Colombia aprovecha auge de sostenibilidad y venderá bonos verdes

Noticias destacadas de Economía

El Gobierno emitirá hasta 2 billones de pesos (US$575 millones) de estas notas en subastas mensuales en el segundo semestre del año y continuará las ventas después de eso, dijo César Arias, director de Crédito Público del Ministerio de Hacienda.

Colombia planea aprovechar el auge de las inversiones con conciencia social con la oferta de sus primeros bonos verdes.

El Gobierno emitirá hasta 2 billones de pesos (US$575 millones) de estas notas en subastas mensuales en el segundo semestre del año y continuará las ventas después de eso, dijo César Arias, director de Crédito Público del Ministerio de Hacienda.

Los bonos financiarán planes de generación de energía renovable, flotas de vehículos de bajo consumo de combustible y proyectos que ayuden a combatir la deforestación, dijo Arias el jueves en una entrevista. Es probable que tengan un vencimiento a 20 años.

(Para más información: La OPEP alerta sobre que la expansión del Covid-19 amenaza la recuperación)

Las ventas marcarán la incursión de Colombia en la deuda Ambiental, Social y de Gobierno, o ASG, que ha conseguido el apoyo de los inversionistas y prestatarios. El año pasado, a nivel mundial, corporaciones y Gobiernos vendieron un récord de US$732.000 millones en bonos y préstamos para proyectos amigables con el medio ambiente y la sociedad, según datos compilados por BloombergNEF.

“Colombia ha priorizado el mercado local para el desarrollo de su estrategia de emisión de bonos verdes, que es un poco diferente al enfoque que han tomado otros soberanos en los mercados emergentes”, indicó.

Aun así, muchos de los compradores en el mercado local son inversionistas extranjeros, agregó. El Ministerio de Hacienda también está sentando las bases para emitir un denominado bono social para 2022.

Colombia contrató a una compañía externa para que revise el proceso y proporcionen a los inversionistas garantías de que los ingresos de la oferta de deuda se destinarán a proyectos que cumplen con los estándares de ASG.

En algunos casos, los Gobiernos vendieron una gran cantidad de bonos ASG, pero tuvieron dificultades para encontrar suficientes proyectos verificados en los que pudieran gastar los recursos. Colombia decidió establecer objetivos modestos y emitir de forma gradual para evitar este problema, señaló.

Año activo

Las ventas de TES verdes, como se conocerán localmente, serán parte de un año activo de emisión de deuda para Colombia después de que en 2020 la economía sufriera la peor caída de su historia.

A medida que los operadores apuestan por un incremento rápido de la inflación en EE.UU., el Gobierno colombiano intenta obtener bajos costos de endeudamiento en caso de que las tasas de interés sigan subiendo. Colombia vendió un bono a 40 años esta semana, su papel en dólares con el mayor vencimiento.

El Gobierno planea estructurar un nuevo bono denominado en pesos con un vencimiento a 25 años que se emitirá en el primer trimestre, dijo Arias. Las emisiones de deuda en moneda local deberían subir hasta un 70% de la emisión total este año frente al 50% en 2020, indicó.

(Le puede interesar: Joe Biden presentará plan económico que busca apoyo bipartidista)

El Ministerio de Hacienda planea realizar más canjes de deuda con agentes del mercado local este año, dijo. El año pasado, la mayor parte de los 16 billones de pesos de tales intercambios se llevaron a cabo con otras entidades del Gobierno.

Comparte en redes: