Publicidad
19 May 2021 - 7:06 p. m.

Reportan disturbios en Buenaventura en medio del paro nacional

De acuerdo con los reportes, un grupo de personas se enfrenta con la Fuerza Pública. La noche del martes se habilitó un corredor humanitario.

Redacción Nacional y EFE

Reportan disturbios en Buenaventura en medio del paro nacional
Reportan disturbios en Buenaventura en medio del paro nacional
Foto: captura de video

Ciudadanos y medios de comunicación reportan a esta hora disturbios en Buenaventura. Blu Radio publicó un video en el que asegura que la Policía intenta levantar el bloqueo frente al Sena, por donde se ingresa al puerto. “Los manifestantes ingresaron a un terminal de contenedores”, dijo Blu Radio. (Estados Unidos pide no viajar a Colombia por paro nacional)

Por su parte, la Comisión Interétnica de la Verdad de la Región del Pacífico (CIV) recordó que Buenaventura recordó que anoche se firmó un acuerdo para habilitar un corredor humanitario tres días por semana, de 6:00am- 6:00pm; y le exigió al presidente Iván Duque respetar el acuerdo, evitar violencia de la Fuerza Pública y solucionar. “Negociar sin dilaciones”, afirmó la CIV. (En vivo paro nacional: siga las marchas en Cali, Medellín y las principales ciudades este 19 de mayo)

Según el mencionado acuerdo, publicado por la CIV, se habilitó un corredor humanitario para el transporte y movilidad de productos e insumos para uso exclusivo nacional, como medicamentos, alimentos, combustibles y químicos para potabilizar el agua. “Esto quiere decir que el corredor humanitario no incluye el transporte de productos para exportar desde nuestro país”, se lee en el documento firmado por el personero de Buenaventura, el defensor del pueblo del Pacífico y la delegada de la procuraduría, en calidad de garantes. (Paro Nacional: el Esmad no saldrá a las calles en Cali ni en Boyacá en esta jornada)

También aparecen, como facilitadores, el obispo de Buenaventura, el Comité Interreligioso y el Comité Distrital del Paro Nacional – Buenaventura, del que hacen parte varios procesos organizativos sociales, culturales, comunitarios y étnicos. “Ningún vehículo de urbaneo realizará retiro e ingreso de contenedores o mercancías de cualquier tipo desde los diferentes terminales portuarios y patios alternos”, se lee en el documento. La verificación de que efectivamente los vehículos transporten alimentos y medicamentos quedó a cargo del comité del paro en Buenaventura, del Consejo Comunitario de Alto y Medio Dagua y las comunidades indígenas y el consejo comunitario de Juntas-Dagua.

El obispo de Buenaventura, Rubén Darío Jaramillo Montoya, confirmó a El Espectador que el acuerdo para abrir un corredor humanitario quedó pactado anoche, pero que un pequeño sector de quienes protestan se negó a participar del encuentro que Jaramillo lideró. Y este sector inconforme es el que estaría en los disturbios de este miércoles. La molestia comenzó esta mañana cuando varios camiones cargados de comida necesitaban salir de una de las terminales del puerto.

Jaramillo dijo a este diario que mantiene a esta hora una reunión con el alcalde y varios líderes para intentar llegar a un consenso y buscar a quienes no quisieron asistir al acuerdo de anoche para invitarlos a dialogar. Se han reportado, además, saqueos a algunos carros que transportaban café. Otros voceros reportaron saqueos a establecimientos de comercio. Ante la crisis, los comerciantes de algunos barrios instalaron barricadas en sus calles para que nadie entre en el sector de Pueblo Nuevo y San Andresito.

A su vez, la CIVP afirmó que el Gobierno desconoció el corredor humanitario acordado con las instituciones y que “llegó con represión policial a generar violencia”. En el documento se pactó anoche que la Fuerza Pública cumpliría los principios de proporcionalidad, necesidad y legalidad buscando siempre la seguridad de los manifestantes.

En el resto del país el balance en general es pacífico a esta hora. Con plantones y concentraciones en las que se mezclan actividades artísticas comenzó este miércoles en varias ciudades colombianas una nueva jornada de protestas contra el Gobierno para exigir cambios en sus políticas. Esta jornada fue convocada por el Comité Nacional de Paro en el que convergen sindicatos, organizaciones sociales y maestros que piden al Gobierno colombiano una amplia gama de demandas para las cuales las partes han tenido dos encuentros en Bogotá y la tercera reunión está pactada para mañana.

En el día 22 de las protestas la gente insiste en que el Gobierno debe tomar medidas contra la violencia policial, que según organizaciones sociales como Temblores dejan 43 homicidios “presuntamente por parte de la Policía”. Al igual que el pasado 28 de abril cuando comenzaron las multitudinarias marchas en el país para mostrar su descontento, los manifestantes insisten en que no debe haber reforma a la salud porque la que está estudiando el Congreso supone privatizaciones, reclaman más oportunidades de trabajo y educación para los jóvenes.

En Cali, capital del agroindustrial departamento del Valle del Cauca, y la ciudad que más ha sufrido por la violencia, las protestas de hoy comenzaron sin contratiempos. El alcalde Jorge Iván Ospina confirmó que los agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía no estarán presentes en las marchas y que, en cambio, asistirán gestores sociales que, en caso de conflicto, harán de mediadores.

Ospina pidió ayer la renuncia de todo su gabinete pues, según dijo en redes sociales “son momentos que demandan transformaciones reales, ampliación de capacidades y recuperación de confianzas” y consideró que “el mayor reto” es dar “una solución nacional a demandas con garantías”.

En Medellín, capital del departamento de Antioquia, las marchas también comenzaron pacíficamente. A esa ciudad llegó el martes la minga indígena cuyos representantes se reunieron con el alcalde Daniel Quintero para plantear sus reivindicaciones. “La minga es un acto de paz y de vida, que motiva al diálogo, no al vandalismo y la violencia. Nuestro llamado es un llamado de paz, y esa será nuestra bandera en Medellín”, escribió en redes sociales la Organización Indígena de Antioquia (OIA).

En Cartagena y Barranquilla, las dos principales ciudades del Caribe, las marchas arrancaron sin que se hubiesen presentado desmanes, aunque hubo atascos en algunas avenidas.

Síguenos en Google Noticias