armados y creo en la inspiración de ese acuerdo que se firmó aquí hace seis años”.

Le puede interesar: Proyecto en el Congreso abriría la puerta a ‘colados’ en curules de paz

El embajador de Noruega, Nils Martin Gunneng, en conversación con este diario, se refirió al rol de su país. “Nosotros somos garantes del acuerdo. Esta es una responsabilidad que para nosotros es muy seria. Estamos acá celebrando el sexto aniversario del acuerdo”. El representante del gobierno de Europa del Norte sostuvo, además, que es un día para celebrar y para reflexionar sobre los logros, “pero también sobre lo que hace falta por hacer y Colombia” y reiteró que Noruega continúa en la disposición de apoyar lo que sigue.

Según la Agencia de Reincorporación y Normalización, actualmente hay 12.729 exguerrilleros de las Farc en proceso de reincorporación a la vida civil, lo que da cuenta del compromiso de la mayoría de los firmantes de paz. Sin embargo, los datos de la Misión de Verificación de la ONU alertan sobre los riesgos para su vida: al menos 345 ex-Farc han sido asesinados desde la firma del Acuerdo hace seis años.

El excomandante del grupo Rodrigo Granda, quien fue firmante del proceso y participó en las negociaciones en Cuba, dijo que el gobierno del Presidente Duque puso todo el empeño en acabar con el proceso. Granda sostuvo, eso sí, que el país tiene ahora un gobierno con voluntad política diferente: “Un país que ha transformado su forma de pensar, de ver las cosas y de ver que la guerra no es el camino”.

Agregó que el reinicio de diálogos con el Eln y con otras estructuras armadas ilegales marca un precedente en la búsqueda de la paz. “Lo que estamos viendo es que la proyección de la ‘paz total’ sí está en el horizonte y los enemigos de la paz cada vez se reducen a sus justas proporciones”.

En el encuentro también se encontraba el almirante en retiro Orlando Romero Reyes, quien hace parte del actual equipo negociador con el Eln y sostuvo que es importante revisar las lecciones aprendidas del proceso con las Farc.

Le puede interesar: Estos son los otros integrantes del equipo negociador de Gobierno con el Eln

“No hay ningún proceso de paz perfecto”, afirmó Romero, y dijo que la idea es tratar con la voluntad política, el compromiso con las instituciones, la articulación de la comunidad internacional y la sociedad civil, alinear y mejorar las condiciones de zonas desprotegidas y los sectores que integran el poder económico, social y político.

El congresista del Partido Comunes Julián Gallo, conocido en el conflicto como Carlos Antonio Lozada, dijo que “es una fecha que tiene un significado especial no solamente para quienes firmamos la paz, sino para todo el país. Máxime cuando por primera vez vamos a realizar este aniversario bajo unas condiciones distintas, con un gobierno comprometido con la implementación integral”.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.