Colombia + 20
Haciendo País

Mordisco, jefe de disidencia de FARC, pide al ELN parar la guerra entre sus grupos

Así lo dijo en el acto que se lleva a cabo este domingo en las sabanas del Yarí, donde el Estado Mayor Central presentó las propuestas para las negociaciones de paz con el Gobierno de Petro, cuya mesa de diálogos se instalará el próximo 16 de mayo. Organizaciones campesinas que hacen presencia en el evento pidieron participación en ese proceso.

Gloria Castrillón Pulido y Enviada Especial Llanos del Yarí
16 de abril de 2023 - 11:04 a. m.
Pablo Beltrán (izq.), uno de los principales voceros del ELN, e Iván Mordisco (der.), jefe de las disidencias de las Farc conocidas como Estado Mayor Central.
Pablo Beltrán (izq.), uno de los principales voceros del ELN, e Iván Mordisco (der.), jefe de las disidencias de las Farc conocidas como Estado Mayor Central.
Foto: Archivo El Espectador (izq.) y Ernesto Guzmán - EFE (der.)

Este domingo, la disidencia de las FARC que se denomina Estado Mayor Central dijo que el próximo 16 de mayo se instalará la mesa de diálogo con el Gobierno de Gustavo Petro. El anuncio lo hizo en un acto público en las sabanas del Yarí al que fueron convocadas unas 6.000 personas y organizaciones campesinas y étnicas de al menos 16 departamentos. El evento tenía como objetivo presentarles las conclusiones de la reunión de mandos de esa guerrilla y sus propuestas de cara a los diálogos de paz.

“Anunciamos ante todo el mundo que nuestros delegados a la mesa de diálogo con el Estado colombiano, en cabeza del Gobierno Nacional, ya están listos para que el 16 de mayo del presente año” empiezan las negociaciones, dijo una de las voceras conocida como Ángela Izquierdo, quien también confirmó que el mecanismo de verificación del cese al fuego se instalará el 26 de abril, tal como lo había anunciado el alto Comisionado para la paz, Danilo Rueda, la semana pasada.

En contexto: Con propuesta de instalar mesa en Noruega, arranca diálogo con disidencias de Farc

Esa disidencia agrupa a cerca de 3.000 combatientes que no se acogieron al Acuerdo Final firmado en 2016 y está comandado por Iván Mordisco quien hizo presencia en el evento.

El jefe guerrillero, quien fue dado por muerto en combate por el gobierno de Iván Duque el año pasado, se dirigió a los asistentes después de que intervinieran representantes de organizaciones campesinas y étnicas que hicieron varias peticiones, entre ellas, la de participar en esos diálogos de paz.

El hombre, llegó al evento de camuflado, armado y con una numerosa escolta. Junto a Mordisco estuvieron los principales comandantes de esa disidencia en la tarima que estaba enmarcada por la bandera de las FARC y del Partido Comunista Clandestino. También había fotos de dirigentes de esa guerrilla que ya murieron y pancartas con mensajes alusivos a la lucha social. Todos los comandantes subieron al escenario desarmados.

Mordisco se dirigió a los asistentes después de que pasara una veintena de representantes de diferentes organizaciones campesinas, sociales y étnicas que hicieron varias peticiones, entre ellas la de participar en esos diálogos de paz y en la verificación del cese al fuego.

Al inicio de su intervención, Mordisco dijo: “Llegamos con la plena convicción y esperanza que desde este punto de partida se puede empezar a construir la hoja de ruta que ha de ayudar a Colombia a erradicar las causas que dieron el origen al lanzamiento armado”

De acuerdo con Mordisco, existe unidad de frentes y de mando acerca de la negociación que iniciarán con el Gobierno: “Todas las delegaciones ratificamos la subordinación al Estado Mayor Central (...) y nos comprometemos a que cada una de nuestra estructuras orgánicas acompañe el proceso de diálogo que se iniciará con el Gobierno Nacional en los términos que las partes acuerden de acuerdo a su fin”.

Además, hizo un llamado al Ejército de Liberación Nacional (ELN) -con el que el Gobierno lleva un proceso de paz desde noviembre pasado- para poner fin a la confrontación. “A los compañeros del ELN los invitamos a ponerle fin a la guerra entre nuestras organizaciones, un conflicto que sólo beneficia a la clase poderosa del país, enriquece a quienes viven del mercado de las armas y deja a más madres sin sus hijos”.

Para esos acercamientos designó a Javier Alfonso Velosa García, conocido como Jhon Mechas, comandante del bloque Magdalena Medio.

