Publicidad
7 Apr 2022 - 5:23 p. m.

“La inflación es una enfermedad que hay que curar rápidamente”: Banco Mundial

La organización presentó el informe en el que bajó la proyección de crecimiento económico para este año en Latinoamérica y el Caribe, pasando de un 2,6 % a un 2,3 %. El pronóstico para Colombia es de 4,4 %. El conflicto en Ucrania mantiene un nivel de incertidumbre en el que los expertos consideran que es mejor tomar los pronósticos con cuidado. La inflación sigue siendo un dolor de cabeza.
El economista en jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe dijo que es una prioridad atacar la inflación, especialmente en los alimentos. - Imagen de referencia
El economista en jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe dijo que es una prioridad atacar la inflación, especialmente en los alimentos. - Imagen de referencia
Foto: Agencia Bloomberg

El Banco Mundial presentó el informe semestral sobre la región. El organismo espera que Latinoamérica crezca un 2,3 % en 2022, tras el avance de 6,9 % en 2021. Lo que implica una disminución en la perspectiva de crecimiento que antes era de 2,6 %. Además, la proyección para 2023 todavía es modesta, de un 2,2 %, antes era 2,7 %. En el caso de Colombia, el Banco Mundial prevé que el país crecerá 4,4 %.

William Maloney, economista en jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe y autor del informe, explicó que la región se está recuperando de la crisis, con cifras levemente por encima del 2019, pero el progreso es insuficiente “paliar los niveles de pobreza”. De hecho, implica regresar a las tasas de crecimiento de la década de 2010.

Además, aunque los aumentos proyectados para el Producto Interno Bruto (PIB) permitirán a la mayoría de los países de la región recuperar parte de las pérdidas que dejó la pandemia, el porcentaje sigue siendo muy bajo, tanto así que, si se confirman esas cifras al finalizar 2022, el crecimiento estará entre los más bajos del mundo.

También le puede interesar: Cuál es la visión de la OCDE sobre la economía colombiana

El trabajo, como en todo el mundo, se enfoca en la recuperación social, el empleo, los años perdidos en términos de educación, entre otras cosas, pero también en la recuperación fiscal.

En el primer aspecto, datos del informe muestran que queda mucho camino por recorrer, por ejemplo, el cierre de los colegios y la perdida de aprendizaje se podría evidenciar en la reducción de un 10 % de los ingresos futuros de millones de jóvenes que están en edad escolar. Además, los “costos sociales” también son desiguales, en el caso del empleo son las mujeres las más afectadas.

Y en cuanto a las finanzas, una de las mayores preocupaciones es la inflación que se encuentra entre el 6 % y el 7 %. Si bien inicialmente se pensó que sería pasajera, en todo el mundo se ha hecho evidente que no es así. El economista jefe acepta que “vamos a lidiar con la inflación por más tiempo de lo que pensábamos”, un fenómenos que impacta el crecimiento, pero que también podría tener efectos en la estabilidad social.

Guerra en Ucrania

Un elemento clave en este momento es el conflicto en Ucrania. La situación, como lo explicó Maloney, es una causa importante en la rebaja de la perspectiva de crecimiento. El precio de las materias primas, la inflación de los alimentos y la pérdida de mercados son algunas de las razones para mantener la alerta.

Puede leer: Papa, yuca y plátano: así va la producción de los alimentos más caros en Colombia

Como Rusia es uno de los principales proveedores de fertilizantes, pero también un mercado importante de exportación, el informe del Banco Mundial indica que la guerra seguirá generando presión sobre los productos. Es decir, la inflación puede seguir aumentando, situación que obliga a los bancos centrales a subir todavía más las tasas de interés.

La mayoría de expertos reconocieron en la presentación del informe que hay incertidumbre, de ahí que los pronósticos deben tomarse con cuidado.

Lea: ¿Por qué la guerra en Ucrania afectará el precio de los alimentos en el mundo?

Para el presidente el aumento del precio de los alimentos debe atacarse: “la inflación es una enfermedad que hay que curar rápidamente”. La gran pregunta es cómo hacerlo.

Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano (Inter-American Dialogue), afirmó que el gran dilema para todos los Gobiernos es cómo equilibrar la responsabilidad fiscal y atender las demandas sociales. “La manera de navegarlo es hacer las reformas nacionales a un ritmo que no ponga en riesgo la gobernabilidad”, recomendó.

Otro elemento para tener en cuenta es el aumento en el precio del gas, petróleo, metales y granos. En este escenario se asume que habrá un impacto positivo en los países exportadores, pero para quienes importan los precios más altos son sinónimo de más pobreza.

También puede leer: Cuáles fueron los alimentos que más y menos subieron en Colombia para marzo

Cambio climático

América Latina tiene un reto importante en cuanto al cambio climático. Cifras del Banco Mundial muestran que las últimas décadas el 1,7 % del PIB anual se ha ido en desastres relacionados con eventos climáticos, y se estima que para 2030 podrían caer en la pobreza extrema 5,8 millones de personas por esta situación. Y aunque la zona produce el 8 % de los gases de efecto invernadero globales, igual sufre las consecuencias del calentamiento global.

De ahí que en la presentación estuvo en el centro la importancia de proteger el medio ambiente y la pregunta de cómo avanzar en ese sentido.

Maloney reconoció que la región tiene una ventaja comparativa verde con, por ejemplo, la red eléctrica más ecológica del mundo y el potencial en energía eólica; sin embargo, llamó la atención sobre los retos de avanzar en la implementación de la tecnología que suele ser lenta, implementar las reformas estructurales que se han postergado por años y aprovechar el “nuevo orden mundial limpio”.

Lea también: Infraestructura vial y medio ambiente: ¿cómo va el país más allá del discurso?

Shifter, por su parte, se refirió a que Brasil y México no tienen grandes compromisos con la transición energética, reconociendo que hay obstáculos y desafíos que persisten.

La agricultura también estuvo en el centro, teniendo en cuenta que el calentamiento global impactará los cultivos. Eugenia Saini, Secretaria Ejecutiva de FONTAGRO, recordó que en América Latina el sector es diverso, por eso hay que pensar en trabajar “mano a mano” con cada grupo para poder materializar los avances tecnológicos.

Sobre el precio de los fertilizantes, Saini aseguró que el problema no es algo nuevo, pues los fertilizantes, junto con las semillas, representan el mayor porcentaje de los costos directos para el sector. Por ahora, avanzar en desarrollos científicos y tecnológicos es para la experta el mejor camino.

💰📈💱 ¿Ya te enteraste de las últimas noticias económicas? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Recibe alertas desde Google News