Publicidad
23 Oct 2021 - 6:23 p. m.

Su familia da empleo formal a 1700 personas a punta de domicilios nacionales

Esta es la historia de emprendimiento que busca generar plazas laborales de valor en un país donde la informalidad es uno de los problemas estructurales de la sociedad.
Juan Pablo Chavarriaga Hoyos, gerente General; Carolina Chavarriaga Hoyos, gerente de Operaciones; Gloria María Hoyos Sánchez, vicepresidente de Operaciones y José Jaime Chavarriaga Pareja, presidente de Domina.
Juan Pablo Chavarriaga Hoyos, gerente General; Carolina Chavarriaga Hoyos, gerente de Operaciones; Gloria María Hoyos Sánchez, vicepresidente de Operaciones y José Jaime Chavarriaga Pareja, presidente de Domina.
Foto: Cortesía

Cuando nos escribieron para contarnos la historia de Domina, nos los presentaron así: “es un emprendimiento familiar colombiano que inició con 35 colaboradores y que ya cuenta con más de 1.700, su ‘core’ es la mensajería con clientes como Bancolombia, Tigo, Carvajal y Grupo Éxito. Sin embargo la pandemia los impulsó a diversificar su negocio migrando a servicios digitales de IT como contact center, BPO, gestión documental, logística, entre otros. Gracias a su esfuerzo por mantener los empleos de manera formal de todos sus colaboradores, recibieron una ayuda del Gobierno que les evitó la quiebra. Hoy, más fortalecidos que nunca, quieren hacer un importante anuncio: con una estrategia de negocio fundamentada en el bienestar laboral de su capital humano lograron vender $55.000 millones y con las nuevas líneas esperan vender a cierre de año los $65.000 millones que vendían antes pandemia, estas líneas de negocio también les permiten tener vigentes varias convocatorias de empleo para la reactivación económica”.

Su historia parece la historia de muchas empresas colombianas que han hecho todo lo posible por mantenerse, por sostenerse, que son el reflejo de la constancia. Por eso en 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos entrevistamos a José Jaime Chavarriaga, el emprendedor quien con unos buenos años de experiencia arrancó de cero esta compañía y basó su modelo en “empleo formal para motivar el negocio”.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Tengo 63 años, estudié Contaduría pública en la Universidad Autónoma Latinoamericana, egresé en 1983.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

La idea fue montar una compañía que prestara el servicio de entregas a domicilio de manera efectiva, cumpliendo con las necesidades de los clientes. En 1990 con un grupo de amigos nació Domina (domicilios nacionales).

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Se logró hacer realidad porque conseguimos un cliente (Kokoriko) que le sonó mucho la idea y nos apoyó muchísimo, especialmente el señor Alberto Robayo quien era en ese momento el presidente de la compañía en una parte del país.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

El dinero salió de los aportes pequeños de ese grupo de amigos, los cuales recaudamos aproximadamente 2 millones de pesos, con eso empezamos y como no era suficiente conseguimos pequeños préstamos y contamos decididamente con Kokoriko, quien nos pagaba cumplidamente cada quincena y nunca tuvimos afugias para el pago de nómina y gastos de la compañía.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Con este emprendimiento estamos logrando la generación de empleo formal para aproximadamente 1700 personas, aportando a la calidad de vida de 5000 personas y cambiando el pensamiento y la idea de que sí se puede lograr empleo formal en el país.

6. ¿Soy feliz?

Existe una felicidad muy grande porque de esta empresa dependen muchas familias, en gran parte la mía, trabajamos varios miembros aportando y ayudando a crecer la compañía. Además estamos mostrando que se puede tener un negocio sostenible, con servicio de gran calidad y a su vez ser responsables socialmente y generar empleo formal.

Esta historia le puede servir: ¿Monetizar el negocio digital? Sí. Buscando la respuesta creó sus emprendimientos