Mordisco también se refirió a la Segunda Marquetalia, otra facción de disidentes pero comandada por Iván Márquez. “Sobre las alianzas de la Segunda Marquetalia y los grupos de doctrina paramilitar, cuyos fines son netamente económicos, es importante que estos definan de qué lado están para que porque los colombianos necesitan claridad”.

Junto a Mordisco estuvieron otros jefes de esa guerrilla como Martín Pérez Castro, conocido como Richard, del Frente 33; y Alexander Díaz Mendoza cuyo nombre de guerra es Calarcá Córdoba. También Ebimilec Eregua Torres conocido como Alonso 45. Todos veteranos guerrilleros de lo que fue el Bloque Oriental de la extinta guerrilla de las Farc.

Además estaba Óscar Eduardo Sandoval, El Mocho, jefe de las disidencias del Cauca, Antonio Medina del frente 10 de Arauca, y ‘Erika’, la única mujer disidente que estuvo presente en el encuentro de ese grupo armado con el Alto Comisionado de Paz, Danilo Rueda, en septiembre pasado. Algunos de ellos llegaron a Casa Roja, el lugar donde se está realizando el evento, sobre la madrugada del domingo. Los guerrilleros aún usan los emblemas de las antiguas FARC como su bandera, brazaletes y las insignias en los botones.

Jhon Mechas fue el gran ausente de esa cumbre de mandos porque la Fiscalía General de la Nación no le levantó las órdenes de captura vigentes por tener un pedido de extradición del gobierno de Estados Unidos. Sin embargo, en la reunión se reprodujo un audio en el que ese comandante guerrillero decía: “Tengan plena certeza de que con el concurso de todos y todas el tránsito a la paz con justicia social pasará de ser un sueño a una realidad colectiva”.

Además: “No somos disidentes, el Acuerdo de Paz no existió”: delegado de EMC FARC

Velosa es señalado como el responsable del atentado a la Brigada 30 del Ejército en Cúcuta, perpetrado por el frente 33 el 15 de junio de 2021 que dejó 36 heridos. También es responsable, según las autoridades del atentado contra el helicóptero en el que se movilizaba el presidente Iván Duque, ocurrido 10 días después en el aeropuerto de esa misma capital. En su prontuario también el atentado al CAI del barrio Arborizadora Alta, de Bogotá, ocurrido el 26 de marzo de 2022, en el que murieron dos niños.

Este evento en Casa Roja, que queda entre Caquetania y El Diamante, se realiza tras la culminación de la cumbre de mandos de este grupo armado que se llevó a cabo durante los últimos 15 días. La reunión inició el 3 de abril y congregó a los comandantes de los 23 frentes que operan en 16 departamentos del país. Allí discutieron sus propuestas para la agenda de negociación que presentarán al gobierno de Gustavo Petro y definieron a sus delegados para la mesa de negociación y para el Mecanismo de Veeduría, Monitoreo y Verificación (MVMV), del cese al fuego bilateral.

Sobre los nombres de los delegados en la mesa de negociación, Colombia+20 pudo establecer que estarán Avendaño, quien firmó, junto al alto comisionado Rueda el acuerdo con los protocolos de cese al fuego. También estará Danilo Alvizú, del frente Carolina Ramírez que opera en Putumayo. Se habla también de una mujer conocida con el nombre de Ángela Izquierdo, que estaba privada de la libertad en la cárcel de Jamundí; otro guerrillero con seudónimo Sebastián, quien continúa preso en Popayán, y uno más de nombre Javier, que opera en la zona de Tibú.

Organizaciones piden participación en los diálogos

Las delegaciones campesinas presentes en el acto fueron convocadas por la Coordinadora del Suroriente Colombiano para los procesos agrarios ambientales y sociales (Coscopaas) que agrupa a organizaciones de Meta, Caquetá y Guaviare, así como como la Guardia campesina, Asopeproc, Ascal-g, Corpoayari, Asoregional, Asocampo. La noche del sábado, las organizaciones campesinas sostuvieron reuniones para concertar las declaraciones que van a leer en el acto público.

El evento inició sobre las 10 de la mañana con las notas del himno de Colombia y de la guardia campesina. También sonó el himno de la antigua guerrilla de las FARC. La tarima donde están los comandantes guerrilleros está enmarcada por la bandera de las FARC y del Partido Comunista Clandestino.

El primero en hablar fue un representante de la guardia campesina ambiental que pidió el reconocimiento del campesinado como sujeto de derecho y que la guardia sea parte de las Juntas de Acción Comunal. “Proponemos que la guardia campesina ambiental sea una comisión de las Juntas de Acción Comunal”.

