7 May 2014 - 11:30 a. m.

Nuevo escándalo por 'chuzadas'

La Fiscalía capturó a Andrés Fernando Sepúlveda, señalado de interceptar correos de personas allegadas al proceso de paz en La Habana y quien estaba vinculado a la campaña de Óscar Iván Zuluaga.

Redacción Judicial

Un nuevo escándalo de presuntas interceptaciones ilegales sacudió al país. Un grupo de agentes del CTI allanó el pasado lunes, a las 4 de la tarde, las oficinas de una supuesta empresa fachada que habría ‘chuzado’ los correos de personas cercanas al proceso de paz que se desarrolla en La Habana (Cuba), con el fin de obtener información secreta de las negociaciones. Según el fiscal general, Eduardo Montealegre, estas operaciones intentaban “sabotear, interferir y afectar” las intenciones de paz. Por estos hechos se capturó a Andrés Fernando Sepúlveda Ardila, un hombre con amplios conocimientos en temas de informática y dueño de la empresa ubicada en el sector del Parque de la 93 en Bogotá. (Lea: Fiscalía ocupó apartamento en el que se estarían adelantando interceptaciones ilegales)

La Fiscalía indaga aparentes interceptaciones, desde la supuesta empresa fachada, de correos del jefe de prensa de las Farc (alias Tomás), dos periodistas cubanos, un correo institucional del Gobierno colombiano y, al parecer, el del presidente Juan Manuel Santos. En estos momentos las autoridades analizan 31 computadores que fueron incautados y el interrogatorio realizado a Sepúlveda Ardila. El fiscal Montealegre aseguró que estos supuestos ataques atentaban contra la seguridad nacional, ya que en su poder tenían las bases de datos de los guerrilleros desmovilizados y, además, los implicados vendían la información a quien más dinero les ofreciera. (Lea: 'Interceptaciones buscaban sabotear proceso de paz en La Habana': Fiscal General)

Horas después de que el fiscal general diera a conocer detalles de la operación, el candidato presidencial por el Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, emitió un comunicado de prensa en el que señalaba que la esposa del capturado, la actriz Lina Luna Rodríguez, se había acercado a su grupo de trabajo para ofrecerle servicios de asesoría en temas de comunicación, seguridad informática y publicidad. Agregó que varios familiares de Lina Luna trabajaron en su campaña, pero que su “sorpresa fue mayúscula ante la posibilidad de que un acto ilegal se hubiera ejecutado en una de las oficinas desde donde prestaban sus servicios”. (Lea: "Estamos detrás del Zar de las interceptaciones ilegales": Mininterior)

“Desde el pasado mes de enero y antes de empezar la campaña presidencial recibimos asesoría de la actriz Lina Luna para la elaboración de mensajes concretos de campaña y para transmitir en lenguaje sencillo las propuestas programáticas. Posteriormente, la mamá de Lina Luna, la también actriz Myriam de Lourdes, realizó varios talleres con nuestro candidato para que mejorara su expresión ante las cámaras de televisión. Luego, en el mes de febrero, Lina Luna ofreció un equipo de trabajo para apoyar la campaña en redes sociales y seguridad informática, liderado por su esposo Andrés Sepúlveda; un equipo creativo y publicitario encabezado por su cuñado Luis Carlos Sepúlveda y un apoyo en coordinación de equipos regionales por Jorge Ardila, tío de su esposo y de su cuñado”, se lee en el comunicado de prensa. (Lea: Campaña de Óscar Iván admite haber usado servicios de empresa de informática allanada)

Montealegre agregó que en este nuevo escándalo no tienen ninguna participación las Fuerzas Armadas, ya que no se trataba de ninguna fachada de inteligencia como ‘Andrómeda’. Las reacciones desde el Gobierno no se hicieron esperar. El ministro del Interior, Aurelio Iragorri, se refirió a Andrés Fernando Sepúlveda como “el zar de las interceptaciones ilegales” y recalcó que estos hechos representan “algo gravísimo para la seguridad nacional”. Añadió que, en medio de este episodio, “lo que queda claro es que no es la Policía ni el Ejército los que estaban en ese tipo de acciones” y que “lo importante es que se llegue al fondo de estas investigaciones, por tratarse de una “situación muy grave y delicada”. (Lea: Acusan a Zuluaga y Uribe de chuzar y sabotear el proceso de paz)

