Entrevista con Jorge Londoño de la Cuesta

“Comienza un proceso jurídico largo”: gerente de EPM sobre costos de Hidroituango

Empresas Públicas de Medellín anunció que trasladará los costos de la contingencia en Hidroituango a la sociedad dueña del proyecto. Ante la discrepancia con el gobernador de Antioquia sobre este tema, Londoño anticipa un litigio de años.

Según Jorge Londoño, la reclamación a las aseguradoras por las pérdidas en Hidroituango son de $3 billones, de las más grandes del mundo. Ante la pregunta del nombre de las aseguradores, guarda silencio. / Gustavo Torrijos

A días del primer aniversario del detonante de la emergencia en el proyecto hidroeléctrico Ituango, que deberá empezar a generar energía en 2021, el gerente de Empresas Públicas de Medellín, compañía encargada de construirlo, habló con El Espectador.

El próximo 28 de abril se cumple un año del taponamiento del túnel de desviación que desató la emergencia: el embalsamiento imprevisto del río Cauca; un destaponamiento y posterior crecida del río que se llevó más de 20 casas; temor por el colapso de la presa; evacuación de 25.000 personas en el peor momento; hallazgos de huecos en la montaña; una disminución dramática del caudal del río y otros sucesos han ocurrido en este lapso.

A pesar de que faltan zonas por explorar después de haber interrumpido el paso del agua por la casa de máquinas, Londoño afirma que es optimista. Da respuestas a quienes piden que se desmantele el proyecto, a los que tildan a la empresa de incumplida y al gobernador de Antioquia, Luis Pérez, quien reprochó que EPM traslade los costos generados a partir de ese 28 de abril a Hidroituango S. A. (compuesta por EPM y el Instituto para el Desarrollo de Antioquia, de la Gobernación).

Le puede interesar: Costos de emergencia en Hidroituango no afectarán tarifas de energía a los usuarios: EPM

¿Qué deben lograr para empezar a generar energía en 2021?

Para estar en el segundo semestre de 2021 con dos unidades generando energía son muchos los retos que tenemos que superar. Afortunadamente la estructura de la casa de máquinas aguantó el paso del agua durante ocho meses. Yo hago la analogía: es como ver el vertedero pasando por dentro de la casa de máquinas durante ocho meses. Y aguantó. Eso nos llena de optimismo. Hay que arreglar cosas como un diablo, sí. Nos quedan dos años y medio de intenso trabajo. El agua estaba entrando a la casa de máquinas por dos de las captaciones, y esas son las que están muy deterioradas, ahí al frente fue que se presentó la oquedad y abajo en la casa de máquinas, en la conexión con la almenara, está la otra oquedad. Son dos trabajos que tenemos que emprender para darle estabilidad total a la obra.

Le puede interesar: Hidroituango deberá entregar energía al país a partir de 2022

¿Hay posibilidad de hallar otras oquedades?

Lo veo muy remoto, nos falta inspeccionar la parte sur de la casa de máquinas, porque está llena de material, pero huecos no hay. Al contrario, hay piedra y tierra. La probabilidad de que haya alguna otra oquedad de esas características es muy baja. Seguimos explorando y no hemos encontrado nada.

Le puede interesar: Socavón encontrado en Hidroituango conecta con túneles de captación: EPM

¿Qué arreglos harán en Hidroituango en lo que queda del año?

Hay que subir la altura de la presa a la cota 435. Lo estaremos alcanzando en julio. Vamos en la cota 418, y en un pedazo en la 420. La presa se construye con dos enrocados en las partes exteriores y un núcleo arcilloso en el centro. Entonces, uno levanta enrocado y pone un núcleo, levanta enrocado y pone núcleo, y así sucesivamente. Eso es lo que estamos haciendo.

¿Se arregló el lleno prioritario que se había hecho el año pasado por la emergencia?

Eso ya se terminó. Lo otro que nos falta es taponar los túneles de desviación que se derrumbaron. Creemos que uno de los dos túneles va a tener un taponamiento a mediados del año, y allí es donde creemos que puede bajar de alerta roja a alerta naranja en Puerto Valdivia. Podrían regresar los hogares que hoy están evacuados y EPM podría ingresar a hacer los trabajos que no ha hecho. La comunidad dice que somos incumplidos, pero cuando un territorio está en alerta roja ningún contratista puede entrar y trabajar (a reparar los puentes, casas y escuela afectadas por la crecida del 12 de mayo de 2018).

La ANLA ordenó que ustedes solo pueden hacer trabajos para garantizar la seguridad de las comunidades aguas abajo, no seguir construyendo el proyecto. ¿Qué van a hacer entonces?

La ANLA no pidió que se contratara una firma independiente que certificara la estabilidad y seguridad de las obras. Esa firma se llama Pöyry, es suiza y viene haciendo evaluaciones y estará entregando informes. Pero, en el fondo, estabilizar las obras es seguir avanzando en la construcción del proyecto. Hay que tener en cuenta que la normalidad de la situación se da cuando el proyecto evacue las aguas por tres sitios: el vertedero, la descarga intermedia y la casa de máquinas. Si no logramos eso, no alcanzamos la estabilidad de la obra a largo plazo. Entonces lo que argumento es que si la ANLA me pide darles seguridad a las comunidades y al medioambiente en el largo plazo aguas abajo, la única forma de hacerlo es con la terminación del proyecto. Si no se termina vamos a quedar peor. Si me dicen que no nos dejan seguir, ¿qué hacemos? ¿Lo desmontamos? Desmontar la presa implica más riesgos para la comunidad que cualquier otra cosa.

Le puede interesar: ¿Por qué la orden de suspender obras en Hidroituango se conoce 28 días después?

Pero para generar y monetizar sí sería necesario que la ANLA levantara la suspensión.

Sí. Las obras que estamos haciendo son para garantizar la seguridad. La cota 418 nos protege de una creciente de 1 en 500 años, tiene que caer el diluvio universal para que se afecte. Pero la presa está diseñada para protecciones de 1 en 10.000, en la cota 435, 17 metros más arriba. Cuando lleguemos a ese nivel tiene que caer el aguacero que no ha caído desde que el ser humano está en la Tierra.

Además de terminar la presa, ¿cuáles son los siguientes hitos?

El taponamiento de los túneles auxiliares. Son dos. Uno de ellos, el que tenía compuertas, debe estar listo en junio o julio. Vamos a bajar las compuertas y a construir un tapón de concreto. Con compuertas abajo es prácticamente imposible que se destapone. Pero no me puedo quedar con el “prácticamente”, por eso el tapón. Sin embargo, cuando bajemos las compuertas, le podemos decir a la Unidad de Gestión del Riesgo: vea, no hay una relación equivalente entre una probabilidad infinitesimal de que esto se destape a tener mil familias evacuadas. E inmediatamente después voy a construir el tapón, eso, además, nos daría señales en caso de que hubiera alguna anormalidad, tendríamos el tiempo necesario para avisarles a las comunidades. También para el segundo semestre tenemos que haber reparado las dos oquedades, la que está al frente de las captaciones y la que está entre la casa de máquinas y la almenara. El resto de año lo vamos a dedicar a seguir sacando material de la caverna, piedras, mugre y sedimentos.

Sobre los planes de desinversión: ¿cuándo seguirá la enajenación de ISA y cómo va la venta de las empresas en Chile?

Los resultados de EPM en 2018 son muy buenos. Cualquiera diría: “Hombre, ¿cómo así? ¿No, pues que EPM está en un problema tremendo? ¿Cómo es que tienen ingresos en 9 %, Ebitda en 8 %, utilidades en 4 % más que 2017?”. Esto es porque una cosa es la EPM operativa y otra es un proyecto que estaba en fase de construcción. Hidroituango no le generaba ingresos a la compañía. Estábamos en fase de inversión. La empresa en su fase operativa siguió funcionando muy bien. Lo que pasa es que este proyecto, con una inversión del orden de $15 billones, tenía unos compromisos financieros importantes apenas entrara en operación, pero va a tener retrasos de tres años. Para atender los compromisos de expandir y modificar las redes que me exige la regulación hoy en día, en energía y alcantarillado, y además atender los compromisos financieros de Hidroituango, teníamos un problema de liquidez. Por eso se le pidió al Concejo de la ciudad que nos dejara enajenar activos, y se tomó la decisión de enajenar las acciones que tiene EPM en ISA, que son poco más del 10 %, y nuestras operaciones en Chile. En ISA suspendimos el proceso porque pusimos las acciones en el sector solidario en $13.750, se subió (en el mercado) a $16.800 en su momento. Entonces, como permite el reglamento, suspendimos la venta. Debemos estar volviendo a comenzar la fase del sector solidario más o menos en junio. El negocio se debe finiquitar a final del año. En el caso de Chile, tenemos dos compañías: un parque eólico y Aguas de Antofagasta, en el desierto de Atacama. El parque eólico es una operación pequeña, que se puede vender más fácilmente. Creería que en el tercer trimestre del año, pero eso no resuelve el problema de liquidez. El problema lo resuelven ISA y Aguas de Antofagasta, pero a esta tenemos que construirle el cuarto de datos, porque no está inscrita en Bolsa. La idea es que se venda a finales de este año o al principio del siguiente.

¿Para eso no necesitan autorización del municipio?

No, de hecho levantamos una consulta al Consejo de Estado porque teníamos la duda y nos ratificaron que no.

Ustedes calculan que el proyecto tendrá sobrecostos de $3 billones. ¿De dónde van a sacar los recursos?

De tres fuentes: la operación de caja de la empresa; fuentes de crédito, que el sistema financiero nacional e internacional nos ha venido apoyando en estos últimos meses, y, tercero, con la enajenación de activos.

Con la inundación de la casa de máquinas se perdieron US$110 millones en equipos, ¿creen que van a recuperar algo de ese dinero con las pólizas del seguro?

Sí, se me olvidaba, el seguro es una cuarta fuente de ingresos.

Y las aseguradoras están haciendo sus propios estudios...

Sí. Esa póliza ahora es de las reclamaciones más altas del mundo, es del orden de los $3 billones.

¿Por qué EPM anuncia el traslado de los costos de la emergencia a la sociedad Hidroituango?

La sociedad Hidroituango es la propietaria del proyecto, había hecho los diseños del proyecto. Cuando se firmó el contrato con EPM, se dejó claramente establecido que riesgos asociados al diseño correspondían a la sociedad Hidroituango, y riesgos constructivos correspondían a EPM. Entonces, cuando sale el estudio causa raíz de Skava (contratado por EPM) y nos demuestra que el problema fue de diseño, en la fase de asesoría (con la firma Integral), obviamente eso le corresponde a la sociedad Hidroituango. Esto es el inicio de un proceso jurídico largo. No estoy diciendo que tenga la razón ni la última verdad, sino que si contratamos el estudio con una firma independiente, ajena al desarrollo del proyecto, reputada internacionalmente, y el estudio dice eso y el contrato dice lo otro, pues pongo las cartas sobre la mesa. El gobernador tendrá que poner otras cartas sobre la mesa y esto lo tendremos que llevar a un tribunal de arbitramento.

Le puede interesar: Hidroituango S. A. dice que no reconocerá a EPM costos adicionales en la obra

¿Hidroituango S. A. está contratando un estudio propio?

No, ellos hasta el momento no han contratado ningún estudio. El gobernador contrató su famoso estudio con la Universidad Nacional, estudio que no conoce nadie. Él publicó un libro, pero nadie ha visto el documento.

¿Qué está pasando con el buchón en la cola del embalse?

El buchón no es malo per se, evidentemente demasiado buchón es malo. Pero cumple biológicamente un papel de consumir algunos minerales pesados que deterioran la calidad del agua, pero también consume oxígeno. No es bueno en demasía, pero no es malo su existencia. Tenemos que mantenerlo controlado, pero en todos los embalses va a haber buchón.

Le puede interesar: Imágenes del bajo nivel del río Cauca tras el cierre de compuertas en Hidroituango

Viendo en retrospectiva, ¿se arrepiente de algo, en dónde cree que estuvo el error?

El estudio causa raíz identificó que en el piso de la galería auxiliar de desviación había una fisura, una cizalla que se debió haber tratado con un recubrimiento especial. Y no se trató. Eso se fue erosionando, fue creciendo y colapsó el túnel y nos metió en semejante problema. Hacerle tratamiento a esa cizalla no se demoraba más de ocho días.

850334

2019-04-13T21:30:00-05:00

article

2019-04-14T10:01:54-05:00

[email protected]

none

María Alejandra Medina C. y Juan Miguel Hernández B. / @alejandra_mdn @juanmiguel94

Economía

“Comienza un proceso jurídico largo”: gerente de EPM sobre costos de Hidroituango

86

14366

14452