Publicidad
18 Nov 2021 - 4:00 p. m.

Ella creó unos zapatos para el desarrollo y sano crecimiento de bebés y niños

María Paula Cárdenas encontró en el diagnóstico de su hija una oportunidad para ayudar a los más pequeños a desarrollar saludablemente sus músculos y huesos. Las medias con suela son su idea de negocio, por medio de ellas y con la supervisión de expertos trabaja en la prevención infantil de problemas de caderas, piernas o tobillos.
Ella es María Paula Cárdenas la creadora de Zapaticos Opez, una marca que sirve como acompañante en el proceso de crecimiento de los más pequeños.
Ella es María Paula Cárdenas la creadora de Zapaticos Opez, una marca que sirve como acompañante en el proceso de crecimiento de los más pequeños.
Foto: Cortesía

“Creamos esta marca cuando pediatras y ortopedistas le diagnosticaron a nuestra hija Hiperlaxitud Articular, una condición que no le permitió gatear y caminar en los tiempos “normales” de cada niño. Las recomendaciones que nos daban eran que, en general todos los niños hasta los 5 años deberían estar descalzos todo el tiempo para que pudieran hacer todo el ejercicio que necesitaban y así fortalecer sus músculos y huesos. Sin embargo, tener a nuestra pequeña hija descalza, con el frío de la ciudad de Bogotá, y expuesta a virus y bacterias de cualquier suelo, no era una opción. Decidimos buscar la mejor solución para que “estuviera descalza sin estarlo”. De allí nacieron las medias con suela. Rápidamente el voz a voz hizo que comenzaran a pedir nuestro producto, para llegar pronto a ventas de 300 pares por mes en menos de seis meses y de 600 pares por mes en menos de un año. Hoy Zapaticos Opez se vende a nivel nacional, a través de su página web y tienda online, así lo cuenta María Paula Cárdenas, una de las fundadoras de esta marca de calzado infantil.

En 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos, Cárdenas hace un recorrido por todas las experiencias que le ha dejado emprender, la importancia de su familia en su negocio y lo que viene para su empresa.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

38 años, Administración de empresas, Máster en Dirección de Empresas, apasionada por el Marketing, el emprendimiento y por la sororidad.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Zapaticos Opez nace producto de mi decisión de poner en pausa mi carrera profesional en empresas de consumo masivo del país, para dedicarme a aprender a ser mamá. Junto con mi esposo habíamos tomado la decisión de quedarme con nuestra pequeña hijita en casa, sin embargo, mi mente y mi pasión por las marcas y por hacer lo que me gusta no estaban muy de acuerdo con quedarme quieta.

Fruto de un clamor a Dios por pedirle que me diera la oportunidad de volver al ruedo laboral sin desprenderme de mi hija, y luego de recorrer junto con mi esposo y ella muchísimos ortopedistas y pediatras (ya que estaba demorada con su proceso de gateo y caminado), encontramos el producto especial para que ella se desarrollara y creciera saludablemente, con la certeza y las ganas de que todos los papás lo supieran y también adquirieran el producto para sus pequeños.

Un proveedor de calzado nos siguió la cuerda y desarrollamos una marca de zapaticos de media para chiquitos desde los 3 meses hasta los 2 años y medio, para que estuvieran protegidos, seguros y acompañaran su proceso de gateo y caminado “como si estuvieran descalzos”. Esto les permitiera desarrollar saludablemente sus músculos y huesos y de esa forma no tener nunca problemas de caderas, piernas o tobillos.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Con trabajo en equipo junto con mi esposo, con perseverancia, mucho amor por lo que sé hacer y porque nos enamoramos de la idea de que todo papá debía saber qué era lo mejor para ponerle en sus piecitos a sus hijitos, por su salud y diversión.

Buscamos una empresa proveedora de zapatos que nos acompañara a crear la marca, con todas las características que los pediatras y ortopedistas nos decían que era lo mejor para el desarrollo de los niños en general. Luego, con los zapatos testeados en nuestra hija y luego de ver los resultados y las opiniones positivas que nos daban los ortopedistas, decidí contar mi experiencia en redes sociales y esto rápidamente nos dio un voz a voz importante, llevando a que muchas mamás nos pidieran los Zapaticos Opez.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Todo lo hemos logrado con recursos propios, poco a poco, poniéndonos de acuerdo con mi esposo de lo que queremos, soñamos y a donde queremos llegar. Aprendiendo mucho de redes sociales, aprovechando el voz a voz y teniendo el mejor servicio al cliente y las entregas más prontas.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Recibimos constantemente muchas fotos de #bebesopez y opiniones de mamás y papás felices de ver a sus hijitos disfrutando sus Zapaticos Opez, viéndolos crecer saludablemente y estando seguros, ya que no dejan que se resbalen o que sus deditos estén en peligro de golpearse con obstáculos o que estén expuestos a virus o bacterias del suelo. Esa es la mejor y mayor satisfacción que nos da.

Como papás estamos siempre pendientes de nuestros hijos en sus comidas, en su vestir, en su desarrollo en general, pero pocas veces nos damos cuenta de la importancia de cuidar también el desarrollo de sus pies. Así que nuestra misión ha sido esa: desarrollar una solución de calzado que permita el libre movimiento de huesos, músculos y articulaciones, lo cual les ayudará a fortalecer estas partes de cuerpo y evitar problemas futuros de cadera, rodillas, tobillos y pies. Calzado respetuoso es el término utilizado hoy en día a nivel mundial.

6. ¿Soy feliz?

Profundamente. Amo la decisión que tomé hace ya 7 años de no dejar de hacer lo que me apasiona, pero compartiendo tiempo con mis hijos y con lo que quiero construir junto a mi esposo. Ser emprendedor no es fácil, pero cuando tomas esa misión y te esfuerzas en seguir en el ruedo, haces cosas maravillosas y realmente, puedes contribuir con un granito de arena a cambiar el mundo.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Estamos convencidos que lo que Dios nos ha dado es para compartirlo. Nos encanta la idea de crear emprendimientos que sirvan a las personas, que dejen huella. Si debemos vender nuestros proyectos, para que crezcan y para que sigan cumpliendo con su objetivo, seremos felices de hacerlo.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Mucho. Emprender es hermoso, pero trae consigo momentos de sacrificio, dolor, decepción, fracaso, de no ver un futuro. Así como todo lo que tiene valor en nuestra vida, es necesario sembrarle, conocerle y esforzarse por convertirlo en una obra de arte, que aporte al mundo en el que vivimos.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Hemos cumplido muchos con mi esposo, que es mi mejor equipo. Zapaticos Opez ha sido un esfuerzo de familia, en el que nuestra propia hija nos inspiró y fue quien le puso el nombre, ya que cuando estábamos diseñándolos, ella se estaba aprendiendo su apellido “Lopez”. Al pronunciarlo se le escuchaba “Opez” y se lo ponía a todo cuando quería algo: mamá opez, papá opez, patos opez. Así que en honor a ella los dejamos con ese mismo nombre: Zapaticos Opez.

Cada paso que hemos dado, ha sido un sueño cumplido. Nos hace falta seguir caminando, escalando el negocio, llegar a muchos países, unir a muchas personas a este gran sueño y aportar todo lo que podamos a nuestro país y al mundo.

Puede interesarle este emprendimiento: Él creó una marca que despierta el sentido de pertenencia por la cultura caleña

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Lanzamos el año pasado el programa “Embajadoras Opez”, que trata de unir a nuestra familia Opez, a mujeres que como yo tomaron la decisión de estar con sus pequeñitos y que buscan un ingreso sin tener que despegarse de ellos. Su función es recomendar y vender los Zapaticos Opez, a través de una venta por catálogo, y de esta forma apoyarlas en su decisión.

Queremos seguir viendo crecer a Zapaticos Opez. Que cada vez más veamos en la calle niños con sus Opez: #bebesopez #mamasopez #papasopez. Queremos tiendas propias por todo el país y distribución en muchos más países. Además de sacar más líneas para todos.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Completamente. En este momento tenemos tres líneas de Zapaticos Opez: Socks, Soft y Kids, lo que hace que la marca sea versátil y cubra las necesidades de calzado de los niños hasta los cinco años:

· La línea Socks son las medias con suela con las que comenzamos nuestra marca y desde siempre ha sido nuestra línea bandera.

· La línea Soft, que son zapaticos con mas confección pero con los mismos principios y beneficios de ser respetuosos y flexibles para el sano crecimiento de los niños

· La línea Kids, que los diseñados para niños a partir de los 3 años, con suela semiflexible para también su sano desarrollo, según su etapa de crecimiento.

Queremos también desarrollar la línea para adultos y adulto mayor, brindando seguridad y comodidad. Esperamos pronto poder tenerla, ya que frecuentemente nos la piden.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Claro que sí. A todos los modelos estamos abiertos de revisarlos para que nuestra idea, nuestros corazón y nuestros Zapaticos Opez, lleguen cada vez más lejos.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Todo en nuestro camino ha sido un aprendizaje y tal vez, ganarle a nuestras ganas de correr, nos ha dado muchas lecciones sobre la paciencia. En el 2019 abrimos nuestro primer local en Bogotá, sin embargo, haciendo una evaluación hacia atrás, había sido necesario estar más fuertes para dar ese paso. Sin embargo, seguimos soñando con tener tiendas físicas y seguir ensanchando nuestro canal digital. No volveremos a anticiparnos y a dejarnos llevar por la ansiedad de crecer. Es mejor planear y pensar cada aspecto para que nuestra idea sea sostenible en el tiempo.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Mi familia y mis colegas mamás emprendedoras, a quienes veo pasar por situaciones parecidas a las mías, pero que no se rinden y siguen cosechando éxitos.

Me inspiró mi esposo que siempre ha creído en mí, aunque confieso que el camino de emprender en pareja no siempre ha sido fácil. Me inspiraron mis hijos, el verlos felices y crecer saludablemente. Y mi familia que siempre ha estado ahí.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Muchas veces. Hubo muchos momentos en los que me acosté llorando, prometiendo no seguir. Pero las palabras de mi esposo, y ver como nuestra hija y luego nuestro hijo disfrutaban de sus Zapaticos Opez, me animaban nuevamente para seguir. Además, los comentarios de nuestras #mamasopez también nos reconfortan para seguir haciendo con todo el corazón los Zapaticos Opez.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Luego de ver y conocer a cada vez más mamás emprendedoras como yo, me animé a crear la comunidad Mompreneurs Colombia, hacemos parte más de 1.000 mamás emprendedoras de nuestro país. Hacemos actividades de apoyo, de conocimiento en todas las áreas que necesitamos para emprender y nos acompañamos en el camino, uniéndonos para visibilizarnos más y para crecer.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Con todo mi corazón es lo que más anhelo. Enseñar el camino que he recorrido con mi familia, los aciertos, los fracasos, es lo que más quisiera. Inspirar a los demás y decirles que sí se puede ser emprendedor, que se puede hacer en familia y en pareja; que se puede tener un matrimonio feliz, un nido de proyectos grandes, y que además es posible cumplir los sueños. Se pueden lograr cambios e impactar con lo que nos apasiona.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

En este momento tenemos una empresa y dos emprendimientos con mi esposo, del cual hace parte Zapaticos Opez. Las veo grandes, las veo lejos, veo más emprendimientos y empresas en nuestra familia, veo mucho equipo de trabajo con nosotros, aportando a la generación de empleo en el país. Veo mucho más construido de lo que llevamos hasta ahora.

No deje de leer: Crearon una aplicación para vender gafas hacia cualquier parte de Colombia

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Fundamental. Mi esposo como mi equipo, mi motivador, mi fan (risas), mi junta directiva. Mis hijos como mi inspiración y motor. Mis hermanas como colegas, porque son grandes emprendedoras también. Mis padres como mis consejeros, mis motivadores también. Mis Mompreneurs Colombia como mis inspiradoras, grandes maestras. Y muchos amigos alrededor que siempre se han alegrado y me han acompañado en el camino.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Completamente. De hecho, es lo que más quiero con la comunidad. Quiero que siga creciendo, que nos sigamos apalancando y aprendiendo juntas este hermoso camino: “solas llegamos rápido, pero juntas llegaremos lejos, #soymompreneurscolombia”. Seguiremos con muchas actividades de visibilidad, con muchos programas de educación con las mejores herramientas, y con la mejor inspiración para seguir adelante.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Mi equipo siempre han sido mi esposo, mis hijitos, mi familia que se alegran con nosotros con cada paso. Pero también lo han sido todos los #bebesopez, #mamasopez y #papasopez que siempre han estado apoyándonos. Que nos han recomendado, que nos siguen y nos alientan con palabras, mensajes, que sin saberlo muchas veces, nos ayudan a seguir adelante y que no desfallezcamos. Cada embajadora Opez, cada persona que ha sido parte de nuestro equipo ha puesto más que su grano de arena para hacer de Zapaticos Opez, lo que es hoy y lo que aún le falta por ser.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Mi sello personal es hacer las cosas con el corazón y pensando en los demás. Siempre quiero dar lo mejor de mi y creo que es eso lo que nos ha llevado a diferenciarnos. Me encanta leer los mensajes de las #mamasopez diciendo que su chiquito ha disfrutado sus Zapaticos Opez y que era lo que estaba buscando. O que es la primera vez que puede ponerle zapatos a su chiqui porque ningún otro se acoplaba a la condición de su chiquito. Todo eso, hace que valga la pena seguir este hermoso, y caótico mundo de emprender.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

He aprendido que todo es posible. Que se vale levantarse todos los días a contarle los sueños a Dios para que él te guie a cumplirlos, si te dispones y te pones en acción. Que se vale sentirse sin fuerzas, pero como motivador para dar el siguiente paso. Que no somos los únicos que pasamos por situaciones difíciles y que siempre va a ser mejor si te rodeas de personas que van en tu mismo camino y quieren avanzar. Que lo más importante que Dios nos ha dado es la familia y que ahí es donde debes invertir más de ti. Es el equipo más poderoso que Dios nos dio. Y que el cielo es el límite. Si lo sueñas, estás hecho para lograrlo!!

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).

Síguenos en Google Noticias