Redacción Cromos / 3 Jun 2022 - 11:22 p. m.

Calculadora de embarazo: ¿qué pasa en el quinto mes de gestación?

En este punto vamos alcanzando la mitad del embarazo y todos los cambios que esto implica. Estos son los cambios del quinto mes.
En este punto vamos alcanzando la mitad del embarazo y todos los cambios que esto implica. Estos son los cambios del quinto mes.
Foto: Pexels
En este punto vamos alcanzando la mitad del embarazo y todos los cambios que esto implica. Estos son los cambios del quinto mes.
En este punto vamos alcanzando la mitad del embarazo y todos los cambios que esto implica. Estos son los cambios del quinto mes.
Foto: Pexels

Entre las semanas 17 y 20 del embarazo llegan grandes cambios tanto para el cuerpo de la madre como para el bebé, por lo que debes prepararte para lo que sucederá este mes.

Te invitamos a leer más contenidos como este aquí.

Lee también: Papás primerizos: las 10 preguntas más frecuentes y sus respuestas

Te contamos todo lo que debes saber sobre el quinto mes de gestación, lo que pasará en el desarrollo de tu bebé y los síntomas que más sentirás.

Los cambios en la madre en el quinto mes

La madre con 5 meses de embarazo experimentará cambios y síntomas muy similares a los que se padecen durante el mes anterior, algunos posiblemente aumenten ligeramente, por el peso y tamaño que irán aumentando.

Lo normal es que subas entre 2,5 y 5 kg de peso en esta etapa del embarazo, ya que tu bebé irá creciendo a un ritmo acelerado y, por lo mismo, podrías notar tus piernas y tobillos más hinchados. Además, la ganancia de peso puede provocarte más cansancio y sensación de pesadez.

El aumento en el tamaño de los pechos en este mes se debe a que las hormonas están preparando las glándulas mamarias para que produzcan la leche materna. Las areolas que rodean al pezón se tornarán más oscuras y las venas se marcarán cada vez más.

Te puede interesar leer: ¿Cómo cambiar el pañal a tu bebé? Guía para papás primerizos

Síntomas del quinto mes

- Es normal que la madre tenga más sed, por lo que se recomienda aumentar el consumo de líquidos al día. Esto causará que tenga más ganas de ir al baño y debes evitar al máximo el retener la orina.

- Ciática: durante este mes puede que tengas inflamación del nervio ciático, en la parte baja de la espalda que puede prolongarse hasta el pie.

- También puede que tengas calambres, que son contracciones musculares, especialmente en las piernas y por las paredes del útero.

- El estreñimiento es uno de los trastornos más típicos del embarazo a causa de los cambios hormonales que genera ralentización de los movimientos intestinales.

Recomendado: 15 cosas que vas a necesitar para la llegada de tu bebé

- Posiblemente tendrás ador estomacal por el reflujo de los ácidos estomacales hacia el esófago.

- Muchas mujeres tienen fuertes palpitaciones y taquicardia por el incremento del flujo sanguíneo en su cuerpo para soportar el crecimiento del bebé, haciendo que el corazón soporte más trabajo.

Cambios en el bebé en el quinto mes de embarazo

Al final de este mes, el feto medirá cerca de 25 cm de longitud desde la cabeza a pies, es decir, aproximadamente el tamaño de un melón regular, y tendrá cerca de 300 g de peso.

La cara del bebé, para el final del quinto mes todavía no ha adquirido forma redondeada y los ojos aún son de tamaño muy prominente. Su piel comienza a ser menos transparente.

En estas semanas se produce un importante desarrollo de los órganos internos del feto. El sistema circulatorio estará bastante evolucionado, se crearán las 4 cámaras en las que se divide el corazón y éste es capaz de latir con gran intensidad.

Se crea el vérnix caseoso que es una capa de grasa que protege la piel del bebé de la irritación causada por el líquido amniótico y la deshidratación. Normalmente se mantiene hasta el momento del parto.

Lee también: ¿Cuándo empieza a gatear el bebé? Ejercicios para ayudarlo

La placenta aumenta de tamaño y adquiere miles de vasos sanguíneos que trasportan componentes y oxígeno del cuerpo de la madre al cuerpo del bebé.

A mediados de este mes, el bebé ya puede bostezar, hacer gestos faciales o tener hipo, dado que su sistema digestivo ya funciona y empieza a poder tragar. Sus cuerdas vocales ya están desarrolladas y podría incluso llorar.

El bebé ya será capaz de distinguir sonidos como su propio corazón o la voz de su madre, por lo que muchos médicos aconsejan empezar a estimular al feto con música o hablándole para mejorar su capacidad auditiva.

Tu bebé empezará a crear “rutinas de sueño” por lo que empezará a definir tiempos en los que dormirá y otros con más energía, por lo que sentirás momentos de mucho movimiento y pataditas, mientras en otros estará completamente quieto.

En la semana 20 se vuelve a realizar una ecografía fetal donde se podrá saber más claramente el sexo del bebé y poder definir ciertos factores como: confirmar la fecha del parto, examinar la anatomía del feto, detectar posibles anomalías y controlar la cantidad de líquido amniótico.

Síguenos en Google Noticias