¿Por qué las víctimas no asisten a las versiones voluntarias en la JEP?

Aquí le aclaramos las razones de esta jurisdicción para hacer estas diligencias a puerta cerrada. No hay de qué preocuparse: las víctimas son el eje central de esta justicia y tienen otros espacios de participación. 

Freepik

En las últimas semanas, por lo menos seis exjefes guerrilleros de las Farc han rendido sus versiones voluntarias ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Rodrigo Londoño, conocido como Timochenko, Pablo Catatumbo, Pastor Alape, Jesús Santrich, entre otros, han comparecido ante los magistrados de la Sala de Reconocimiento para contar su versión sobre casos de secuestros, homicidios y desapariciones cometidas por este grupo.  

Es la primera vez que la cúpula de la exguerrilla comparece ante la justicia para aportar su versión sobre los delitos que se les imputan. Aunque es un hecho histórico, en redes sociales, la gente le reclama a la JEP porque las víctimas no están presentes en estas diligencias.

Aquí le vamos a contar qué son estas versiones voluntarias y por qué no están presentes las víctimas.

Arranquemos.

 

¿Qué es y para qué sirve una versión voluntaria?

Es un encuentro entre quienes se acogen para ser juzgados en la JEP (pueden ser militares, guerrilleros o civiles) y los magistrados de la Sala de Reconocimiento. Son muy importantes porque allí los magistrados contrastan la información que reciben de las entidades del Estado y de las organizaciones de víctimas con lo que cuentan los comparecientes. Por eso es indispensable que los responsables de los delitos asistan con su defensor.

Vale la pena aclarar que son diferentes a las versiones libres que entregaron los exjefes paramilitares en Justicia y Paz, porque en la JEP se practican a partir de preguntas concretas, definidas con anterioridad por la Sala y con base en los informes recibidos y el contexto de los casos.

En este encuentro, el compareciente NO está obligado a declarar contra sí mismo ni contra nadie. Aunque esto no quiere decir que no pueda aceptar su autoría o participación en un delito. En caso de hacerlo, su versión tendrá el valor de confesión.

RECUERDEN: esta es sólo la primera fase antes de pasar a las audiencias.

 

¿Quiénes asisten a las versiones en la JEP?

La Procuraduría, en representación de las víctimas y como garante del debido proceso; los magistrados de la Sala de Reconocimiento, y el compareciente y sus abogados defensores.

Hasta el momento, han comparecido ocho exjefes guerrilleros de las Farc y 55 miembros de la fuerza pública, quienes han entregado su participación y conocimiento en casos de ejecuciones extrajudiciales, conocidas como “falsos positivos”.

 

¿Por qué son privadas?

Las versiones voluntarias son cerradas al público. Por un lado, porque en ellas el responsable puede aceptar que cometió un delito, así que tendrían un valor de confesión. Y eso sólo se hace en los sistemas judiciales frente a un juez.

Por ser una diligencia judicial hay muchos que no pueden ser víctimas como nombres de víctimas o menciones a terceros que no se han acogido a la JEP y a los que se les puede afectar su buen nombre.

 

¿Y qué pasa con las víctimas?

Aunque no pueden asistir, las víctimas sí pueden acceder a esta información, pues la versión queda registrada en video. De hecho, por normas de la JEP, el contenido de estas versiones debe ser trasladado a las víctimas para que estas pueden presentar pruebas u observaciones oportunamente en la segunda etapa: la audiencia de reconocimiento, en la que podrán participar, si quieren y si están acreditadas.

Las víctimas pueden reclamar los videos, solo presentando con su cédula, en las oficinas de la JEP. Recuerde: Deben estar acreditadas ante esta jurisdicción.

 

¿Y qué es la audiencia? ¿qué sucede allí?

Las audiencias son la segunda parte del proceso, después de las versiones libres. Son muy importantes porque es el momento en el que la sociedad puede conocer qué fue lo que declararon los responsables de los delitos más graves cometidos durante el conflicto.

También, porque en las audiencias los comparecientes hacen el reconocimiento de verdad y responsabilidad, en presencia de las organizaciones de víctimas invitadas.

Vale la pena aclarar que el reconocimiento de verdad y responsabilidad es voluntario, libre, y debe ser completo, detallado y exhaustivo.

 

¿Qué pasa si los comparecientes no cuentan toda verdad?

Pueden perder los beneficios. Al acogerse a la JEP, quienes cometieron los delitos más graves durante el conflicto se comprometen a contar la verdad para satisfacer a las víctimas, repararlas y así acceder a la libertad condicionada, a penas alternativas (incluso sin cárcel) y a participar en política.