Publicidad
22 Dec 2021 - 3:23 p. m.

Crearon una compraventa de carros en internet y, si no le gusta, lo puede devolver

El vehículo se puede cotizar en línea, se puede ver por medio de fotografías en 360° con inspección a 150 puntos que evidencian detalles e imperfecciones, hay asesoría y financiamiento en línea. Ah, y se puede regresar antes de cinco días si no cumple con las expectativas del comprador, dicen los emprendedores.
Jaime Andrés Mayoral es el CEO de bellpi, Sebastián Ángel Godoy es el Head of product y Julián Hernández Rodríguez es el Head of Marketing, los emprendedores detrás de esta idea de comercialización, con base tecnológica, de carros usados en Colombia.
Jaime Andrés Mayoral es el CEO de bellpi, Sebastián Ángel Godoy es el Head of product y Julián Hernández Rodríguez es el Head of Marketing, los emprendedores detrás de esta idea de comercialización, con base tecnológica, de carros usados en Colombia.
Foto: Cortesía bellpi

“Este mercado no crece más porque hay gente a la que le da miedo que le metan gato por liebre. Desafiar el temor que sienten las personas durante este proceso de comercialización de sus carros y eliminar los engorrosos trámites, representó una oportunidad de negocio para nosotros, y fue así como nos retamos en crear una solución fácil y amigable que permitiera dar respaldo y garantía a todas las personas que quisieran comprar y vender sus carros de forma online. Lo más importante para bellpi es que las personas disfruten su proceso y queden altamente satisfechos¨, dice Jaime Mayoral, CEO de esta naciente compañía que se define como “el primer e-commerce de compra y venta de carros usados 100% en línea en el país”.

En nuestra sección de 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos Jaime, Sebastián Ángel y Julián Hernández hablan de esta idea que ya está facturando y con su plataforma al aire.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Soy Jaime Mayoral, CEO de bellpi. Ingeniero Electrónico, MBA y con estudios de posgrado en tecnología e innovación. Me acompañan para este espacio Sebastián Ángel, Head de Producto, y Julián Hernández, Head de Marketing. Ambos especializados en mercadeo y publicidad.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Me gustaría hablar en plural ya que la idea nace a principios de 2020 en un esfuerzo de un equipo joven y emprendedor, apasionados por los carros y con previa experiencia en diferentes áreas del negocio. Surge de identificar múltiples dolores del mercado no resueltos, respecto a la compra y venta de vehículos usados en nuestro país, y una clara oportunidad de poderlos resolver con apoyo de tecnología, experiencia en el negocio, y procesos sencillos y transparentes. bellpi es una apuesta para “hacer las cosas” más fáciles y confiables, y que las personas “vayan a la fija”.

Para aquellos interesados en vender su carro, la plataforma de bellpi da la opción de cotizar el valor de su vehículo en línea, solo diligenciando la placa y kilometraje del carro. Posterior a esto, el cliente podrá recibir una oferta y la alternativa de agendar una cita para inspeccionar su vehículo en el centro de entregas y experiencia bellpi o de forma remota, para que este sea recogido y pagado desde la comodidad de su casa.

Por su parte, para quien desea comprar un vehículo usado, la plataforma de bellpi ofrece un proceso sencillo y transparente donde se brinda acceso a fotografías 360° del vehículo en alta resolución con todos sus detalles e imperfecciones, el historial del vehículo, y la verificación de calidad bellpi a través de 150 puntos de inspección que evalúan el estado físico y mecánico del carro. Adicionalmente, bellpi ofrece la opción de asesoría y financiamiento en línea, y la alternativa de escoger si su vehículo es recogido en el centro de experiencia bellpi o entregado a domicilio, con la posibilidad de regresarlo sin penalidad a los 5 días en caso de que este no cumpla con sus expectativas.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Llevamos todo el 2021 trabajando en construir soluciones sencillas a través de tecnologías propias, de una logística centrada en la experiencia del cliente y de construir alianzas que fortalezcan nuestra operación. El equipo ha sido la clave principal para que hoy bellpi sea una realidad.

Las personas que hacemos parte de este proyecto compartimos el sueño de hacer cambios en el negocio que favorezcan la experiencia del cliente. Es así como llevamos a cabo múltiples investigaciones, pruebas y la aplicación pragmática de metodologías de diseño que nos permitieron alinear todos los esfuerzos hacia el mismo fin.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Tenemos inversionistas privados del sector que le apuestan a la oferta de valor de bellpi y a la oportunidad de construir una marca colombiana confiable que impulse la transformación de procesos que por años se ha venido haciendo igual.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Lo que más nos llena de satisfacción es ver clientes felices y comentarios positivos sobre los atributos que ofrecemos. Si bien hemos desarrollado tecnologías y procesos propios y/o en alianza con otras compañías, creemos que lo más interesante es confirmar que las personas sí estaban esperando este cambio.

6. ¿Soy feliz?

Somos muy felices, hemos logrado construir un equipo robusto y multidisciplinario que comparte la misma visión. Lo anterior nos ha permitido vivir nuevas experiencias, conocer gente maravillosa y hacer parte de momentos llenos de alegría; no solo con el equipo sino también con los clientes, donde intervenimos uno de los momentos más alegres: la compra de un carro.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

No está en nuestros planes; todos nuestros esfuerzos están concentrados en tener clientes satisfechos y seguir mejorando constantemente todas las experiencias que hoy ofrecemos.

Puede interesarle este emprendimiento: Le pusieron estilo y un costo asequible a la salud visual

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Han sido meses fuertes de trabajo, pero altamente satisfactorios para todo el equipo. Emprender un negocio es todo un reto, pero si se trabaja con pasión y camaradería, el proceso es divertido. Afortunadamente, nunca nos desviamos de nuestra misión principal.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Creemos que estamos tan solo en el primer paso de un gran sueño de transformación. A medida que más clientes interactúen con nosotros y sean felices, así también lo seremos; pero también sabemos que nuestro reto será evolucionar día a día nuestros productos, procesos y experiencias. Este es un sueño colectivo que compartimos todos los que trabajamos en bellpi.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

A nivel de producto tenemos un “gran pool” de experiencias en proceso de implementarse, pero lo primero que seguiría es poder ayudar a otros a cumplir sus sueños, ya sea acercando más personas a la posibilidad de tener un carro propio, en excelente estado y con garantía, o de venderlo sin mayores complicaciones, o de vincular a nuestro equipo personas que compartan este sueño y quieran cumplirlo con nosotros.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Por supuesto, en este momento estamos terminando de mejorar los procesos y por eso nos iniciamos en Bogotá, sin embargo, desde el inicio construimos toda nuestra tecnología y nuestros procesos para que puedan ser escalables y replicables muy rápidamente, pensando en que en el futuro cercano podamos llegar a nuevos mercados con mayor facilidad.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Para nosotros lo más importante es el cliente, así que, tal y como elegimos muy bien a nuestros aliados, lo haríamos de la misma forma con inversionistas; si esto le puede brindar mayor valor al cliente final, estaríamos abiertos a escuchar.

No deje de leer: Una marca de ropa femenina con legado familiar

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Ha habido aprendizajes en muchos puntos del proceso de construcción del proyecto, detenernos en uno sería subestimar el resto. Creemos que una de las mejores formas de aprender es cometiendo errores e incitamos al equipo a hacerlo durante toda la ejecución de este, lo único que pedimos a cambio es documentarlo, socializarlo y corregir en el menor tiempo posible; eso asegura la calidad del producto que tenemos al aire hoy en día.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Existen muchos referentes en diferentes industrias que han hecho transformaciones importantes en su sector y que han beneficiado a millones de personas en el mundo. Muchos de ellos corresponden a marcas locales que están emprendiendo y haciéndose mercado por cuenta propia hasta llegar a ser iconos del país e incluso, referentes mundiales; ellos nos inspiran.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Sabemos que el camino a la meta nunca es lineal, hay altibajos en el proceso y se cometen errores, pero eso no lo llamaría fracasar, ya que nunca perdimos nuestro foco ni pensamos en desistir, todo lo contrario. En bellpi nos apoyamos los unos a los otros y nos ayudamos a levantarnos. Uno de los pilares del ADN de las personas en bellpi es que somos resilientes, prácticos y focalizamos esfuerzos. Planeamos pero sobre todo ejecutamos; si lo decimos, lo hacemos.

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

No habría una comunidad en específico para nombrar, pero sí trabajamos con muchos aliados del sector, proveedores de tecnologías y expertos del negocio, sin esto no hubiera sido posible.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Ese es nuestro propósito. Le apostamos a un cambio importante en un mercado que ha sido similar en los últimos 100 años. Basados en la tecnología podemos proveer un modelo bastante digital, transparente y cercano a los clientes, donde el conocimiento de las generaciones actuales y futuras frente a la tecnología, y las facilidades de acceso la misma les harán simplificarán mucho los procesos e impactarán positivamente su calidad de vida.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Nos vemos siendo un referente de soluciones para el cliente alrededor de su carro. Apalancados en la tecnología queremos proveer experiencias que facilitan su vida, le hagan ahorrar tiempo y dinero, y les genere confianza.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Su papel también ha sido fundamental. El apoyo constante desde la confianza en el equipo, el ánimo permanente e incluso las constantes pruebas de producto en todo el proceso han sido clave.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Sin lugar a duda, creemos que no hacerlo sería desdibujar nuestro objetivo como empresa.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

El mérito es de ellos. Es un equipo multidisciplinar en tecnología, datos, marketing, operaciones, producto, experiencia de usuario, entre otros… Todos ellos aportaron desde su área de experticia, su excelente actitud y pasión, iterando en ciclos permanentes de trabajo conjunto.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Nuestro sello es el ADN que tenemos como colaboradores bellpi, una cultura que ha infundido en cada uno de nosotros para buscar la excelencia y centralidad en el cliente, en todo lo que hacemos.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Los aprendizajes son incontables, entre ellos la capacidad de volver una idea una realidad, de conformar una empresa y un negocio, de crear equipo y alinearnos todos hacia un mismo propósito, de ser resilientes en los momentos difíciles, de saber escuchar los dolores de los clientes y construir con ellos, entre muchos otros.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).

Síguenos en Google Noticias