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Actualmente para los socios la compañía no está en venta, si en algún momento existiera la oportunidad, visualizando un proyecto grande que diera continuidad a la esencia de la compañía, manteniendo los pilares fundamentales de calidad de vida de los colaboradores, se podría analizar, siempre pensando en que esto garantizará la sostenibilidad de la compañía en el largo plazo.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Emprender o cualquier idea que uno vaya a sacar adelante es difícil, por todas las trabas desde el momento en que se crea la compañía, es muy engorroso crearla, la cantidad de exigencias que se tienen y la falta de equilibrio para con las empresas.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Gran parte del sueño está cumplido, lograr consolidar una compañía por más de 30 años, generando todo este empleo formal. Nos falta terminar de consolidar esta transformación digital y lograr que la compañía sea sostenible en el largo plazo, con todos los nuevos servicios en esta nueva era. Vamos por muy buen camino y sentimos que se está cumpliendo el sueño que se tuvo desde el comienzo.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Ahora sigue terminar de consolidar la transformación digital de la compañía, fortalecer toda el área de tecnología y desarrollo para lograr que nuestra compañía se pueda mantener en esta época de tanta competencia, con empresas con tanto músculo financiero y por ende, lo más importante, continuar innovando como lo hemos venido haciendo en los últimos años.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Nuestro emprendimiento inicial fue escalable, de hecho comenzó en un par de ciudades del país y ahora tenemos presencia en más de 27 departamentos de manera directa. Además de haber sido escalable geográficamente, lo ha sido en cuanto a portafolio de servicios y hoy contamos con varias líneas de negocio.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Ni en este momento ni en los últimos años el capital ha sido una restricción para que la compañía crezca porque la estrategia ha sido generar un crecimiento sostenido, orgánico y a su vez prestando un buen servicio. Con la gran competencia que existe en estos momentos, podríamos aceptar a un inversionista que no sólo aporte capital sino que agregue algún valor para poder crecer y que la compañía sea más sostenible en el largo plazo. Sí se aceptaría aunque no es una necesidad latente de la empresa y dependería mucho de quién fuera el inversionista y cuáles serían sus planes.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

En cada momento hemos tratado de tomar las mejores decisiones para cada situación que se va presentando, ideas que se tuvieron antes puede que ya no estén y tratamos de irlas mejorando en el día a día.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

La inspiración fue la necesidad de nuestro primer cliente en cabeza del señor Alberto Robayo el cual nos trajo una idea, además nos inspiró mucho la idea de poder generar empleo formal para gente de tan bajo nivel educativo, pues casi todas las personas que empezaron con nosotros no habían terminado el bachillerato. Me gustaría seguir la idea de Jeff Bezos, de Amazon.

Una historia recomendada: Las hermanas que crearon una marca de belleza con base en el cannabidiol

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Nunca he pensado que tuve algún fracaso, tuve momentos muy difíciles y los tenemos actualmente, pero no he pensado en tirar la toalla porque de esto dependemos muchas personas y familias, además hay una nueva generación empujando para sacar adelante la compañía. Lo que debemos hacer es seguir para adelante y apoyarnos en personas que nos aporten ideas y seguirlas de acuerdo con nuestra filosofía de empresa.

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

No estamos en ninguna comunidad que nos inspire a emprender. Todo ha sido basado en el trabajo de jóvenes y personas que están cerca de nosotros y que quieren ayudar a sacar adelante la empresa, mis hijos, mi esposa y un grupo de colaboradores que siempre están al lado de nosotros buscando las mejores decisiones.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

La trascendencia que tiene lo que estamos haciendo es impulsar a las empresas a que se legalicen, a que manejen su compañía con todas las características que exige el mercado y que trascienda a través de sus familias, como lo hemos hecho nosotros con la empresa y nuestros empleados, muchos de los cuales han pagado los estudios universitarios de sus hijos y han salido adelante con su familia.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

En los próximos años me veo cediendo el manejo de la empresa a las nuevas generaciones y buscando descansar al lado de mi señora (que no quiere descansar), que ellos puedan seguir haciendo empresa y que cuenten con mi apoyo en las cosas que les pueda aportar.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Mi familia ha sido el apoyo fundamental de esta empresa ya que me han acompañado en todo momento, inicialmente mi señora me apoyó mucho con toda la parte administrativa, después llegaron mis hijos, mi esposa me sigue apoyando en la parte operativa. Mis amigos son mis socios que en todo momento siempre están pendientes de lo que pueden aportar y muchos otros amigos continuamente nos están dando aliento para salir adelante con la empresa.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Lo que he logrado he tratado de trasmitírselo a mis empleados impulsándolos a que creen sus propios emprendimientos, sus propias empresas que puedan prestarle servicio en lo que saben hacer a las empresas tipo Domina o similares del mercado, para apoyar la función que esto requiere para crecer.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

A través de los años hemos conformado unos equipos de trabajo que han ido trascendiendo en la empresa, algunos permanecen con nosotros pero otros llegan con ideas nuevas, nos apoyan, nos aportan, siempre partiendo del acompañamiento de mi esposa, hijos y socios que han estado presentes en todo momento y hemos ido conformando los equipos necesarios para sacar adelante a la empresa.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Mi sello personal es el respeto por las personas que me rodean, mis colaboradores, mis socios, clientes, proveedores, siempre mirarlos a la cara y poder hacer las cosas bien hechas de la mano de ellos, saludar y dar un abrazo en el momento que se necesite. Nos diferencia del resto que somos una compañía de entrega total, cero envidias y mucho trabajo.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

De todo esto hemos aprendido: que lo primero en toda empresa es el recurso humano, sin el recurso humano es imposible sacar adelante los proyectos. He aprendido que no se debe sentir envidia por lo que hacen los otros sino tratar de sacar sus propias ideas mejorándolas día a día y sirviéndole a la sociedad.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).

Síguenos en Google Noticias