Publicidad
12 Jan 2022 - 9:48 p. m.

Los desafíos para el transporte aéreo en 2022 tras un año mediocre

El transporte de pasajeros en 2021 no fue ni la sombra de lo que fue en períodos anteriores, con la mitad de los pasajeros registrados en 2019. Un panorama al que se le suman nuevos desafíos como la variante ómicron por la que ya se reportan miles de vuelos cancelados.
Reapertura de esta terminal aérea durante la pandemia del Covid-19, terminal clave para la reactivación de los vuelos comerciales del país.
Reapertura de esta terminal aérea durante la pandemia del Covid-19, terminal clave para la reactivación de los vuelos comerciales del país.
Foto: Óscar Pérez

El año pasado hubo unos 2.300 millones de pasajeros, muchos menos que en 2019 (4.500 millones), el último año antes de la aparición del COVID-19, según la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI).

Esas cifras preliminares de la agencia de la ONU reflejan una cierta mejora respecto a 2020, cuando la pandemia paró casi totalmente el sector durante meses. Ese año, solo 1.800 millones de pasajeros subieron a un avión, un 60 % menos que el año anterior, tocando niveles que no se veían desde 2003.

En 2021 las compañías aéreas continuaron padeciendo los efectos de esa crisis histórica. Así, su facturación total el año pasado se estima en 251.000 millones de dólares, un 56,3 % menos que en 2019 (575.000 millones de dólares), pero con una mejoría frente a 2020 (203.000 millones de dólares).

Lea: El impacto de ómicron en la economía mundial

Para 2022, la OACI plantea escenarios que oscilan entre -26 % y -31 % de pasajeros respecto a 2019, con pérdidas de facturación de entre -32,4 % y -37,7 %. La organización destacó, además, un contraste entre las conexiones internas y las internacionales, pues estas últimas se ven afectadas por los cierres fronterizos y otras restricciones.

En 2022, la OACI calcula que el tráfico internacional de pasajeros seguirá siendo entre un 43 % y un 48 % inferior al de 2019. En cambio, en los vuelos domésticos, el volumen de pasajeros será entre un 14 % y un 19 % más bajo al de antes de la crisis.

Para noviembre de 2021, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) para Colombia dijo que el país ocupaba el segundo lugar en la región, después de México, en la recuperación del transporte aéreo. Con corte a septiembre, Colombia había recuperado el 82,3 % de la ocupación que tenía en 2019, con cerca de 91 % en el mercado nacional y alrededor de 64,7 % en el internacional. De hecho, las cifras de la IATA proyectaban que en 2022 los mercados domésticos (de Colombia) estarían cerca de los niveles de 2019, pero el internacional se quedaría en 44 %.

Caída en las reservas

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo en octubre proyectaba que las compañías registrarían una pérdida neta acumulada de 11.600 millones de dólares este año, contra los 51.800 millones previstos en 2021 y los 137.700 millones de 2020.

Sin embargo, esas previsiones se realizaron antes de que apareciera la variante ómicron del coronavirus, muy contagiosa, que llevó a los gobiernos a imponer restricciones de movimiento.

“No resulta sorprendente que las ventas de tiquetes de avión para vuelos internacionales efectuadas en diciembre y principios de enero hayan caído brutalmente respecto a 2019, lo que augura un primer trimestre [de 2022] más difícil de lo esperado”, consideró el miércoles el director general de IATA, Willie Walsh. Su organización federa a más de 290 compañías, que totalizan el 83 % del tráfico aéreo mundial.

Hasta ahora, el escenario de IATA para 2022 prevé situaciones muy diferentes en función de las grandes zonas geográficas, con las aerolíneas estadounidenses volviendo a la senda de la rentabilidad (9.900 millones de dólares de beneficios acumulados).

Por su parte, las compañías europeas, con gran preponderancia de servicios internacionales, deberían seguir siendo deficitarias en 2022, con una pérdida prevista de 9.200 millones de dólares.

Lea: En los primeros 12 días del año se cancelaron 378 vuelos por ómicron en Colombia

Ahora el panorama es incierto, pues el crecimiento se podría resentir tanto por las restricciones como por los estragos causados por la contagiosa variante en las plantillas de las empresas. Las aerolíneas Delta y United, por ejemplo, han reportado que una considerable parte de su personal se ha contagiado, lo que se traduce en la reducción de su operación.

Y, como era de esperarse, la situación también está afectando los vuelos nacionales e internacionales de Colombia. La Aeronáutica Civil informó que, entre el 1° de enero de 2022 y el 12 del mismo mes, se han cancelado 378 vuelos, dejando afectados a 39.414 pasajeros.

Avianca informó que los contagios ya generaron la cancelación anticipada, entre el 1° y el 15 de enero, de varios vuelos, principalmente domésticos, que corresponden al 4 % de la operación total. Latam Airlines reporta un escenario similar, en los últimos días informó que ya canceló 53 vuelos, por lo menos hasta el domingo 16 de enero y que el 18 % de su tripulación se ha visto afectada por el virus.

Read more!

Lea más noticias de economía

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.