Además, afirmó que quieren hacer parte de la mesa de negociación. “Vemos con esperanza y optimismo el proceso con FARC EP (Estado Mayor Central) y exigimos la participación directamente en la mesa de negociación porque la paz no es sólo el silenciamiento de los fusiles”, indicó.

La petición fue respaldada por el representante de Coscopaas quien, a su turno, dijo que los campesinos deben ser “actores fundamentales” y no “simples espectadores”. Además, calificó el Acuerdo de Paz del teatro Colón como un “pacto fallido”. “Proponemos que actual proceso cuente con actúe participación de organizaciones sociales en diálogo tripartito entre actores armados y sociedad civil”.

Le puede interesar: Terminó cumbre de disidencia de FARC, paso previo a instalación de mesa de diálogo

Un representante Guaviare pidió esa guerrilla durante su intervención no “abandonar el esfuerzo de la Paz Total”.

Por la tarima pasaron representantes de organizaciones de Valle, Cauca y Nariño, quienes también han pedido la participación en la mesa de diálogo y en la verificación del cese al fuego bilateral. “Exigimos cese al fuego bilateral y de hostilidades y solicitamos a las partes la participación en la mesa para la construcción de paz reconociendo a las plataformas, garantías de seguridad para líderes y lideresas que apoyan en proceso, reconocimiento del campesinado y de las guardias campesinas, indígenas y cimarronas”, dijo uno de ellos.

Un dirigente de Arauca se refirió a la presencia del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en ese territorio y les exigió seriedad en el proceso de paz que llevan con el gobierno desde el pasado 21 de noviembre. “Al Eln les decimos que que sean consecuentes con sus principios revolucionarios y con el diálogo e invitamos al Gobierno y las FARC para que sigan este proceso”.

Otro en hablar fue un delegado de Buenaventura, Timbiquí, Guapi y consejos comunitarios que planteó fortalecer los procesos organizativos de los territorios, una reglamentación de Ley 70 (o Ley de las Comunidades Negras), escuelas de formación de líderes, participación en el Congreso, hospitales de segundo nivel y electrificación, gasolina subsidiada.

Además hubo representantes del pueblo Nasa y del motilón barí, y delegaciones del Catatumbo, de Guaviare y Bogotá. Todos los representantes que hablaronm, leyeron documentos con esas peticiones y propuestas, que fueron entregados a los comandantes de la disidencia.

Estaba previsto inicialmente que a este evento asistirían el comisionado Rueda y delegados de las embajadas de Noruega, la Unión Europea, Suecia, Suiza, Irlanda, de la Misión de Verificación de la ONU y de la Iglesia católica, pero su presencia se canceló el pasado jueves por varias razones, entre ellas la negativa de los guerrilleros a estar desarmados y uniformados durante el evento.

No era aceptable para el Gobierno que los jefes de este grupo hicieran presencia con uniformes y armas frente a una nutrida congregación de población civil. De tal manera que lo que se había previsto como un acto conjunto para anunciar el inicio de la fase de negociación terminó siendo un acto organizado y protagonizado por el grupo de disidentes.

Previo al evento, Andrey Avendaño, jefe del Frente 33 y uno de los mandos del Estado Mayor Central de las FARC EP, dijo que una de las propuestas que llevarán ante el Gobierno es que la mesa de diálogos sea instalada en Noruega. Además, Avendaño afirmó que su idea es que la mesa sea itinerante y que vaya por las zonas donde ellos operan.

En entrevista con Colombia+20, Avendaño también afirmó que no se ven como disidentes del Acuerdo de Paz de 2016 porque para ellos nunca existió. Además dijo que se rearmó porque no se han solucionado las causas del conflicto.

Por Enviada Especial Llanos del Yarí

Temas recomendados:

 

Tercio(53826)17 Abr 2023 - 10:27 a. m.
El mordisco que le ha dado al narcotráfico este tipo debe de ser muy grande, desde que no ha habido poder para capturarlo...
samuel(77552)16 Abr 2023 - 9:00 p. m.
Duque sabrá que "mordisco" resucitó?...no estaba muerto, estaba de parranda...
Enrrique(25171)16 Abr 2023 - 8:26 p. m.
Que paren su "ajuste de cuentas", también la de ambas bandas , contra la "sociedad civil desarmada" y/o "el pueblo" .
Carlos(63194)16 Abr 2023 - 9:00 p. m.
Que se maten entre esos bandoleros, mejor, no necesitamos a esos narcotraficantes y asesinos en nuestra sociedad.
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar