Publicidad
4 Mar 2022 - 7:10 p. m.

Murió estrangulada: Fiscalía sobre feminicidio de Érika Pérez en Medellín

Después de la captura del presunto asesino de la estilista, las autoridades revelaron detalles del crimen.
Se encontraron rastros de sangre y el celular de Érika Pérez en la casa del presunto asesino, Juan Esteban Álvarez, quien fue capturado.
Se encontraron rastros de sangre y el celular de Érika Pérez en la casa del presunto asesino, Juan Esteban Álvarez, quien fue capturado.

Avanzan las investigaciones por el asesinato de Érika Pérez, estilista de 37 años cuyo cuerpo fue hallado en el río Medellín, a la altura del municipio de Barbosa, el pasado 13 de febrero. Después de que detuvieran a Juan Esteban Álvarez Gómez, presunto responsable del delito, las autoridades presentaron detalles durante la audiencia de imputación de cargos.

(Le puede interesar: Capturan al presunto asesino de Érika Pérez, hallada en el río Medellín)

De acuerdo con la investigación, la mujer murió estrangulada y tenía lesiones provocadas con un objeto contundente. por ello, la Fiscalía le imputó cargos a Álvarez por los delitos de feminicidio agravado y hurto calificado, además de imponerle medida de aseguramiento en centro carcelario.

(También puede leer: Inició la construcción del primer Sena étnico en Valledupar, Cesar)

En el allanamiento realizado en la casa del presunto asesino, miembros del CTI de la Fiscalía detectaron sangre de Érika en la vivienda, además de su teléfono celular. De acuerdo con la Policía Nacional, se analizaron 30 horas de vídeo de 27 cámaras de seguridad, lo que arrojó evidencia suficiente para ordenar la captura del hombre de 25 años en el barrio Santa Lucía.

Érika fue vista por última vez en el barrio Villa Hermosa de Medellín, el 7 de febrero, después de salir de su trabajo hacia las 9 p.m. La mujer se encontraba con dos personas, Álvarez Gómez y su hermana.

(Le puede interesar: Imputado exregistrador que habría recibido dinero de candidato a una alcaldía)

“Se logró establecer que había rastros de sangre. Ya había lavado y pintado, pero las luces forenses nos indicaba que allí había sangre salpicada en las paredes. Se hizo la recolección de las muestras, se llevó a Medicina Legal y en un tiempo récord nos indican que efectivamente se trataba del ADN de la víctima”, dijo el general Javier Martín, comandante de la Policía Metropolitana de Medellín.

Síguenos en Google Noticias