Publicidad
17 Feb 2022 - 8:00 p. m.

Él creó un negocio gastronómico con sabor a tradición

Un viaje a Holanda se convirtió en el mejor pretexto para que Ricardo Vivas, hiciera empresa. Se enamoró del encanto del Stroopwafel, una galleta tradicional del Siglo XVIII que le hace honores al pueblo de Gouda y que decidió trasladar a Colombia para perfeccionar su receta original y conquistar paladares.
Ricardo Alberto Vivas y el equipo RAV foods.
Ricardo Alberto Vivas y el equipo RAV foods.
Foto: Cortesía RAV foods

“La galleta holandesa es el postre emblema más consumido en Holanda, con mi emprendimiento, estoy logrando incorporar y democratizar su consumo en Colombia, no solo para transmitir experiencias sino para compartir momentos en torno a un sabor”, así va recordando Ricardo Vivas el por qué de su idea de negocio y cómo esta ha impactado el mercado nacional. En 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos nos contó la historia de este alimento tradicional holandés.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Mi nombre es Ricardo Vivas, tengo 27 años y estudié Administración de Empresas en el Colegio de Estudios Superiores de Administración – CESA.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Desde que estaba en el colegio me apasioné por las ventas y la gastronomía. Un día probé las galletas holandesas, más conocidas como Stroop Wafels y quedé completamente enamorado de ellas. A partir de ahí, comencé a fabricarlas acercándome al gusto colombiano pero sin abandonar la esencia del wafel, originario de Gouda, Holanda.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Cuando llegaba del colegio, las empacaba y las vendía. Me di cuenta que era un producto innovador y muy apetecido, por eso, desde ese momento supe que quería sacar adelante este proyecto y dediqué mucho tiempo a perfeccionar la receta. En este proceso tuve el apoyo de mi familia y mis compañeros del colegio quienes me animaron a sacar mi emprendimiento adelante.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Inicialmente, pude sostener el negocio con las ventas que realizaba pero cuando quise expandir el negocio, afortunadamente tuve el apoyo financiero de mi papá para abrir la planta y posteriormente, mi mamá y un socio externo aportaron para materializar el sueño de lo que hoy se conoce cómo RAV Foods – Stroop Wafels.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

La galleta holandesa es el postre emblema y más consumido en Holanda y con mi emprendimiento, estoy logrando incorporar y democratizar su consumo en Colombia, no solo para transmitir experiencias sino para compartir momentos en torno a un sabor.

6. ¿Soy feliz?

Soy infinitamente feliz y muy agradecido porque tengo la oportunidad de hacer lo que me apasiona, puedo generar empleo y construir país.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Por ahora no he pensado en esa posibilidad, ha sido demasiado esfuerzo y tiempo como para considerarlo como una opción, sin embargo, no descarto en un futuro una oportunidad que no se pueda rechazar.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Emprender es complejo y difícil, a veces se tienen obstáculos pero me considero una persona persistente y con las metas claras. Siento que nací para emprender.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Falta mucho para cumplir mi sueño. La idea es que esta galleta esté en cada rincón de Colombia y asimismo, tener varias líneas de negocio.

No deje de leer: Una mujer que creó su emprendimiento de ‘lettering’ y lo está democratizando

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

En el corto-mediano plazo, queremos sacar una línea saludable y otra de consumo masivo. Con nuestro equipo de I+D, tenemos varios proyectos de expansión de marca y Know How para que las personas conozcan nuestro producto.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Si es escalable pero vemos el inconveniente que se debe tener en cuenta el factor precio en el mercado colombiano y eso hace que el valor competitivo se haga más difícil.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

La plata no lo es todo y hay muchos socios capitalistas pero lo que realmente valoro y recibiría, es alguien que genere un valor intangible para la marca, por ejemplo, que aporte al Know How, poder de ventas o expansión de mercado.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

No volvería a trabajar con personas que no se lo merecen. Lo más difícil es conseguir talento humano diferente.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Me inspiraron mis ganas de salir adelante y ser mejor persona, es un proceso continuo al cual quiero llegar algún día y tener una versión mejorada mía.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

He fracasado varias veces pero nunca he tenido en la mente botar la toalla, siempre con la mentalidad que seguir para adelante y el éxito está en el número de horas que uno le dedica a las cosas y tener persistencia.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Dentro de la comunidad de mi universidad, me ayudaron a materializar el negocio, a organizarlo estratégica y legalmente a través de una mentoría en INCUVA, la cual me ayudó y me aportó mucho para formalizar el negocio.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Considero que actualmente muchas personas están enfocadas en logros muy rápidos o cortoplacistas y yo no me siento identificado con eso. Pienso que el que sube como palma, cae como coco y se debe replantear ya que no es sostenible. Espero que mi emprendimiento motive a las nuevas generaciones para seguir su sueño y así como yo, puedan aportar al país con nuevas ideas y generando empleo.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Sueño que en 10 años mi emprendimiento esté no solo en Colombia sino exportando a otras partes del mundo, junto con una planta de producción más rigurosa, teniendo diferentes líneas de producto y siendo líder en varias de estas categorías.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Mi familia y mis amigos han jugado un rol muy comprensivo para que no botara la toalla y lentamente pudiera ir avanzando, hay momentos críticos donde uno necesita ese apoyo.

Lea también: Una marca de accesorios elaborados en cuero que apoya a los artesanos colombianos

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Claro que sí los ayudaría, pero siento que aún estoy en proceso de aprendizaje, falta mucho por recorrer y esto es solo el principio.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Mi equipo es la razón por la cual estamos donde estamos y por eso, estoy muy agradecido. Mi equipo está conformado por ocho operarias, una gerente de calidad, una gerente de mercadeo y una gerente administrativa. Ellas son cruciales para el desempeño de esta empresa y son las que hacen todo esto posible.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Mi sello personal está en no abandonar las cosas por más difíciles que sean y a la largo, eso es lo que me lleva a trascender.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

He aprendido a echar para adelante a pesar de las adversidades y lentamente ir mejorando como persona, ser más consciente de lo que soy y hasta donde quiero llegar.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).

Síguenos en Google Noticias