Publicidad
Redacción Cromos / 18 Feb 2022 - 3:25 a. m.

¡Presta atención! 5 señales que pueden indicar que tu hijo es víctima de bullying

El mundo quedó conmocionado con el suicidio de Drayke Hardman, un niño de 12 años que acabó con su vida tras ser víctima de bullying en su escuela. Estas son 5 señales que pueden indicar que tu hijo es víctima de bullying.
¡Presta atención! 5 señales que pueden indicar que tu hijo es víctima de bullying
Foto: Pexels
¡Presta atención! 5 señales que pueden indicar que tu hijo es víctima de bullying
¡Presta atención! 5 señales que pueden indicar que tu hijo es víctima de bullying
Foto: Pexels

Drayke Hardman acabó con su vida porque desde hace 1 año sufría acoso físico y verbal por parte de un compañero de la escuela. Sus hermanas fueron quienes lo encontraron inconsciente en su habitación y ambas decidieron trasladarlo hasta un centro hospitalario donde no pudieron salvarle la vida.

Te puede interesar leer: A razón del caso Tinder ¿Qué hay en la mente de un estafador?

Te invitamos a leer más contenidos como este aquí

Drayke murió el 10 de febrero de 2022, un caso que ha enfatizado en la necesidad de concientizar a las personas sobre el acoso que pueden llegar a tener los niños y adolescentes en las escuelas.

Mónica Espejo, psicóloga de la Fundación Universitaria Konrad Lorenz y especialista en psicología educativa de la Universidad Católica de Colombia, quien cuenta con experiencia en implementación de programas de plan de intervenciones colectivas y es docente de la Universidad del Sinú, en entrevista con la Revista Cromos nos cuenta más sobre el bullying y además 5 señales que pueden indicar que tu hijo es víctima de bullying

¿Qué les pasa a los niños que sufren de bullying?

Las consecuencias para las víctimas de bullying se relacionan con baja participación en actividades que eran de su interés, bajo rendimiento académico, aislamiento familiar, cambios de comportamiento abruptos.

Algunos niños y niñas pueden aislarse de entornos sociales, desarrollar conductas agresivas y en el peor de los casos conductas autolesivas que pueden terminar en suicidio.

¿Cómo saber si mi hijo está siendo víctima de bullying?

Para saber si un menor de edad es víctima de bullying es adecuado tener constantes y variados medios de comunicación con él o ella, reconocer sus actividades favoritas, la relación que tiene con sus pares, y su comportamiento habitual en los entornos que se desarrolle como familia, amigos, colegio.

Con base en ese conocimiento, ver cambios repentinos que se presenten, si mi hijo antes socializaba más y ahora es introvertido, comprender la fuente del cambio, también ayuda ver si hay cambios en el estado de ánimo, en el sueño, en los hábitos de alimentación.

No es normal que de la nada pierda el apetito o tenga atracones de comida porque pueden ser señales que algo pasa, así como que tenga dificultades repentinas en conciliar el sueño.

Te puede interesar leer: Las mascotas fomentan el autoestima de los niños

La comunicación constante con adultos en los que se desarrolle el menor de edad, si lo cuida la abuelita, preguntarle si nota cambios en el comportamiento, con docentes y personas con las que comparta de manera constante.

Algunos niños pueden somatizar las situaciones que ocurren, si se enferma constantemente es adecuado verificar la fuente de dicha enfermedad, puede haber dolores estomacales constantes, por ejemplo.

¿Por qué hay niños que hacen bullying?

Las razones por las cuales un niño puede hacer bullying son varias, con mayor frecuencia algunas de ellas, los estilos de crianza autoritarios o permisivos, en ellos se ve que los padres en ocasiones tienen comportamientos relacionados a exigir a sus hijos más de lo que pueden dar, esto puede crear estados para esta etapa en lo cuáles la frustración, ansiedad o irá pueda descargarse en sus pares.

En otros casos, padres ausentes en la vida de sus hijos, con baja comunicación, bajo interés por lo que ellos puedan realizar que no se dan cuenta de sus necesidades y comportamientos.

Otra causa es la falta de educación emocional, no se enseña a los niños(as) a expresar sus emociones con asertividad, muchas veces los adultos piensan que por ser niños lo que ellos sienten no es de mayor interés y tienden a invalidar, esto crea una inadecuada expresión emocional que puede llegar a descargarse inadecuadamente con pares y formar bullying.

En complemento, la falta de acompañamiento para la reflexión del contenido digital al que están expuestos, un niño viendo o jugando cualquier contenido sin la guía de un adulto puede generar que vea conductas inapropiadas que replique porque no hay una guía que lo haga pensar sobre tal información a la que accede.

¿Cómo detener o parar el bullying?

Algunas formas para reducir el bullying es creando más y mejores espacios de comunicación con los niños y niñas, generar estrategias de educación en gestión de las emociones.

Formas de generar la empatía, espacios de socialización y comunicación de convivencia alternos que permitas que los niños se conozcan y compartan de diversas maneras, haciendo un reconocimiento del otro, formando un tejido social fuerte y sano.

La base fundamental es la familia, en la que es adecuado escucharlos, no minimizar lo que sienten solo porque son niños(as) sino hacerles entender que es importante lo que dicen, orientarlos en cada situación que tengan por más sencilla que parezca ya que muchos de sus problemas para los adultos pueden ser insignificantes.

Te puede interesar leer: ¡Observa! 5 síntomas de ansiedad que puedes identificar rápidamente

Pero, lo son porque ya tienen experiencia mientras que para un niño no; es adecuado tener frente a ellos los comportamientos que esperamos ellos tengan con otros “el ejemplo tiene más fuerza que las reglas”, generar reflexiones de las acciones que hacen y el contenido que reciben.

El sector educativo y de salud también debe tomar acciones, es importante que haya más profesionales de la salud mental a la disposición de los menores de edad, hacer un cambio en la práctica de acudir a terapia solo cuando hay situaciones incorrectas y en lugar acudir también de formas preventivas en las que la niñez tenga más referentes confiables de información en su proceso de crecimiento y aprendizaje.

Es adecuado que en los colegios haya más herramientas y estrategias de prevención del bullying y no solo acciones cuando ya ha avanzado el problema

5 señales que pueden indicar que tu hijo es víctima de bullying

  • Cambios abruptos en el comportamiento habitual de sus hábitos de sueño o alimentación.
  • Lesiones sin explicación o comportamientos relacionados a hacerse daño.
  • Bajo rendimiento académico.
  • Dolores constantes especialmente de estómago o de cabeza.
  • Pérdida de interés por actividades de su preferencia como socializar con amigos.
Síguenos en Google Noticias