Publicidad
19 Nov 2021 - 9:49 p. m.

Creó un negocio tecnológico, en un pueblo de Santander, con poca señal de internet

Un joven emprendedor fundó una ‘fábrica’ de software con la que ya atiende a unas 200 empresas colombianas y extranjeras. Tiene 18 años y va en tercer semestre de ingeniería informática.
Samuel Rodríguez, CEO y fundador de Tecnopac.
Samuel Rodríguez, CEO y fundador de Tecnopac.
Foto: Cortesía

“La empresa nació en 2018 y es reconocida como un emprendimiento tecnológico que realiza desde páginas web y aplicaciones móviles, hasta software cloud, entre otros servicios, a más 200 reconocidas empresas nacionales e internacionales”, dice Samuel Rodríguez, CEO y fundador de Tecnopac, quien tiene 18 años y montó su empresa en Curiti, Santander, tras aprender a programar viendo videos tutoriales. ¿Cuál es su historia? En 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos nos la cuenta.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Tengo 18 años y he hecho hasta el momento tres semestres de Ingeniería Informática en la Universidad de La Sabana.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Mi idea inicial fue darle soluciones que posicionarán en Internet a las empresas y emprendimientos que no han iniciado procesos de transformación digital.

La idea me surgió en 2015 cuando creé una propuesta de valor integral de soluciones digitales mostrando a la empresa mediante una herramienta Web, mientras ayudábamos a los emprendimientos y demás compañías a adquirir posiciones orgánicas en los principales buscadores en Internet.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Desde los 15 años viendo videos y demás tutoriales online aprendí a programar en HTML, PhP y Sql, monté una página web ejemplo y con ella se las empecé a mostrar a diferentes empresas en mi pueblo: Curiti, Santander.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

El primer capital inicial de mi idea de negocio fue 600 mil pesos, dinero que conseguí gracias a que mi papá que me hizo un préstamo. Además, obtuve otros recursos recogiendo café en la finca de mis padres.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Estoy logrando que más emprendimientos y grandes empresas puedan sobresalir gracias a la efectividad y optimización de sus procesos y competitividad digital interna, ayudándoles a mejorar sus ventas, disminuir sus gastos y ser más rápidos.

6. ¿Soy feliz?

Sí, mucho. Considero que la felicidad es hacer lo que te apasiona, con personas que comparten tu pasión y con acciones con las que generas un verdadero cambio. Eso es Tecnopac, mi emprendimiento, lo que me hace feliz.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa? Si es si ¿En cuánto?

En el largo plazo, es decir en 5 años, estoy abierto a que una compañía multinacional adquiera a Tecnopac para fortalecer sus costos y alcance. Espero que para ese tiempo la puede vender en por lo menos 100 millones de dólares. Hoy su capital asciende a más de 1 millón de dólares.

Puede interesarle este emprendimiento: Ella creó unos zapatos para el desarrollo y sano crecimiento de bebés y niños

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Muy, muy duro. Estaba en un lugar sin los recursos y conectividad, el internet y la computación eran en verdad muy difíciles y no contaba con el dinero para alcanzar mejores oportunidades o personas. En otras palabras, imagínese lo que significa crear un emprendimiento tecnológico en un pueblo de Santander, donde difícilmente había llegado el Internet.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Aún no, pero estoy construyéndolo con mi equipo de trabajo, sé que pronto podré decir que cumplí lo que soñaba, debemos trabajar y crecer más, tener procesos más sólidos y expansiones bien estructuradas. Mi sueño tiene nombre y se llama Tecnopac.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue con mi empresa?

Estoy en una etapa de expansión y consolidación de procesos, se viene mucha labor comercial, alianzas internacionales, especialmente en Estados Unidos y España, donde recientemente ingresé con mi emprendimiento. También proyecto generar más empleo para lograr una mayor solidez en el corto y mediano plazo.

Igualmente, planeo cerrar el año con ventas superiores a los 580 millones de pesos y alcanzar cerca de 50 clientes nuevos. En cuanto al 2022, mi meta es cerrar con más de 1 millón de dólares en facturación, 300 clientes nuevos y un crecimiento del 900% con respecto al 2021.

Hoy el capital de Tecnopac asciende a más de 1 millón de dólares, crece al mes entre un 8 y 10%, sus ventas mensuales están entre 17 y 25 millones de pesos. La

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Hasta cierto punto sí, pero no del todo. Actualmente el negocio requiere de soluciones específicas y de personal humano para lograrlas, eso lo limita, pero al igual estoy en la capacidad de automatizar y masificar gran parte de estas soluciones y procesos llevándolas a compañías similares.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Sí, pero siempre priorizo crecer con la reinversión de utilidades inicialmente. Pero reitero, sí estoy abierto a esta posibilidad y entre los planes para consolidar las soluciones de Tecnopac y adquirir mejor talento, es que para finales de 2022 logré un importante capital a través de una ronda de inversión.

Para tener en cuenta, sobre la mitad del año recibí mi primer capital de inversión de mano de mi socio y actual Director de Expansión, Ricardo Sarmiento. Fueron 200 millones de pesos por el 10% del emprendimiento, complementándolo además con 180 millones de pesos que he estado inyectando en los últimos meses, lo que me permitió capitalizar la compañía en más 1 millón de dólares.

Una buena historia: Ellas crearon una empresa de mensajería para pequeños emprendimientos

13. ¿Qué no volvería a hacer?

No dejaría que las ganas de crecer me hagan caer en sobrecostos. En otras palabras, cometí el error de comprar la mejor tabla en una playa donde las olas se demorarían en llegar.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Me inspiro inicialmente Gates & Jobs por su versatilidad e innovación respectivamente. Ver hombres de orígenes simples con una visión del mundo realmente diferente es fascinante. A estos agregaría a Simón Borrero, Andrés Barreto y Fredy Vega en Colombia, mis máximos referentes en el ecosistema emprendedor del país.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Muchas veces. Fueron micro fracasos y todos por decisiones desinformadas, en las que me sentía alejado y aislado del foco en el trabajo. Pensé que esta vida no era para mí, pero hasta aquí me ha traído Dios y me seguirá trayendo. Hay Samuel y Tecnopac para rato.

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Sigo muchas comunidades de business influencers en Internet, además busco asistir a la mayor cantidad de eventos de emprendimiento y de negocios que puedo, así mismo, hago todo lo posible por tener sesiones con mis mentores lo más continuo posible.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

De seguro que sí. El mundo, a raíz de la pandemia, está tornando su estructura a un ecosistema 100% digital que requiere de soluciones y desarrollos tecnológicos que, aunque básicos o típicos en algunos sentidos, serán necesarios para las nuevas startups y la evolución de las industrias.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Desarrollando un producto o modelo startup escalable que seguramente saldrá de todo lo que haremos en Tecnopac. Este modelo se acelerará gracias a la experiencia ya obtenida llegando a Wall Street para salir a bolsa antes de los 30 años, que es mi más grande sueño. Sueño generando más de 10.000 empleos.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Mi familia ha hecho un papel fundamental, mi padre fue mi primer inversionista y la primera persona que vio en mí más que un niño con ideas, un emprendedor con proyección; mi madre siempre ha sido la que me mantiene los pies en la tierra, ha sido fundamental junto con mi socio Ricardo Sarmiento y mi amigo Andrés Tello.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Claro que sí. En mis redes sociales hablo con jóvenes que desean emprender, crecer y potenciar sus ideas, los invito siempre a que nos reunamos, a escucharlos para aportarles siempre desde lo que pueda.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

El equipo es el complemento para que todo funcione en Tecnopac. Desde el inicio fuimos tres personas en la empresa: Jose Luis, Heber y yo, sin embargo, fuimos creciendo y hoy somos doce de planta y más de treinta de forma indirecta por toda Latam, entre administrativos, diseñadores, desarrolladores, financieros y vendedores.

Otra buena historia para leer: Con tecnología masificaron las consultas y sus pacientes no esperan ni 10 minutos

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Mi modelo de eficiencia a bajo costo y entendimiento profundo del mercado, mezclado con un concepto amplio de las necesidades de la pequeña y gran empresa. Este es mi mayor diferencial con el emprendimiento.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Que el trabajo bien hecho requiere mucha comprensión y detalle. Que es mejor ir despacio que avanzando rápido y equivocándose. Y lo más importante, que todo se trata de impactar y generar valor.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).

Síguenos en Google Noticias