Hoy a las 6:00 a.m. la Fiscalía le imputará cargos a Sepúlveda Ardila por los delitos de violación ilícita de comunicaciones, uso de software malicioso, interceptación ilícita de datos informáticos y espionaje. Asimismo, se solicitará la medida de aseguramiento contra el llamado “zar de las interceptaciones ilegales”, ya que la pena que podría llegar a pagar este hombre, de ser declarado culpable, sería de 18 años de prisión. El fiscal general manifestó que se buscará a las personas que entregaron altas sumas de dinero a cambio de recibir la información: “Trataremos de establecer por qué se montó esta oficina, quiénes eran los destinatarios de esta información y queremos saber si existía o no algún vínculo entre esta oficina y otros sectores de la opinión colombiana”.
Tres días después de que El Espectador y el periodista Daniel Coronell revelaran las declaraciones de Javier Antonio Calle, alias Comba, en las que acusaban a J. J. Rendón —exasesor de Santos— de haber recibido US$12 millones a cambio de oficiar como intermediario de la mafia ante el Gobierno, estalló otro escándalo que enreda hoy la campaña política de Zuluaga. (Lea: Las reacciones de los distintos sectores sobre las chuzadas ilegales)

El candidato del Centro Democrático fue enfático en asegurar que “no se puede asociar de ningún modo la campaña presidencial con cualquier actividad ilegal. Rechazamos cualquier utilización que se pretenda hacer en el marco de la campaña electoral de los hechos denunciados. Que no se quiera confundir a la opinión pública para desviar la atención sobre las graves denuncias de los últimos días. Si alguien ha cometido un delito que lo castiguen“ y toda posible actuación ilegal que no quede en la impunidad”. (Lea: Fiscalía imputará cuatro delitos a director de oficina de interceptaciones ilegales)

Al margen de las investigaciones adelantadas por la Fiscalía, El Espectador conoció que la actriz Lina Luna también trabajó con el exasesor J. J. Rendón y Germán Chica —otro de los salpicados en la polémica desatada por el testimonio de Comba—. Con el primero realizó asesorías en estrategias políticas, mientras que con Chica se desempeñó como una colaboradora en temas de prensa. Por ahora el país se conmociona con un nuevo caso de interceptaciones ilegales que realizaron un grupo de civiles que vendían información confidencial de las negociaciones de paz en La Habana, supuestamente, con el objetivo de torpedear el proceso. Si estas nuevas revelaciones no afectan la mesa de negociación entre las Farc y el Gobierno, es claro que sí incidirán en la contienda electoral para la Presidencia. (Lea: ¡Exijo una explicación!)

 ¿Quién es Sepúlveda?

En un artículo publicado el 13 de octubre de 2009 y titulado “La seguridad informática en las agencias de publicidad, ¿una prioridad?”, Andrés Felipe Sepúlveda Ardila refiere que “es experto en desarrollo web y seguridad informática. He trabajado en Plan V (Agencia In-House, del Partido de la U), The Brand Inc (director interactivo), desarrollado proyectos web de alto impacto en los ámbitos nacional e internacional y en marketing político (campaña presidencial 2005, Cámara, Senado y Concejo). He sido capacitado por Accentiv en Brasil en CRM y Marketing Relacional y realizado proyectos políticos para otros países (México y Honduras). Cuento con más de 10 años de experiencia en este tema”. En el mencionado documento, dado a conocer por el portal en internet Creativos Colombianos, Sepúlveda sostiene que sólo hace “hacking ético”. (Lea: "Mi hijo no ha comprado ni vendido información": Padre de Andrés Sepúlveda)

Comparte: